BEGOÑA IBARROLA: DIRIGIR Y EDUCAR CON INTELIGENCIA EMOCIONAL

Begoña Ibarrola nació en Bilbao en 1954, aunque reside en Madrid desde hace muchos años. Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid en 1977, ejerció como terapeuta infantil durante quince años y su trabajo ha estado siempre vinculado al mundo de las emociones. Hasta 1996 trabajó con niños y adolescentes con trastorno del desarrollo intelectual y problemas de conducta en diversos centros de la Comunidad de Madrid.

Desde 1994 realiza cursos de Educación Emocional en varios Centros de Formación de Profesores dependientes del Ministerio de Educación, y desde el año 2000 es profesora del Master de Musicoterapia e la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.
Entre sus trabajos, destaca la colección Cuentos para sentir, donde la autora recorre en sus historias las diferentes emociones que experimenta el niño en el camino de la madurez, ya sea alegría, tristeza, orgullo, envidia, vergüenza, culpa, etc. Biografía de Begoña Ibarrola.
A continuación compartimos con fines únicamente educativos la Ponencia del VII Congreso de Educación y Gestión de la especialista en Inteligencia Emocional Begoña ibarrola L. De Davalillo publicada en el portal de la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Esperamos que el siguiente material sea de utilidad para la comunidad Docente.
Dirigir y educar con Inteligencia Emocional
1. ¿ Qué es la Inteligencia Emocional?
La sociedad actual, sociedad de la información y del conocimiento, se caracteriza por la complejidad del mundo industrial y tecnológico, y por una tendencia a la mundialización económica y cultural. Por ello, exige el uso de todas nuestras capacidades y de nuevas competencias personales, sociales y profesionales para poder conseguir un desempeño efectivo y afrontar los continuos cambios que se nos imponen. Sin embargo, en muchos casos, las herramientas que utilizamos para lograr estos objetivos no son las más adecuadas y solo conducen a la frustración, la ansiedad o al estrés, que nos hace comportarnos de una manera inadecuada tanto con nosotros como con los demás, creando un círculo vicioso que por desgracia transmitimos a nuestros hijos y alumnos.
Quizás, uno de los motivos por los que esto sucede tiene que ver con la poca atención que tanto padres como educadores prestan a la dimensión emocional de los niños, dimensión que debe ser educada para que las emociones y los sentimientos que tan importantes son en nuestra vida, se conviertan en aliados y no en enemigos.
Hace unos años la UNESCO publicó el Informe Delors, donde se hace referencia a los cambios de estilos de vida que vive el mundo contemporáneo, se analizan las tensiones que ello provoca y plantea soluciones y alternativas para la educación del siglo XXI.

Tras recomendar cómo debemos superar estas tensiones, el informe dice textualmente: “Eso que proponemos supone trascender la visión puramente instrumental de la educación considerada como la vía necesaria para obtener resultados (dinero, carreras, etc.) y supone cambiar para considerar la función que tiene en su globalidad la educación: la realización de la persona, que toda entera debe aprender a ser”. A continuación el informe explica los cuatro pilares de la educación, en los que se hace clara referencia al mundo emocional:

Aprender a conocer, lo que equivale a dominar los instrumentos del conocimiento. Pero asegura que los métodos que deben ser utilizados para conocer deben favorecer el placer de comprender y descubrir, es decir, factores emocionales unidos al aprendizaje que lo potencian y lo hacen estimulante.
Aprender a hacer, lo que implica adquirir una formación para poder desempeñar un trabajo y a la vez una serie de competencias personales, como trabajar en grupo, tomar decisiones, crear sinergias, etc. Estas son competencias que forman parte de la I.E. (inteligencia emocional) como veremos más adelante.
Aprender a convivir y trabajar en proyectos comunes. Este es uno de los retos para este siglo, donde la convivencia entre personas diferentes nos obliga a descubrir lo que tenemos en común y a comprender que todos somos interdependientes. Pero para descubrir al otro antes tenemos que descubrirnos a nosotros mismos. Otra vez el informe hace referencia a competencias propias de la inteligencia emocional, como el autoconocimiento, la empatía y la destreza social.
Aprender a ser, refiriéndose al desarrollo total y máximo posible de cada persona, a su proceso de autorrealización que diría Maslow. Esta referencia a la educación integral, por sí sola justificaría la necesidad de educar con inteligencia emocional.

