HERRAMIENTAS DE EVALUACIÓN EN EL AULA – DESCARGA GRATUITA

Ningún esfuerzo por cambiar las escuelas puede tener éxito, si no se diseña un acercamiento a la evaluación que sea coherente con el cambio deseado.
Enseñar, aprender y evaluar son tres procesos inseparables que deben ser coherentes en su forma de desarrollo, de lo contrario, producen efectos contradictorios en la formación del alumnado. Por ello, no puede cambiarse uno sin cambiar los demás ya que cualquier modificación que se produzca en una, repercutirá de inmediato en el otro.

Entonces el reto consiste en desarrollar el proceso evaluativo pertinente para el cambio planteado en el Currículum Nacional Base, donde las prácticas habituales de evaluación han cambiado por no ser funcionales y ahora, se recurre a técnicas e instrumentos alternativos incorporados a las actividades diarias del aula, con el propósito de recopilar la evidencia de cómo los y las estudiantes procesan el aprendizaje y llevan a cabo tareas reales sobre un tema en particular.

Estas técnicas y procedimientos permiten lo siguiente:

Hacer énfasis en las fortalezas y en los aspectos positivos de los y las estudiantes.
Determinar las debilidades y necesidades de los y las estudiantes con el propósito de proporcionar el reforzamiento pertinente.
Tener en cuenta los estilos de aprendizaje, las capacidades lingüísticas, las experiencias culturales y educativas de los y las estudiantes.

Con este nuevo enfoque se hace énfasis en que los alumnos y las alumnas desarrollen la habilidad para resolver problemas en diferentes circunstancias y contextos, de la vida diaria o en condiciones preestablecidas por el o la docente con cierta intencionalidad.Click para Twittear
Aún más, con la incorporación de niños y niñas con necesidades especiales en las aulas regulares se hace necesario utilizar la evaluación diferenciada la cual consiste en la aplicación de procedimientos de evaluación adecuados para atender a la diversidad de alumnos existente en cualquier grupo.

Este tipo de evaluación permite: Evaluar a niños o jóvenes con impedimentos o limitaciones físicas o mentales temporales (fracturas, depresión, estrés, estados medicamentosos, etc.) y atender las necesidades de acuerdo con las adecuaciones curriculares elaboradas para el efecto.
Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.
ENLACE DEL PDF: 
¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.
ENLACE ENCONTRADO EN GOOGLE DRIVE: HERRAMIENTAS DE EVALUACIÓN EN EL AULA PDF
ENLACE ENCONTRADO EN MEGA.NZ: HERRAMIENTAS DE EVALUACIÓN

La entrada HERRAMIENTAS DE EVALUACIÓN EN EL AULA – DESCARGA GRATUITA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

CÓMO PODEMOS SER MÁS AFECTIVOS Y EFECTIVOS EN EL AULA

Aunque gestionar lo afectivo en nuestras aulas tal vez podría a veces parecer algo complejo, no tiene por qué ser así y merece mucho la pena tener en cuenta la dimensión afectiva porque su influencia en el aprendizaje es indudable. Hace muchos años Earl Stevick dijo que el éxito en el aprendizaje de una lengua extranjera depende sobre todo de lo que pasa dentro de y entre las personas en el aula.

Con “dentro de” se estaba refiriendo a los factores individuales -de personalidad, como confianza, autoestima, motivación, estilos de aprendizaje…- y con “entre”, a las relaciones que se establecen en el aula.
En otras palabras, el éxito en el aprendizaje depende de lo afectivo. Los factores afectivos son tan importantes para el aprendizaje de una lengua porque pueden facilitar u obstaculizar los procesos cognitivos necesarios para aprender. Sabemos que si el alumno se siente motivado e interesado y tiene confianza en sus capacidades, todo es más fácil. Por el contrario, si el estudiante siente miedo o ansiedad, nos enfrentaremos a muchos obstáculos (De la enseñanza afectiva al aprendizaje efectivo).
La Licenciada Reyes Ortega, formadora de profesores y profesora en el máster de ELE de la universidad Pablo de Olavide de Sevilla, publicó en el Blog CLIC.ES «7 Consejos para ser más Afectivo y Efectivo en el aula» y que nosotros compartimos con fines educativos – pastorales.