El informe destaca asimismo el papel de las emociones haciendo hincapié en la necesidad de educar la dimensión emocional del ser humano junto a su dimensión cognitiva, tarea en la que se ha centrado tradicionalmente el entorno educativo.. Es preciso reconocer, como nos dice Goleman, que todos tenemos dos mentes: una que piensa y otra que siente, pero ¿acaso razón y emoción se oponen? Ahora sabemos que no, que son dos formas fundamentales de conocimiento que interactúan para construir nuestra vida mental. Ambas mentes tienen que ser atendidas en toda situación de la vida, no debe haber predominio ni oposición, y en todo momento se debe buscar su equilibrio, ya que los sentimientos son indispensables para la toma racional de decisiones, porque nos orientan en la dirección adecuada para sacar el mejor provecho a las posibilidades que nos ofrece la fría lógica. Por lo tanto, ambos componentes de la mente aportan recursos sinérgicos: el uno sin el otro resultan incompletos e ineficaces.
Afortunadamente la era de la información se está abriendo a un nuevo sistema de valores en que el corazón se une a la mente para trabajar juntos por el bienestar de la persona.
Todos hemos comprobado que, cuando aparecen problemas importantes en la vida, determinadas habilidades son las que nos ayudan a solucionarlos, es nuestra madurez emocional la que nos suele guiar cuando nos tenemos que enfrentar a situaciones difíciles o tareas muy importantes. Sin embargo, la educación continúa esforzándose por desarrollar la mayor cantidad de contenidos de las áreas cognitivas, no prestando suficiente atención al desarrollo de las habilidades emocionales del alumnado.
Hace 2200 años Platón decía: ”La disposición emocional del alumno determina su habilidad para aprender”. Pues bien, si el desarrollo intelectual de nuestros alumnos nos preocupa y hacemos lo posible por mejorar su nivel de aprendizaje, conviene recordar que, aún cuando el intelecto puede estar excelentemente desarrollado, el sistema de control emocional puede no estar maduro y en ocasiones logra sabotear los logros de una persona altamente inteligente. La emoción es más fuerte que el pensamiento, incluso puede llegar a anularlo. Seguramente recordamos algún momento donde esto nos ha sucedido.
Entonces podemos preguntarnos: ¿Qué estamos haciendo para desarrollar las habilidades de madurez emocional de nuestros alumnos que les permitirán potenciar su formación académica y elevar su nivel de aptitud social y emocional?
Pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos de inteligencia emocional?
Habitualmente estamos acostumbrados a relacionar la inteligencia con la capacidad de raciocinio lógico, con las competencias que componen el cociente intelectual como son la capacidad de análisis, comprensión, retención, resolución de problemas de índole cognitivo, etc… Sin embargo, en el mundo empresarial se está empezando a tener en cuenta y a valorar más la denominada “inteligencia emocional”, que determina cómo nos manejamos con nosotros mismos y con los demás. El término surge de la siguiente manera.
En 1983 Howard Gardner desarrolló el modelo de Inteligencias Múltiples, donde proponía una nueva visión de la inteligencia como una capacidad múltiple, como un abanico de capacidades intelectuales, reconociendo que existen otros tipos de inteligencia aparte de la cognitiva. De los ocho tipos de inteligencias que definió Gardner, dos de ellas, denominadas inteligencia intrapersonal e inteligencia interpersonal llamaron la atención de Peter Salovey y John Mayer, psicólogos de dos prestigiosas universidades americanas, los cuales definieron sus competencias, presentándolas bajo el término “Inteligencia Emocional”.

Esta expresión, por lo tanto, fue acuñada por estos dos psicólogos en 1990. Salovey y Mayer la describían como “una forma de inteligencia social que implica la habilidad para dirigir los propios sentimientos y emociones y los de los demás, saber discriminar entre ellos, y usar esta información para guiar el pensamiento y la propia acción”. Sin embargo, ha sido a raíz de la publicación en 1995 del libro de Daniel Goleman, “La inteligencia emocional”, cuando ha recibido mucha más atención en los medios de comunicación y en el mundo educativo y empresarial.
La inteligencia emocional es por lo tanto un conjunto de destrezas, actitudes, habilidades y competencias que determinan la conducta de un individuo, sus reacciones, estados mentales, etc., y que puede definirse, según el propio Goleman, como la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones.
Definimos las competencias de las que hablaremos a continuación como un conjunto de conocimientos, capacidades, cualidades y comportamientos que contribuyen al éxito en un puesto de trabajo o en la ejecución de una determinada tarea.
Este término incluye como dije anteriormente, dos tipos de inteligencias, según el concepto de Inteligencias Múltiples de Howard Gardner, la Inteligencia Personal que está compuesta a su vez por una serie de competencias que determinan el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos. Esta inteligencia comprende tres componentes:

Conciencia en uno mismo: es la capacidad de reconocer y entender en uno mismo las propias fortalezas, debilidades, estados de ánimo, emociones e impulsos, así como el efecto que éstos tienen sobre los demás y sobre el
Autorregulación o control de sí mismo: es la habilidad de controlar nuestras propias emociones e impulsos para adecuarlos a un objetivo, de responsabilizarse de los propios actos, de pensar antes de actuar y de evitar los juicios

Automotivación: es la habilidad de estar en un estado de continua búsqueda y persistencia en la consecución de los objetivos, haciendo frente a los problemas y encontrando

Y la Inteligencia Interpersonal cuyas competencias tienen que ver con el manejo social efectivo, la capacidad de relacionarse con quienes nos rodean y de crear una red de relaciones interpersonales sanas. Comprende los siguientes componentes:

Empatía: es la habilidad para entender las necesidades, sentimientos y problemas de los demás, poniéndose en su lugar, y responder correctamente a sus reacciones
Destreza social: es el talento en el manejo de las relaciones con los demás, en saber persuadir e influenciar a los demás.

Estas cinco competencias son muy útiles para cuatro áreas fundamentales de nuestra vida:

Propenden a nuestro bienestar psicológico, base para el desarrollo armónico y equilibrado de nuestra
Contribuyen a nuestra buena salud física, moderando o eliminando patrones y/o hábitos psicosomáticos dañinos o destructivos, y previniendo enfermedades producidas por desequilibrios emocionales permanentes (angustia, miedo, ansiedad, ira, irritabilidad, etc.).
Favorecen nuestro entusiasmo y motivación. Gran parte de nuestra motivación en distintas áreas de la vida está basada en estímulos
Permiten un mejor desarrollo de nuestras relaciones con las personas, en el área familiar-afectiva, social y laboral-profesional.

Recientemente Daniel Goleman sobre la base de las últimas investigaciones realizadas ha propuesto un nuevo modelo donde se reducen a cuatro las dimensiones de la inteligencia emocional: conciencia de uno mismo, autogestión, competencia social y gestión de las relaciones. Mas adelante hablaremos de ellas con más profundidad.
Conviene señalar que estas competencias no son cualidades innatas, sino habilidades aprendidas, cada una de las cuales aporta una herramienta básica para potenciar la eficacia .La carencia de las aptitudes anteriores se denomina actualmente analfabetismo emocional.