7 CONSEJOS PARA SER MÁS AFECTIVO Y EFECTIVO EN EL AULA
1. Relájate y sonríe.
Estar relajados es imprescindible para dar lo mejor de nosotros mismos. Nos ayuda a estar más atentos a nuestros alumnos, a escucharlos más y mejor, a dar mejores explicaciones, a transmitirles confianza y cercanía.
¿Te cuesta relajarte? ¿Por qué no pruebas las respiraciones abdominales? Además, cuando soltamos las tensiones sonreímos más;  la sonrisa es un lenguaje universal y nuestra mejor tarjeta de presentación. Incluso se dice que puede tener un efecto terapéutico.
2. Cuida los gestos, investiga su significado en otras culturas.
Si tenemos en cuenta que la comunicación no verbal (CNV) es la que más información transmite en una comunicación, debemos ser especialmente cuidadosos con este tema y dedicarle espacio en tus clases.
Nuestras expresiones y gestos constituyen un sistema de señales conocido y usado por los miembros del grupo pero que pueden ser opacos o contradictorios para los pertenecientes a otras comunidades. Los gestos tienen distintos significados según las diferentes culturas.
Por ejemplo,  el movimiento de la cabeza de arriba a abajo  no siempre se traduce por una afirmación, es más, en algunos lugares puede enviar el mensaje contrario. Es por esto por lo que el análisis y la  enseñanza de la CNV anticipa problemas en el aula y evita los malentendidos y los juicios erróneos fuera de ella.
3. Sé paciente con tus alumnos y con el tiempo que les lleva aprender.
Reconoce su derecho a aprender equivocándose. Es imposible aprender nada sin errar; nuestra experiencia vital así nos lo dice.  Es un derecho de cada alumno que debemos reconocer y hacer respetar.
Además, recuerda que todos tenemos un ritmo de aprendizaje diferente y que cada uno de nosotros aprendemos aspectos diferentes en cada ocasión.
4. Valora sus avances.
Anímalos destacando aspectos positivos. [Tweet “Aprender un nuevo idioma es un gran reto cognitivo y afectivo.”] Iniciar este viaje produce no pocas inseguridades, así las palabras de aliento y estímulo de los profesores  ayudan a los alumnos a reconocer y valorar sus propios logros, a motivarse y a conocer las distintas etapas del proceso de aprendizaje. Siempre, aunque a veces no lo parezca, estamos aprendiendo y avanzando.
5. Motívalos proponiéndoles temas y tareas de su interés y actividades útiles y significativas.
Muchos autores afirman que: “La falta de interés en el tema repercute negativamente en la comprensión” y por lo tanto en el aprendizaje. Si esta máxima es cierta, y creemos que lo es, tendremos que asegurarnos de que todos los temas que llevamos al aula responden a una necesidad o a un interés real de nuestros alumnos, así nos aseguramos contar con el corazón del aprendizaje: la motivación.

6. Respeta su estilo de aprendizaje.
Hay muchas formas diferentes de aprender y todas son válidas. Los estilos de aprendizaje son “las preferencias y tendencias altamente individualizadas de una persona que influyen en su aprendizaje”. Cada aprendiente usa unas herramientas distintas para aproximarse a la información y estas pueden no coincidir con las de sus compañeros o con las de su  profesor.
Algunos docentes suelen valorar excesivamente a los alumnos que coinciden con su propio estilo de aprendizaje y no comprender suficientemente a los alumnos que muestran uno contrario. Averigua qué tipo de alumno eres tú, qué tipo de alumnos tienes y a partir de ahí,  propongamos tareas respetuosas que integren todos los estilos en el aula.
7. Conoce a tus alumnos.
El éxito en el proceso de aprendizaje y enseñanza depende en gran medida de este consejo. Cada persona trae al aula un bagaje diferente: unos valores, unas creencias, unas inquietudes, unas expectativas, etc.  Conocer a nuestros estudiantes y favorecer que se conozcan entre sí nos ayudará a ayudarlos a aprender y a conseguir sus propias metas.
Este contenido ha sido publicado originalmente por Formación en un CLIC en la siguiente dirección: clic.es
La entrada CÓMO PODEMOS SER MÁS AFECTIVOS Y EFECTIVOS EN EL AULA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

¿CÓMO DESARROLLAMOS PROYECTOS EN EL AULA?

Que los niños y las niñas usen la biblioteca del aula con distintos propósitos (disfrutar, informarse, seguir instrucciones, saber más sobre algo, entre otros) nos hace mirarlos como lectores y escritores en formación desde la educación inicial. Esto supone pensar en la biblioteca como un espacio en el que los niños y las niñas puedan interactuar con diversos materiales de lectura. Esta diversidad permite que los niños conformen progresivamente una comunidad de lectores y escritores aun antes de leer y escribir de manera convencional.

La biblioteca se convierte entonces en un espacio vivo donde se generan interacciones entre niños, niñas, docentes y los materiales de lectura. A través de estos espacios, se busca que los niños tengan múltiples oportunidades de interacción con diversidad de géneros y subgéneros, autores, ilustradores, colecciones, editoriales, etcétera. También pueden ser espacios donde circulen comentarios y recomendaciones entre los niños, las niñas y el docente, y entre los niños y las niñas solos, con el propósito de profundizar y ampliar sus horizontes como pequeños lectores.
Si queremos que la biblioteca sea este espacio dinámico, es importante que los niños y las niñas se involucren desde la organización. Esto quiere decir que sean ellos, junto con el docente, quienes ordenen los libros, dispongan el espacio, establezcan acuerdos para su uso, etcétera.
Tomando en cuenta todo lo mencionado acerca de la biblioteca, consideramos conveniente embarcarnos en una nueva aventura y presentarte la experiencia de Mónica, una docente de educación inicial que se enfrenta a un problema: los niños y las niñas no usan con frecuencia la biblioteca. Para resolverlo, Mónica plantea desarrollar un proyecto de organización y uso de la biblioteca de aula.