ES NECESARIO COMPRENDER QUE LA BASE DE LA EDUCACIÓN EMOCIONAL SE FORMA DENTRO DE LA FAMILIA Y NO ÚNICAMENTE DESDE LA ESCUELA

2. Educar con Inteligencia Emocional en los centros educativos  
Las características socio-económicas del siglo XXI (donde la tecnología constituye una base importante) obligan en forma insoslayable a las organizaciones a desarrollar un proceso educativo que procure el desarrollo integral de los recursos humanos. El desarrollo intelectual deberá compartir su importancia, en el proceso educativo, con otros aspectos de la persona como son el cuidado de su salud física y mental, su desarrollo emocional y el desarrollo de sus valores. Todo esto se enfrenta con el fin de que la persona -y la organización como sistema formado por personas- pueda sobrevivir y crecer en un mundo cada vez más complejo y competitivo.
Muchos centros educativos recogen en su ideario de forma expresa o tácita la importancia del desarrollo de la dimensión socio-emocional de los alumnos o hace referencia a su educación integral. Pero el reto consiste en encontrar la manera de traducir estas palabras en acciones concretas que desarrollen estos objetivos.
Si dentro de la misión educativa se encuentra reflejado el Interés por el desarrollo emocional del alumno es importante comprender que no basta con un contenido teórico, que por otra parte es tambien necesario, sino que debemos prepararnos para desarrollar actividades y cultura organizacional que promueva el crecimiento emocional de nuestros alumnos, de los docentes y de toda la comunidad educativa.
Uno de los requisitos para que el profesorado asuma la misión de desarrollar la I.E. de sus alumnos es que se comprometa a desarrollar su propia inteligencia emocional.
Respecto al uso de la propia inteligencia emocional los educadores deberán ser capaces de:

Expresar adecuadamente sus sentimientos en la relación con los
Utilizar la metodología de planificación en función de metas y de resolución de
Poner en práctica estrategias de automotivación.
Controlar sus estados de ánimo negativos y gestionar adecuadamente sus
Manifestar su empatía y capacidad de
Desarrollar conductas asertivas, manejando adecuadamente los conflictos que se produzcan en el

Educar con I.E. implica que el profesorado sepa identificar sus sentimientos y emociones, sepa controlar su expresión, no reprimirla sino ofrecer modelos adecuados de expresión sobre todo cuando se trata de emociones negativas que suelen ser más difíciles de comunicar de una forma respetuosa.
Evidentemente la educación de las emociones requiere una formación inicial pero también una formación permanente. Este tipo de educación es además importante porque puede convertirse en una prevención inespecífica, -prevención de estrés, de la depresión, de los conflictos interpersonales-, y a la vez potencia su desarrollo como persona.
Se ha comprobado que la inteligencia emocional del profesor es una de las variables que está presente en la creación de un clima de aula emocionalmente saludable, donde se gestionan de forma correcta las emociones y donde se pueden expresar sin miedo a ser juzgados o ridiculizados.
Todo educador debería enseñar un amplio vocabulario emocional, o como dice Goleman debería prestar atención a la alfabetización emocional de sus alumnos. Y procurar ayudar a sus alumnos a mirar en su interior a menudo para descubrir cuáles son sus estados emocionales y por qué están provocados.
Es importante que el alumnado comprenda que las emociones son una parte fundamental del ser humano, determinan nuestro comportamiento, manifestándose a través del ajuste social, el bienestar y la salud del individuo.
Con el programa escolar atiborrado por la proliferación de nuevos temas y agendas, algunos profesores que, comprensiblemente, se sienten sobrecargados, se resisten a sustraer más tiempo a los contenidos básicos para enseñar estas habilidades, de manera que una estrategia alternativa para impartir educación emocional, no es crear una nueva clase, sino integrar las clases sobre sentimientos y relaciones personales a otros temas ya enseñados.
Las lecciones sobre las emociones pueden surgir naturalmente en la clase de lectura y escritura, de lengua, de ciencias, de estudios sociales, así como en el resto de las asignaturas. Los modelos de intervención son muy variados, desde la acción tutorial a la integración curricular de los contenidos que desarrollan la inteligencia emocional.
Por otra parte no hay que olvidar que muchos de los docentes en ejercicio recibieron una formación pensada para la escuela de mediados del siglo XX y nuestra sociedad ha cambiado vertiginosamente, de manera que la formación permanente que nuestra sociedad actual impone a sus ciudadanos, también resulta indispensable para el profesorado de todos los niveles educativos.
Dado que cada vez más niños no reciben en la vida familiar un apoyo seguro para transitar por la vida, y que muchos padres no pueden ser modelos de inteligencia emocional para sus hijos, las escuelas pasan a ser el único lugar hacia donde pueden volverse las comunidades en busca de pautas para superar las deficiencias de los niños en la aptitud social y emocional. Esto no significa
que la escuela, por sí sola, pueda suplantar a todas las instituciones sociales pero, desde el momento en que prácticamente todos los niños concurren a la escuela, esta ofrece un ámbito donde se les puede brindar lecciones de vida que no podrían recibir en ninguna parte. Esta tarea exige dos cambios importantes: que el profesorado comprenda que educar es mucho más que transmitir conocimientos y, que la familia y los miembros de la comunidad se involucren más profundamente con la actividad escolar.
Todos los centros educativos deberían estar preparados para desarrollar esta función. La I.E. debe promoverse a través de la práctica docente pero no existe un libro de recetas sino pistas, señales que nos marcan el camino. Numerosas investigaciones sobre el tema nos pueden brindar una ayuda más que necesaria a la hora de abordarla. Afortunadamente estas investigaciones nos dicen que es posible estudiar la I.E. de un modo formal y nos señalan cuáles son sus principales competencias, alrededor de las cuales giran una serie de habilidades que se pueden desarrollar en el aula de un modo práctico mediante actividades diseñadas expresamente para tal fin.