A lo largo de este fascículo, te contaremos cómo la docente, a partir de la investigación, aclara ideas en torno a la biblioteca y su uso. Esto le permite plantear con solvencia el proyecto e involucrar a los niños y las niñas en su planificación, ejecución y evaluación. Luego de la evaluación del proyecto, la docente reflexiona en torno al uso de la biblioteca y plantea una situación de aprendizaje en la cual la biblioteca es un factor central.
Acompáñanos a disfrutar la historia de Mónica, quien nos narra lo vivido con sus niños en el desarrollo del proyecto “Organizamos y usamos la biblioteca de aula”. Día a día, veremos cómo la biblioteca va cobrando vida e invita a los niños a sentarse y quedarse en ella disfrutando de la magia de los libros.
Recuerda que generar momentos de encuentro de los niños con los libros facilita que estos se vinculen con los textos y avancen en el proceso de ser lectores y escritores competentes desde el inicio de la educación inicial.
Te invitamos a recorrer cada una de las páginas del fascículo y a acompañar a la docente Mónica en esta aventura cargada de emoción, que nos permitirá reflexionar sobre cómo los niños aprenden y cómo tienen un rol protagónico en la construcción de sus aprendizajes.
MATERIAL DE DESCARGA:
¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.
DESCARGA: ¿CÓMO DESARROLLAMOS PROYECTOS EN EL AULA?
La entrada ¿CÓMO DESARROLLAMOS PROYECTOS EN EL AULA? se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

NEUROCIENCIAS EN EL AULA: HAY QUE GENERAR LAS CONDICIONES NECESARIAS PARA DESARROLLAR LA SITUACIÓN DE APRENDIZAJE

Docentes de todo el país recibirán información sobre cómo aplicar esta disciplina; atrasar el horario de ingreso, uno de los debates.
La cantidad de jóvenes que en la actualidad se muestran desmotivados, que no tienen deseos de estudiar o creen que lo que aprenden no les sirve para nada es preocupante.
La definición es de Facundo Manes, rector de la Universidad Favaloro y presidente de la Fundación Ineco, que tejió alianzas con el Ministerio de Educación de la Nación y el bonaerense para introducir las neurociencias en el aula.

Los primeros pasos de este vínculo se darán en poco tiempo, cuando los docentes de todo el país reciban información sobre cómo aplicar esta disciplina en su proyecto pedagógico.
El Gobierno creó un laboratorio de neurociencia aplicada a la educación que incluirá talleres específicos sobre cómo las emociones están relacionadas con el aprendizaje. Corrientes será la primera provincia en desarrollar un taller para sus maestros; esa experiencia inicial sucederá en las próximas semanas. “Involucrar las emociones en el aprendizaje se vuelve fundamental para motivar, para captar la atención del cerebro y así potenciar y mejorar habilidades y talentos, o detectar déficits en los niños en los primeros años de la escuela sin tener que esperar a situaciones casi irreversibles”, dice Manes.

Mercedes Miguel, secretaria de Innovación y Calidad Educativa del Ministerio de Educación de la Nación, plantea la necesidad de “dar luz a los grises que tiene la pedagogía”. No se encierra sólo en la importancia de instruir a los docentes sobre aspectos neurocientíficos, sino en pensar en algunas modificaciones del sistema educativo para mejorar la atención del alumno en el aula.
Una de las cuestiones que desliza es la posibilidad, sin fecha cierta, de que el horario de inicio de clases matutino del nivel medio se retrase un poco. “En algún momento tendremos que dar esa batalla”, anticipa a LA NACION la funcionaria.
“Los adolescentes son típicamente búhos. Las agujas de su reloj biológico apuntan a más tarde”, resume el doctor en biología Diego Golombek. Y da un ejemplo: “En 1996, el Edina High School de Minnesota, Estados Unidos, pasó de iniciar sus clases a las 7.30, a las 8.20. El resultado fue muy bueno para sus alumnos”.
Golombek hizo ese comentario ante un auditorio que trabaja en la mejora continua de la calidad educativa: unas 800 personas, entre directores de escuelas, docentes y personal auxiliar, reunidas por la Fundación Santillana en su V Congreso de Educación Digital.