Hoy en día existen varios programas de desarrollo de la I.E. que están siendo aplicados con mucho éxito en nuestro país y que están recogidos en la bibliografía.
Se ha comprobado que los programas de alfabetización emocional mejoran las calificaciones académicas y el desempeño escolar. Este no es un descubrimiento aislado: aparece una y otra vez en diferentes estudios. En un momento en que demasiados niños parecen carecer de la capacidad de manejar sus problemas, de prestar atención o de concentrarse, de controlar sus impulsos, de sentirse responsables por su trabajo o de interesarse en su aprendizaje, cualquier cosa que sostenga estas habilidades ayudará a su educación. En este sentido, la alfabetización emocional mejora la capacidad de la escuela para enseñar.
Todos los investigadores coinciden en las características de los alumnos emocionalmente inteligentes, que, a modo de resumen, son las siguientes:

Poseen un buen nivel de autoestima
Aprenden más y mejor
Presentan menos problemas de conducta
Se sienten bien consigo mismos
Son personas positivas y optimistas
Tienen la capacidad de entender los sentimientos de los demás
Resisten mejor la presión de sus compañeros
Superan sin dificultad las frustraciones
Resuelven bien los conflictos
Son más felices, saludables y tienen más éxito

Otro argumento que justifica la necesidad de educar con I.E. se basa en los estudios realizados para determinar la incidencia de las emociones en el proceso de aprendizaje, los cuales han puesto de manifiesto que no basta con un elevado CI para superar los exámenes o concluir con éxito los diferentes ciclos del proceso educativo. Es necesario desarrollar programas que enseñen a los alumnos a tomar conciencia del mundo de los sentimientos, a saber hablar sobre ellos, a descubrir las conexiones entre pensamientos, emociones y reacciones, y a manejar adecuadamente el enfado, la tristeza, la ansiedad, etc.
Según las investigaciones de un experto en fracaso escolar, Lautrey, “los fracasos escolares masivos se deben con frecuencia a factores afectivos, emocionales o relacionales frente a los cuales el análisis de los procesos cognitivos equivale a la realización de un bordado inglés sobre tela de saco”.
Y es también Goleman quien nos dice que los alumnos con bajo rendimiento escolar presentan claras deficiencias en su inteligencia emocional.
El panorama actual y futuro permite inferir la necesidad de una alfabetización emocional de los niños y jóvenes que hoy se encuentran en nuestros centros, futuros trabajadores del conocimiento.
Además, si son ciertas las aportaciones de Maturana, Salovey y Mayer, Góleman, Marina, Bisquerra, y cuantos defienden la importancia de lo emocional en la construcción personal, profesional
y social, no debería existir un solo centro educativo en el que no apareciera entre sus finalidades de centro y objetivos de aula la explícita alusión a la educación emocional.
En un mundo perfecto todos los niños aprenderían este tipo de habilidades en casa pero, si tales habilidades no se adquieren en casa, la escuela del siglo XXI tendrá la responsabilidad de educar las emociones de sus alumnos tanto o más que la propia familia. Como dice, Fernández Berrocal, experto en esta materia: “el profesor ideal de este nuevo siglo tendrá que ser capaz de enseñar la aritmética del corazón y la gramática de las relaciones sociales. Si la escuela y la administración asumen este reto, la convivencia en este milenio puede ser más fácil para todos”.

BEGOÑA IBARROLA: CONSEJOS PARA QUE UN NIÑO CREZCA SEGURO Y FELIZ

3. Dirigir con Inteligencia Emocional: el director como líder                                                       
La educación crea el futuro, por eso el concepto de “mejora continua de calidad” es apropiado para la planificación educativa.
Los centros educativos no son organizaciones rígidas, previsibles, que funcionan como un mecanismo de relojería. Si lo fueran la dirección del centro haría las veces del director de orquesta que marca a cada uno de sus miembros cuándo y cómo debe actuar. Se parecen más bien al modelo orgánico, basado en la naturaleza, caracterizado por la flexibilidad, los cambios, la incertidumbre, la complejidad, pues trabaja con personas al servicio de personas.
En este contexto los profesores se convierten el facilitadores del aprendizaje y los directores o gestores se convierten en líderes garantes del buen funcionamiento de su centro y dispuestos a servir a sus miembros e impulsar su desarrollo.
El director se convierte en líder y su trabajo consiste en hacer que toda la comunidad educativa colabore para crear una visión nueva de la escuela y un ambiente de aprendizaje donde todos, alumnos y profesores, enseñen y aprendan.
Los estudios sobre el mundo laboral nos dicen que el director tradicional tiene sus días contados. En esta nueva era la jerarquía ya no sirve para dirigir a la gente y obtener resultados, es preciso proporcionar el rumbo, la inspiración y el sentido que el centro educativo necesita. Y es necesario que esa visión capture la imaginación y la ilusión de la gente.
El liderazgo no puede apoyarse ya en la autoridad sino en la excelencia en el arte de las relaciones, una singular habilidad, muy necesaria en quien tiene que mediar entre padres, profesores, alumnos y personal del centro.
El líder emocionalmente inteligente genera un clima de entusiasmo y flexibilidad en el que las personas se sienten estimuladas para ser más creativos y dar lo mejor de sí mismos. Esto no significa que las tareas principales del líder sean generar excitación, optimismo, pasión por el trabajo, sino alentar un clima de cooperación y confianza que solo es posible mediante la inteligencia emocional.
Una investigación realizada en la Universidad de Yale ha descubierto que la alegría y la cordialidad de los integrantes de un equipo se transmiten más rápidamente que la irritabilidad y la depresión. Esta mayor velocidad de transmisión tiene implicaciones muy directas para el funcionamiento de una organización porque parece ser que el estado de ánimo es el que condiciona, en gran medida, la eficacia laboral. El optimismo alienta la cooperación, la imparcialidad y el rendimiento.
La risa parece ser un buen termómetro en un grupo de trabajo y proporciona una medida inequívoca del grado de conexión existente entre los corazones y las mentes de sus miembros.
No es tanto lo que hace el líder, sino el modo en que lo hace. No es tanto lo que dice sino el modo en que lo dice. Las razones que explican esta afirmación se asientan en la misma estructura del cerebro humano. El sistema límbico, lugar del cerebro donde se procesan las emociones, es un sistema abierto según los científicos. Los sistemas cerrados, por ejemplo, el circulatorio, son autorregulados, cada persona tiene el suyo independiente de los demás. Sin embargo, los sistemas abiertos se hallan en gran medida condicionados externamente. Por eso nuestra estabilidad emocional depende en parte de las relaciones que establezcamos con los demás. Este sistema opera de manera inconsciente. De ahí la existencia del “contagio emocional” y de la sincronización. Este circuito abierto constituye un sistema de regulación límbico interpersonal.
Por ello es de suma importancia el papel que desempeña el líder en el clima emocional colectivo del centro educativo.
Cuando las emociones se orientan en una dirección positiva como el entusiasmo por compartir una tarea común, la creatividad, el optimismo, el funcionamiento del grupo puede alcanzar cotas muy elevadas. Sin embargo, cuando se inclina en la dirección del resentimiento, el miedo o la ansiedad, encamina al grupo hacia su desintegración, lo que pone de relieve otro aspecto esencial del liderazgo: su efecto trasciende el mero hecho de llevar a cabo un buen trabajo.
Para funcionar de forma adecuada en el campo sembrado de minas que es el mundo de las relaciones humanas, la sensibilidad emocional se revela como un factor de suma importancia. El líder la necesita para percibir tres aspectos fundamentales de sus colaboradores, inherentes al buen funcionamiento del equipo:

Las características específicas de la personalidad de cada uno de ellos, y la mejor forma de aprovechar su
Cualquier problema interno que pueda estar mermando el desarrollo de dicho potencial. Los líderes deben de convertirse en sismógrafos muy sensibles, capaces de detectar cualquier movimiento del equipo que trabaja con él.
Las verdaderas y profundas necesidades de cada uno de sus

En ocasiones es normal una cierta ansiedad que puede ayudar a centrar la atención y energía del líder, pero el estrés prolongado reduce las capacidades del cerebro para procesar la información y responder eficazmente. Se ha demostrado que el estrés acaba disminuyendo el rendimiento y dificultando las relaciones. En cambio, la risa y el optimismo suelen consolidar las habilidades neuronales básicas, necesarias para desempeñar cualquier tipo de trabajo.
Ninguna criatura puede volar con una sola ala. El líder emocional combina adecuadamente el corazón y la cabeza, el pensamiento y el sentimiento. George Sand decía: “La inteligencia busca pero quien encuentra es el corazón”.
La verdadera I.E. consiste en ser capaz de utilizar adecuadamente la información del centro emocional del cerebro (sistema límbico), y equilibrarla con la información del centro racional del cerebro (neocortex).
En el mundo de las organizaciones se habla a menudo del coeficiente emocional CE. La existencia de un equivalente emocional al cociente intelectual fue apuntada por primera vez por Keith Beasley, miembro de la Asociación mundial que agrupa a las personas intelectualmente superdotadas. Él fundó dentro de la organización el llamado “Grupo de intereses especiales de los sensibles”. Su idea fue acogida con entusiasmo y cambió de nombre pasando a llamarse “Grupo de intereses de corazones y mentes”. El mismo Beasley decía:
“ En el pasado el hecho de ser emotivo se contemplaba invariablemente como una debilidad, pero ahora empezamos a comprender que solo mediante el reconocimiento y la utilización de la sensibilidad que es inherente a nuestra naturaleza puede la vida alcanzar un significado superior. Solo a través del desarrollo de la empatía con nuestros semejantes, con la Tierra y con todo lo que nos rodea podremos entender lo que está ocurriendo en la sociedad (…) y así contribuir a encauzarla de nuevo hacia un rumbo positivo y creativo.
 Basados en diversos estudios recientes, los expertos creen ahora que el CI, o inteligencia general, no contribuye en más del 25% al éxito global de una persona. La competencia técnica y la preparación contribuye a un 10-20%. Podemos sumar también algunos pocos puntos si contemplamos la suerte o las oportunidades como otros factores que intervienen, pero el elemento clave, el que más peso específico tiene es, sin duda, el CE, de un 60% a un 70%.
Parece pues una tarea urgente elevar el coeficiente emocional, sobre todo de aquellas personas sobre las que recae la gran tarea de educar, desde los padres a los profesores y a los directores.
En esta línea encontramos en Inglaterra un claro ejemplo de esta urgencia, el gobierno ha decidido instruir a todos los directores de colegios del país para hacerles más inteligentes emocionalmente hablando. Los cursos se están realizando en todos los centros de educación primaria, secundaria y especial del Reino Unido. Afectan a 3500 directores al año y son impartidos por instructores elegidos mediante concurso público. Los cursos, que ya se han impartido en noventa centros con excelentes resultados, tienen una duración de cuatro días.
El objetivo fundamental es aumentar el nivel educativo de los estudiantes ingleses. La idea es que la aplicación de la inteligencia emocional de los directores en sus respectivos centros educativos revierta en la actitud del alumnado e incremente su nivel académico.