Cerebros dormidos
“En los adolescentes, recién a las 23 empieza la producción de melatonina, y se detiene a las 8. Recién ahí el cerebro del adolescente está despierto y alerta. Antes de esa hora sus cerebros están literalmente dormidos. Hay investigaciones, como A’s from Zzzz’s, que señala que despertar a un adolescente a las 7 es equivalente a despertar a un adulto a las 4. En otros países el cambio de horario de clases está instalado. Acá todavía no”, señalan Florencia Salvarezza y Andrea Abadi, directoras del Instituto de Neurociencias y Educación y del Departamento Infanto Juvenil de la Fundación Ineco, respectivamente.
“Hay que generar las condiciones necesarias para desarrollar la situación de aprendizaje”, dice el médico y psicólogo español Tomás Ortiz Alonso, al disertar en “Cómo llevar las neurociencias al aula”, ante profesionales y estudiantes de la Fundación UADE. Allí presentó el método que desarrolló y ya se aplica en 30 colegios de su país con buenos resultados: Hervat, el acrónimo de Hidratación, Equilibrio, Respiración, Visión, Audición y Tacto.
“Éste es un método que se puede aplicar en niños desde los tres hasta los 80 años -dice-. Si funciona hay que seguirlo haciendo, y si no, no hay que hacerlo más.” Y advierte: “El aprendizaje es un proceso lento”.
“El gran error de la educación viene de los últimos 200 años: se pasó de la acción al conocimiento de las cosas. ¿Cómo aprendía un chico a ser albañil? Haciendo la práctica todos los días. ¿Qué padres tienen un método para enseñarle a su hijo la lengua propia? Se aprende por repetición: mamá, mamá, papá, papá”, ejemplifica Ortiz Alonso.

A su criterio, “el mismo procedimiento metabólico digestivo se tiene en el sistema metabólico cerebral. Si como varias veces por día, los siete días de la semana, debería hacer ejercicios repetitivos, regulares, precisos y sistemáticos todos los días”. Por eso el lunes es tan difícil: “Si no se hace nada ni el sábado ni el domingo, es un empezar otra vez”.
Este contenido ha sido publicado originalmente por La Nación en el siguiente dirección: lanacion.com.ar
La entrada NEUROCIENCIAS EN EL AULA: HAY QUE GENERAR LAS CONDICIONES NECESARIAS PARA DESARROLLAR LA SITUACIÓN DE APRENDIZAJE se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

CÓMO INNOVAR EN MI AULA: TRES ACCIONES

Uno de los desafíos más grande es innovar en el aula. Existe una tensión entre el profesor, desde su experticia, se presenta ante los estudiantes como que, que será quien active el proceso de enseñanza-aprendizaje, pero también es cuestionado por no ser parte del grupo, ser quien impone las reglas.
No siempre son necesarias las últimas tecnologías, ni las mejores instalaciones para ser un profesor innovador, pero si hay algo que es cierto es que siempre es tiempo de innovar. En todo momento podemos desafiarnos y buscar nuevas formas de enseñar.

Compartimos con fines educativos – pastorales la publicación del portal INED21 donde muestra 3  acciones de cómo innovar en el aula:
CREAR E INNOVAR EN EL AULA: TRES ACCIONES
El desiderátum de la educación actual parece que pasa, y coincidimos una mayoría,  por la creatividad e innovación en nuestras aulas. Una aspiración que difícilmente alcanzaremos si no rompemos con las rutinas diarias y las formas de enseñar y aprender habituales.
No es difícil observar aulas donde el libro de texto es la base de la enseñanza, donde los alumnos continúan realizando una serie de ejercicios repetitivos y donde a la postre lo que cuenta es una serie de exámenes memorísticos.
De todos modos, también es fácil encontrar prácticas docentes donde el alumno tiene un papel activo en el aula. Espacios donde se alterna la pizarra con otra serie de actividades, dentro y fuera del aula, con una finalidad: crear para aprender y aprender para crear. Docentes que se replantean sus programaciones, diseñan y experimentan nuevos cauces -innovan- para llegar al alumno.
Parece que legisladores y dirigentes, con escasa visión de futuro y del presente, no han advertido que uno de los objetivos de la educación pasa por emocionar y motivar al alumno para que ahonde en su aprendizaje. Por ello, la creatividad e innovación son magníficas herramientas para lograr estos propósitos. Modificar currículos de las materias en base a diferentes contenidos y cargas lectivas diversas, no supone avance alguno en este aspecto. Incluso, estamos retrocediendo si aplicamos reválidas o pruebas diagnósticas que sólo nos llevan a enseñar buscando unos resultados uniformes.
En mi opinión, a través de las siguientes acciones, podemos acercarnos al objetivo anteriormente mencionado:

Provocar la curiosidad
Activar al alumno: protagonista en el aula
Aprender de forma significativa

Provocar la curiosidad es tarea complicada, pero fundamental, para captar la atención del alumno. La neurociencia y la experiencia nos dicen que un alumno curioso aprende de forma natural más fácilmente. Pero, ¿cómo encender la curiosidad? Francisco Mora en su libro “Neuroeducación” (2013) nos ofrece diversos recursos:

Comenzar la clase con algo provocador: frase, dibujo, pensamiento…
Presentar un problema cotidiano al principio de las clases para despertar al alumno.
Crear una atmósfera para el diálogo por parte de los alumnos, que los alumnos no se vean cuestionados.
Dar tiempo para que algún alumno desarrolle algún argumento y se vea así motivado para encontrar solución al problema planteado ante los demás.
Incentivar a que el alumno plantee problemas de forma espontánea.
Introducir elementos durante la clase que impliquen incongruencia, contradicción, novedad, sorpresa, complejidad, desconcierto, incertidumbre…
Procurar la participación activa del estudiante
Reforzar el mérito y el aplauso ante una buena pregunta o resolución
Modular pero no dirigir la búsqueda de respuestas y menos proporcionar la resolución del problema

A estas nueve propuestas, le añadiría el humor como ingrediente fundamental en el aula. Un humor que puede servir para provocar, transgredir, romper el tedio o acercarnos al alumno. Un acercamiento vital para aproximarnos a la memorabilidad a través de las emociones; si logramos emocionar el aprendizaje fluirá irremediablemente.

Por otro lado, tenemos la opción de activar al alumno en el aula:  el alumno como protagonista del proceso de enseñanza y aprendizaje. Es imprescindible que el alumno reflexione, lea, discuta, utilice herramientas TIC o TAC y elabore sus propios contenidos. Pasar del alumno espectador a un alumno prosumidor que, además de aprender del docente, es capaz de producir recursos propios de calidad.
El uso de metodologías activas es un medio básico para brindar este papel protagonista al alumno. El aprendizaje por proyectos (PBL), el aprendizaje cooperativo, el aprendizaje-servicio (ApS), el aprendizaje basado en problemas, el desarrollo de las inteligencias múltiples, el pensamiento visual, flipear la clase, etc. son posibilidades a nuestra disposición para abandonar la pizarra o la cómoda silla del profesor y ponernos a trabajar junto a los alumnos.
Por último, y no menos relevante, es la experimentación del aprendizaje significativo. Un aprendizaje que tiene lugar cuando conectamos los conocimientos y experiencias previas del alumno con los nuevos conocimientos. Pasar de un aprendizaje basado en fichas o libros de texto a un aprendizaje que conecta con el mundo real. Dejar de lado o minorar el aprendizaje mecanicista y basado en la pura memorización, a un aprendizaje donde el alumno y el docente deben procesar la información  y actuar como un disc-jockey que mezcla lo que considera más relevante (Reduvolution (2013) de María Acaso.
El aprendizaje significativo implica trabajar el concepto del Entorno Personal de Aprendizaje (PLE) como sistema que permite al alumno y al docente (estudiante permanente) tomar el control y dirigir su propio aprendizaje gracias a sus herramientas TIC y redes personales. El PLE como ecosistema que facilita la comprensión y el aprendizaje autónomo del alumno.
Probablemente no existe una fórmula mágica para educar y formar alumnos más creativos o innovadores, pero sí resulta evidente que la educación actual debe transformarse a un ritmo más ágil. Y en este cambio, los docentes somos, pese a la normativa educativa, los intérpretes principales.
Este contenido ha sido publicado originalmente por INED21 en la siguiente dirección: ned21.com
La entrada CÓMO INNOVAR EN MI AULA: TRES ACCIONES se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

CUANTOS MENOS POLÍTICOS SE IMPLIQUEN EN TEMAS EDUCATIVOS, MAYOR LA OPORTUNIDAD DE QUE PARTICIPEN ALUMNOS, PADRES Y PROFESORES

El estadístico e investigador alemán en el área de la educación. Andreas Schleicher (Hamburgo, Alemania, 1964), estudió Física en Hamburgo, matemáticas en la Universidad de Deakin en Australia, donde se graduó con una Maestría en Ciencias (1992). Actualmente es director de Educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y propulsor del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA). En cuestión de política educativa a nivel internacional, ha acompañado a los responsables de la educación de más de 70 países en la tarea de diseñar e implantar políticas y prácticas progresistas.

En un mundo en el que el tipo de cosas que resulta fácil enseñar y evaluar también se han vuelto fáciles de digitalizar y automatizar, habrán de ser nuestra imaginación, nuestra concienciación y nuestro sentido de la responsabilidad los que nos permitan aprovechar las oportunidades que el siglo XXI brinda de conformar un mundo mejor. Schleicher opina que los centros educativos del futuro tendrán que ayudar a los estudiantes a pensar por sí mismos y a cooperar con los demás, mostrando empatía, tanto en el ámbito laboral como en el cívico. Asimismo, deberemos apoyarlos para que desarrollen un sentido sólido del bien y del mal y la sensibilidad hacia las peticiones de otras personas.