LA EDUCACIÓN EMOCIONAL EN EL DOCENTE

4. Características y competencias de los líderes emocionalmente inteligentes
Los líderes emocionalmente inteligentes deben comenzar mirando en su interior y prestando atención a lo que piensan, sienten y experimentan con respecto a su centro educativo. Saben activar las emociones positivas y movilizar a las personas articulando una aspiración común que fomenta el optimismo, la compasión y la sensación de pertenencia y conexión, emociones todas ellas que aseguran una mayor implicación en el proyecto de centro.
Los directores emocionalmente inteligentes saben gestionar sus emociones perturbadoras para poder mantener la atención y seguir pensando con claridad aún en medio de una situación crítica. La ansiedad reduce la capacidad para comprender y responder; cuando el miedo o una tensión excesiva atenaza a un director, le impide tomar decisiones y esto puede hacer que todo el centro se tambalee.
Las competencias de la I.E. no son cualidades innatas sino habilidades aprendidas, cada una de las cuales aporta una herramienta básica para potenciar la resonancia y en consecuencia la eficacia de los líderes. Los líderes más eficaces poseen al menos unas seis o siete de estas herramientas, o al menos una competencia de cada uno de los cuatro dominios fundamentales de la I.E.
¿Cuáles son esas competencias necesarias para dirigir con inteligencia emocional?: Fruto del más ambicioso estudio sobre las características personales que predicen el éxito, la
Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional identificó las siguientes competencias. En un 80% se trata de competencias emocionales:

Habilidad para detectar y aprovechar
Iniciativa o capacidad de desarrollar nuevos servicios anticipándose a la demanda
Perseverancia y resistencia al desánimo ante los obstáculos.
Interés por realizar un trabajo de
Esfuerzo, dedicación y sacrificio para alcanzar los objetivos
Búsqueda de la
Autoconfianza para enfrentarse a los retos y asertividad en las relaciones con los demás.
Capacidad de persuasión y utilización de estrategias de
Reconocimiento de la importancia de las relaciones
Seguimiento y supervisión estrecha del trabajo para garantizar que las cosas se hagan correctamente.

En un 20% eran competencias cognitivas:

Capacidad de resolución de problemas e innovación, de generar nuevas ideas y aportar soluciones
Análisis de alternativas, anticipación a los obstáculos y planificación sistemática de

Más recientemente, Daniel Goleman ha presentado los resultados de sus investigaciones, en los que hace referencia a cuatro competencias:

Conciencia emocional de uno mismo: Comprensión de las reacciones emocionales propias y reconocimiento de las fortalezas y limitaciones, sin perder la confianza en uno mismo. Las personas con esta competencia suelen encontrar tiempo para reflexionar en silencio, lo que les permite responder de un modo más ponderado y menos impulsivo. Los líderes que poseen esta conciencia están en contacto con sus señales interiores y reconocen el modo en que sus sentimientos les afectan y acaban influyendo en su rendimiento laboral. Decía Galileo “La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo.” Y como dice el refrán: “si no sabes hacia donde te diriges, cualquier camino sirve“, lo que significa que, cuanto menos conscientes seamos de lo que realmente nos apasiona, más perdidos nos hallaremos. Y este ir a la deriva puede llegar incluso a dañar seriamente nuestra salud. Tal vez sea por esto por lo que las personas que sienten que su trabajo no les permite aprovechar sus potencialidades o que sienten que su actividad es rutinaria y aburrida, corren un mayor riesgo de experimentar dolencias cardiacas. La conciencia de nosotros mismos nos proporciona, pues, una brújula segura para armonizar nuestras decisiones con nuestros valores más profundos.Al ser consciente de sí mismo, el líder puede decidir a dónde y cómo quiere conducir su vida.
Gestión de uno mismo o autorregulación: Capacidad de controlar y encauzar adecuadamente las emociones e impulsos perturbadores. Se refleja en el autocontrol, la adaptabilidad ante situaciones cambiantes y la coherencia de nuestras acciones con los valores y compromisos asumidos. Esta competencia le proporciona al líder la serenidad y la lucidez necesarias para afrontar situaciones estresantes y le ayuda a mantenerse imperturbable ante situaciones críticas. Las emociones descontroladas pueden convertir en estúpida a la gente más inteligente. Además los líderes que se ven desbordados por las emociones negativas no pueden movilizar adecuadamente las emociones positivas de la gente que trabaja con ellos. Un sorprendente descubrimiento, extraído de los estudios sobre el cerebro de personas que se hallan sometidas a situaciones estresantes, pone en evidencia que la actividad del cerebro emocional socava algunas de las funciones de los lóbulos prefrontrales de la corteza cerebral, el centro ejecutivo que se halla inmediatamente detrás de la frente. Los lóbulos prefrontrales constituyen el asiento de la memoria operativa, es decir, de la capacidad para prestar atención y recordar la información sobresaliente, una instancia esencial para la comprensión, el entendimiento, la planificación, la toma de decisiones, el razonamiento y el aprendizaje. Cuando la mente permanece en calma, el rendimiento de la memoria operativa es óptimo, pero cuando tiene lugar una urgencia, el funcionamiento del cerebro cambia a una modalidad autodefensiva centrada en la supervivencia, consumiendo recursos de la memoria operativa y transfiriéndolos a otras localizaciones cerebrales que le permiten mantener los sentidos en estado de hipervigilancia. En la medida en que nos hallemos preocupados por pensamientos movilizados por nuestras emociones, la memoria operativa dispondrá de mucho menos espacio atencional. Un día nefasto en el centro no implica ningún problema, pero un conflicto persistente con algún compañero o con la dirección es una circunstancia lo suficientemente estresante como para acabar minando nuestra resistencia inmunológica. Goleman contempla también dentro de esta competencia la iniciativa y la flexibilidad para responder a los cambios. Quien posee un alto sentido de la eficacia suele ser excelente en esta competencia. Es un líder que no espera que las oportunidades se le presenten, sino que las busca o las crea. Y también el optimismo. Los líderes optimistas saben afrontar las circunstancias adversas, considerándolas más como una oportunidad que como una amenaza. Contemplan los aspectos positivos de los demás y esperan lo mejor de ellos.
Conciencia social: Capacidad de entender los sentimientos y comportamientos de los demás, es decir, empatía. Los líderes empáticos son capaces de conectar con un amplio abanico de señales emocionales, lo que les permite experimentar las emociones de las personas que trabajan con Saben escuchar con atención, se expresan asertivamente y comprenden la perspectiva de los demás, aunque no compartan sus ideas. La empatía es la condición sine qua non de la eficacia social de la vida laboral. El líder que comprende los sentimientos y puede asumir los puntos de vista de los demás posee una especie de brújula emocional que le ayuda tanto a encontrar las palabras como las acciones más adecuadas y de un radar que le permite recibir las señales que los otros emiten. Supone también saber generar un clima emocional adecuado para establecer buenas relaciones con los miembros de la organización y con los clientes, en nuestro caso las familias que nos confían la misión de educar a sus hijos.
Gestión de las relaciones: Son todas aquellas capacidades que nos ayudan a cooperar y ejercer una influencia positiva sobre los demás. Se asienta en la autenticidad. Cuando el líder sabe inspirar a los demás, es capaz de movilizar a su equipo en torno a una visión común o a un objetivo compartido. Su ejemplo resulta inspirador y convierte el trabajo en algo estimulante y

El líder que posee esta cualidad es capaz de reconocer la necesidad de hacer cambios, y se sitúa en la vanguardia con ideas creativas, encontrando estrategias para superar las barreras que obstaculizan esos cambios. Es capaz de sacar partido de todas las situaciones, comprender los distintos puntos de vista y buscar soluciones que satisfagan a todos. El líder se convierte en catalizador del cambio.
Numerosas investigaciones y estudios vienen a confirmar que es precisamente este tipo de inteligencia, la emocional, un valor en alza que permite a un director ajustar su comportamiento a las necesidades de su entorno, utilizando sus emociones y motivaciones para generar sinergias, impulsar acuerdos, motivar al profesorado, negociar, gestionar los conflictos, y, en definitiva, liderar.
Contar con una educación eficiente, eficaz, relevante y equitativa, requiere de la transformación del modo tradicional de organizar y gestionar los centros. Por ello, el fortalecimiento de la función del director para ejercer un liderazgo responsable, el aumento en la confianza en sus recursos personales, en sus conocimientos técnicos y en su inteligencia emocional incrementarán las posibilidades de éxito del centro educativo.
Voy a terminar mi intervención con una frase de Goethe: “No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer”. Pues bien, esta ha sido mi pequeña aportación al “saber”, pero ustedes son los que ahora deben “querer, aplicar y hacer”. Gracias a todos por su atención.
5. Bibliografía Inteligencia Emocional   

Gardner, H.: Inteligencias múltiples. Ed. Paidós
Goleman, : Inteligencia Emocional. Ed.Kairós
Goleman,D. La práctica de la inteligencia emocional. Kairós
Goleman D. La inteligencia emocional en la empresa. Ed
Goleman, D., Boyatzis,R. y McKee, : El líder resonante crea más. Ed.Debolsillo
Sterret,E.A.: Guía del directivo para la Inteligencia Emocional. Centro de Estudios Ramón Areces S.A.
Bisquerra, R.: Educación Emocional y Bienestar. Praxis, Barcelona 2000
López, Elia: Educación Emocional. Programa para 3-6 años. Praxis
Alvarez , M (coord.): Diseño y evaluación de programas de educación emocional. Praxis.
Pascual,V. y Cuadrado,M: Educación Emocional: Programa de actividades para S.O. Ed.Praxis (Adolescentes)
Güell, M. y Muñoz,J.: Desconócete a ti mismo. Programa de alfabetización emociona Ed. Paidós (Adolescentes)
Ibarrola, B. y E.Delfo: Sentir y Pensar. Programa de Inteligencia Emocional para niños de 3-5 años. Ed. SM
Ibarrola, B. y E.Delfo: Sentir y Pensar. Programa de Inteligencia Emocional para niños de 6 a 8 años. Ed. SM
Ibarrola, B.: Cuentos para sentir. Educar las emociones. Ed. SM
Ibarrola, B.: Cuentos para sentir (2ª parte). Educar los sentimientos. Ed. SM
Vallés, A. y Vallés,C. : Inteligencia emocional: aplicaciones educativas” Ed.EOS (Referencias sobre numerosos programas de E.)
Vallés Arándiga, A.: Desarrollando la inteligencia emocional (I, II, III, IV y V). EOS
Elias, M., Tobías y Friedlander,B.: Educar con Inteligencia Emocional. Plaza y Janés
Fernández, P. y Ramos, :Corazones inteligentes. Ed. Kairós
Bolivar, : Los centros educativos como organizaciones que aprenden. Ed. La Muralla
Informe de la UNESCO. Delors: La educación encierra un tesoro. Santillana