La periodista Elisa Silió de la sección Educación del diario EL PAÍS (España), entrevistó a Andreas Schleicher, con ocasión de la presentación de su libro próxima publicación en el cual podrá visualizar el video de presentación del libro “Primera Clase. Cómo construir una escuela de calidad para el siglo XXI”, en Madrid. Por motivos únicamente educativos, compartimos parte del diálogo (los resaltados en negritas son nuestros y uniendo respuestas), que consideramos podrían ser de interés general para quienes estamos en la tarea educativa. Nuestro deseo de actualizarnos permanentemente, “aprendiendo” de las experiencias de los demás como dijo Voltaire, y como ha insistido el recordado motivador mexicano Miguel Ángel Cornejo, nos hace más humildes y abiertos, para que el logro de los otros sea el inicio de un nuevo caminar educativo ajustado a la realidad personal. MIGUEL ÁNGEL CORNEJO NOS EXPLICA: ¿QUÉ ES UN PARADIGMA?
Compartimos, un video de Eje Central TV, que presenta una entrevista (en un aparte del “break”) al maestro Andreas Schleicher, durante un evento en México (2015); en la cual responde a la realidad de la educación mexicana, pero que puede sernos útil, como premisa para nuestra siguiente publicación.
ENTREVISTA CON ANDREAS SCHLEICHER, DIR. EDUCACIÓN Y HABILIDADES DE LA OCDE(6´03”)

ELISA SILIÓ: El consultor británico Ken Robinson afirmaba el otro día en este diario que en Hong Kong hay agencias que preparan a los niños de tres años para entrar en la guardería. ¿No es excesivo?
ANDREAS SCHLEICHER: “Creo que puede haber una obsesión con el conocimiento cognitivo, pero en Hong Kong hay más entornos educativos innovadores que en España. No hay que caer en estereotipos. Por supuesto, la guardería tiene que estar conectada con el desarrollo social y emocional de los niños”.
ELISA SILIÓ: Sorprende cuando afirma que la ratio de alumnos por clase no influye en el rendimiento.
ANDREAS SCHLEICHER: “Es un mito. Si uno no cambia las prácticas de docencia, da igual que tengas 20 estudiantes o 30. Obviamente las clases pequeñas son una ventaja, pero la cuestión es: si tenemos un euro de más de presupuesto, ¿lo gastamos en menor ratio, en un mejor salario para el profesor o en una carrera profesional? La solución es gastar dinero en que los profesores tengan tiempo de hablar con los padres o atender individualmente. […] En Shanghái, por ejemplo, los docentes imparten de 11 a 16 horas a la semana, [en algunos lugares] hay una estructura de trabajo muy industrial. […] Los profesores enseñan planes de estudios, pero no son dueños de su práctica, no tienen tiempo de estar con los compañeros, no pueden participar en las decisiones del centro… Es como si trabajasen en una fábrica, en una cadena de producción. Lo que tienen que ser es trabajadores que conozcan su trabajo, que sean dueños de su carrera. Hablamos mucho de la educación permanente, pero los alumnos no van a estar siempre formándose si ven que sus profesores no lo hacen”.

ELISA SILIÓ: ¿Deberes sí o no?
ANDREAS SCHLEICHER: “Son una gran oportunidad de que los alumnos se hagan responsables de su propio aprendizaje, pero nunca deberían ser un sustituto del colegio. No habría que pedir que hagan lo que no ha dado tiempo en el colegio y además que colaboren los padres”.
ELISA SILIÓ: Usted insiste mucho en la implicación de los padres.
ANDREAS SCHLEICHER: “Subestimamos el papel tan importante que juegan las familias. En los sistemas que tienen éxito están muy implicados. Hace dos años estuve en una de las zonas más pobres de China y pregunté a una profesora cómo hacía para que participasen en la escuela unos padres sin formación. Ella me dijo que les llamaba dos veces a la semana. “¿Y no es una gran carga para ti?”, le pregunté. La profesora se sorprendió y contestó: “Nunca lo había pensado. Si no tuviese su ayuda sería imposible que hiciese mi trabajo”. Ella los veía como un enorme recurso”. […] Normalmente, en todos los países se llama a los padres cuando el alumno causa un problema y siempre el padre defiende al hijo y no se soluciona nada. Falta comunicación. En Suecia, al final del curso, los profesores se reúnen con cada uno de sus alumnos y sus padres. La norma que hay que cumplir es que nadie puede quejarse del otro”.
La entrevista original y completa, que recomendamos leer, la encuentra en este enlace: “LOS PROFESORES EN ESPAÑA PARECE QUE TRABAJAN EN UNA CADENA DE PRODUCCIÓN”
Les invitamos y les recomendamos, encontrar un tiempo (tan difícil de por sí para los profesores), para leer nuestra próxima publicación en el cual podrá visualizar el video de presentación del libro “Primera Clase. Cómo construir una escuela de calidad para el siglo XXI” y el poder DESCARGAR GRATUITAMENTE el libro e – book, gracias a la Fundación Santillana.
“En la última evaluación, tres de cada cuatro profesores consideraban que sus colegios penalizaban la innovación”, [por eso es necesario] “empoderar a los docentes, incluyéndoles en el diseño del cambio, porque si no este no se producirá”.
REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF
La entrada CUANTOS MENOS POLÍTICOS SE IMPLIQUEN EN TEMAS EDUCATIVOS, MAYOR LA OPORTUNIDAD DE QUE PARTICIPEN ALUMNOS, PADRES Y PROFESORES se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

ESTRATEGIAS PARA AFRONTAR PROBLEMAS DE INDISCIPLINA EN EL AULA

“La relación entre disciplina y aprendizaje es crucial. Lo suficientemente claro es, que en un aula disciplinada es más fácil activar a los alumnos de la manera deseada por el profesor; por consiguiente, se podrá hacer un uso más racional del tiempo en la realización de las tareas, al no ser necesario su empleo en problemas organizativos. Por supuesto, la existencia de un aula disciplinada, no necesariamente implica que el aprendizaje esté teniendo lugar” (Geonel Rodríguez Pérez).
Sin embargo, la indisciplina en el aula (falta de disciplina, es decir, la ausencia por completo de un comportamiento considerado como normal y esperado dentro del contexto en el cual se produce (ABC), puede ser causada tanto de parte de los estudiantes como del docente.

Por parte de los estudiantes la más común se presenta con los problemas de hiperactividad, déficit de atención y aprendizajes, los cuales deben ser estudiados, en el aula de clase y así poder sacar un diagnóstico de lo que realmente necesita el niño dentro de su comportamiento; y por otra parte la indisciplina puede darse por la relación directa que existe entre profesor estudiante, y  las metodologías empleadas para comunicar un saber, en este sentido la indisciplina puede estar relacionada con las estrategias mal empleadas en el ámbito escolar, que no motivan ni despiertan interés ni curiosidad en los niños (cf https://zofra.wordpress.com/las-causas-de-la-indisciplina-en-el-aula/) .
Nos es necesario sumar información y mejorar la capacitación docente para enfrentar los no pocos casos de indisciplina en el aula que se presentan en la tarea docente. El Blog APOYO PRIMARIA, con muchos aportes bibliográficos, publica un artículo del Profesor Santos Rivera, en el que analiza las posibles causas de la indisciplina en el aula, tanto por parte de los estudiantes, como del docente, y expone 23 estrategias para afrontarla. Compartimos este artículo con fines únicamente educativos – pastorales, y que creemos será muy útil conocer y compartir con los padres de familia y colegas.
¿Conocemos a nuestros estudiantes y descubrimos las razones de su indisciplina? ¿Establecemos normas claras? ¿Transmitimos confianza y firmeza en nuestras exposiciones?
ESTRATEGIAS PARA AFRONTAR LA INDISCIPLINA EN EL AULA
Es común que en el salón de clases surjan problemas de conducta cuyas causas debemos detenernos a analizar. Unas veces pueden ser debidas a los alumnos, pero otras ocasiones la causa de los problemas de conducta pueden ser por culpa del docente.
Anteriormente compartimos algunas orientaciones para aumentar la motivación en los alumnos, ahora compartimos una serie de estrategias para afrontar la disciplina en el aula. Primero analizaremos las causas más comunes para posteriormente establecer algunas estrategias para afrontarlas.

Las causas de los problemas de indisciplina debidas a los alumnos pueden ser:

Problemas de conducta producidos por estrategias para captar la atención.
Problemas de conducta como consecuencia directa de las emociones negativas que tienen relación con la enseñanza, el fracaso repetido en clase, como no entienden se aburren y pasan a molestar al profesor o a los compañeros.
El fracaso constante, lleva al alumno a tener una opinión negativa sobre sí mismo (autoconcepto negativo) dejando una sensación de inadaptabilidad e incompetencia y una tendencia a la derrota al enfrentarse a las mismas tareas.
Influencias sociales de alumnos que arrastran a una mala conducta a toda la clase o a gran parte de ella.
Alumnos, que con carácter experimental, retan al profesorado para comprobar dónde están los límites de sus advertencias y a la vez comprobar en qué medida las amenazas cumplidas les pueden causar algún daño.
Problemas relacionados con el desarrollo cognitivo del alumno que le impiden seguir la acción formativa del profesor, dando lugar en algunos casos a problemas de conducta.
Los problemas afectivos (los que están asociados a las emociones y la personalidad) pueden influir notablemente en la conducta de la clase.
Extraversión-Introversión. Los alumnos extrovertidos preferirán un entorno que ofrezca múltiples relaciones y actividades sociales, mientras que el introvertido se sentirá incómodo en una atmósfera de trabajo muy rica y activa, esta situación, dentro del aula, puede provocar problemas de conducta.
Inestabilidad emocional, los alumnos inestables plantean problemas típicos de inadaptación personal, son inquietos, suspicaces, reservados.
Estilo cognitivo. Hay estilos de aprendizaje incompatibles en el aula.
Alumnos con dificultades especiales.

Conductas específicas de los docentes que generan problemas de conducta en los alumnos:

El caso del docente, que tiene “un componente de su personalidad” que influye negativamente en los alumnos.
La organización de la clase, la disposición física, la forma de impartir la clase y la disposición de los horarios puede dar lugar a problemas de control.
Planificación de la clase. Puede producir problemas de control cuando el paso de una actividad a otra no se hace adecuadamente.

ESTRATEGIAS PARA AFRONTAR LA DISCIPLINA EN EL AULA
Ya analizamos las posibles causas de los problemas de conducta, ahora veamos algunas estrategias para afrontar la disciplina en el aula:
Establece objetivos de interés, motivadores y realistas para los alumnos.

Logra conocer a los alumnos en clase y descubrir las razones que hay detrás de sus actos.
Prevé los probables problemas de control, decide las estrategias para su resolución y aplícalas con rapidez y de modo consecuente.
Mantén buena predisposición hacia el alumnado. El efecto “demonio” y la profecía autocumplida, si ya estamos impresionados positivamente por la conducta de alguien en un cierto contexto, nos sentiremos predispuestos de manera favorable hacia los esfuerzos que realice en otro.
Ayuda a los alumnos a desarrollar un autoconcepto positivo, orientado hacia el éxito. Para ello, en la medida de lo posible, procura encomendarles tareas acordes con su nivel de aptitudes. Un alumno con poca autoestima o que se considere un fracaso es mucho más probable que cause problemas de control.
Cambia de actividades dentro del aula para evitar que los alumnos caigan en el aburrimiento y la desmotivación.
Haz el entorno del aula lo más agradable, animado y estimulante posible.
Evita amenazas innecesarias o poco prácticas. Las amenazas desmesuradas que los alumnos saben que no se pondrán en práctica, sirven sólo para rebajar la opinión sobre el docente como alguien a quien no se debe tomar en serio.
Establece normas y procedimientos claros. No excederse en su número, ya que si son demasiadas es probable que se olviden de la mitad.
Procura ponerte en el lugar del alumno.
Autopresentación. El docente debe trasmitir a los alumnos:
Confianza en sí mismo: no hablar ni actuar de forma precipitada, mirar a la clase en general y a cada alumno/a en particular de forma tranquila.
Hay que evitar cualquier antagonismo injustificado o reacción exagerada ante la conducta de los alumnos.
Orientaciones e instrucciones precisas: las instrucciones deben ser breves, irán al grano y se expresarán en lenguaje sencillo.
Firmeza ante los problemas.
Conciencia de lo que está ocurriendo. Mantener el estado de alerta ante lo que sucede en el aula durante el trabajo o las explicaciones.
Disfruta enseñando. Esto ayuda a mantener un buen control de la clase y desempeña una parte importante del éxito de la enseñanza.
Puntualidad. Muchos de los problemas de control de la clase, surgen porque el profesor llega tarde o porque está entretenido en otras cosas.
Buena preparación de la clase.
Ponerse rápidamente a la tarea. Un vez que los alumnos están en el aula, hay que empezar la clase con rapidez y energía para centrar la atención en las explicaciones y en las tareas a realizar.
Insistir en la colaboración de toda la clase. Es fundamental conseguir una colaboración total antes de entrar en materia.
Utilizar la palabra con expresividad, con tono agradable y que no produzca cansancio o tensión.
Mantenerse alerta ante las incidencias de la clase. Moverse por el aula, mantener un buen contacto visual con los alumnos, darse cuenta de dónde van a surgir probablemente los problemas, concentrando ahí su atención.
Estrategias claras y bien comprendidas para enfrentarse a situaciones de crisis.
Distribución clara y equitativa de la atención del profesor.
Evitar comparaciones. Las comparaciones pueden generar hostilidad y resentimiento hacia los docentes por parte de las personas más desfavorecidas en esas comparaciones y también divisiones en el seno del aula.
Hacer un buen uso de la preguntas. El profesor que hace preguntas a alumnos concretos, está utilizando una estrategia muy valiosa para mantener atentos y activos a los alumnos.
Garantizar oportunidades adecuadas de actividades prácticas.
Organizar la clase de forma eficaz.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Apollo Primaria en la siguiente dirección: apoyo-primaria.blogspot.pe | Autor: Santos Rivera
La entrada ESTRATEGIAS PARA AFRONTAR PROBLEMAS DE INDISCIPLINA EN EL AULA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.