Este contenido ha sido publicado originalmente por Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en la siguiente dirección: extension.uned.es
La entrada BEGOÑA IBARROLA: DIRIGIR Y EDUCAR CON INTELIGENCIA EMOCIONAL se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

EXISTE CONTAGIO EMOCIONAL POSITIVO Y EXISTE CONTAGIO EMOCIONAL NEGATIVO

El Profesor Jesús Guillén es licenciado en ciencias Físicas, Astrofísca y tiene un posgrado de neuroeducación de la Universidad de Barcelona. Ha ejercido la docencia en Secundaria durante muchos años, y últimamente se ha dedicado a la investigación de las aplicaciones educativas de las ciencias cognitivas. Trabaja en el Centro de Atención a la Diversidad Educativa (CADE) de Madrid, es Profesor de la diplomatura Neurociencias y emociones en el aprendizaje de la Universidad Nacional Villa María de Argentina, creador del blog sobre neuroeducación “Escuela con Cerebro”. Ha publicado: “Funciones ejecutivas en el aula: una nueva educación es posible”, “Gamificación en el aula”, “Trabajo cooperativo en el aula”, “¿Cuáles son las asignaturas más importantes para el cerebro?”, “Las claves de la neuroeducación”, “¿Por qué el cerebro necesita el arte?”, “Estilos de aprendizaje visual, auditivo y cinestésico. ¿Mito o realidad?”, “El lóbulo frontal: el director ejecutivo del cerebro”, “La motivación escolar: siete etapas clave”, “Neuroeducación en el aula. De la teoría a la práctica”, y es coautor de “Neuromitos en educación. El aprendizaje desde la neurociencia”.

Siguiendo con nuestra serie APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN, compartimos por motivos únicamente educativos, parte de la publicación de El País (España), BBVA y Editorial Santillana, en la cual el profesor Jesús C. Guillén, responde a preguntas de profesores, orientadores educativos, madres de familia y personas interesadas en la educación. Toca temas como la neuroeducación, los mitos en la educación, el aprendizaje, el ejercicio físico, las técnicas de estudio, la memoria, el razonamiento, la creatividad, la atención y la resiliencia.
Entregamos los enlaces del video completo y el momento más destacado, así como partes del diálogo. Deseamos que esta publicación sea una invitación para ingresar al enlace que señalemos al final y tener la información completa. Hacemos presente que las letras en negritas y cursivas son nuestras.
JUAN ALFONSO: … a mí me gustaría saber si realmente existe la neuroeducación y en qué consiste.
JESÚS C. GUILLÉN: “… la neuroeducación es un campo de estudio, un enfoque integrador, transdisciplinar en el que confluyen los conocimientos suministrados por la neurociencia, muy importante. Debido al desarrollo de las tecnologías de visualización cerebral, actualmente, en vivo y en directo, podemos analizar el funcionamiento del cerebro de personas calculando, creando, cooperando, jugando, emocionándose, leyendo. Esto es importante, pero se han de integrar estos conocimientos con los que suministran, aportan, la psicología, la pedagogía. ¿El objetivo cuál es? Mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje basándonos en los conocimientos del funcionamiento del cerebro, integrando todos estos conocimientos. […] Los neurocientíficos nos están sugiriendo que los adolescentes no necesitan información, no son conscientes de las decisiones que toman. Necesitan autorregulación. Y la autorregulación se va trabajando con el paso del tiempo, con buenos programas de educación emocional. […]”.
Quizá le interese: CLAVES DE LA NEUROCIENCIA PARA MEJORAR EL APRENDIZAJE.
CRISTINA: … ¿Cómo puede la neuroeducación ayudarnos a los profesores a mejorar el aprendizaje de nuestros alumnos?
JESÚS C. GUILLÉN: “La primera pregunta que nos tendríamos que plantear es: “¿Para qué educamos? ¿Qué es lo importante en la Educación? ¿Qué es lo que queremos que realmente aprendan?” Desde el enfoque de la neuroeducación, para nosotros es imprescindible un aprendizaje desde, en y para la vida. ¿Y cuál es el factor crítico que nos sugieren las investigaciones? Tiene nombre. Se llama “funciones ejecutivas del cerebro”. Son las funciones cognitivas complejas que nos diferencias de otras especies, son las que nos permiten planificar, tomar decisiones adecuadas. Imprescindibles para un buen desempeño de la vida cotidiana, imprescindibles para el rendimiento académico del alumnado. […]”.
¿PARA QUÉ EDUCAMOS? (MOMENTO DESTACADO 6´ 31”)

ISABEL: …. ¿puede el ejercicio físico mejorar el rendimiento académico?
JESÚS C. GUILLÉN: “Los beneficios de la actividad física, del ejercicio, del deporte, parece que no se limitan al tema cardiovascular, al sistema inmunológico, sino que también hay beneficios cognitivos. […] Y también los grandes neurocientíficos, Arthur Kramer, Charles Hillman están viendo que parece que el ejercicio beneficia también las funciones ejecutivas del cerebro, sobre todo cuando hay un esfuerzo cognitivo asociado. […] Creemos que los estudiantes aprenden mejor cuando suministramos la información en su estilo de aprendizaje favorito y las evidencias empíricas sugieren lo contrario. […]”
CARMEN: … cómo podemos ayudar a nuestros hijos, a nuestros estudiantes a mejorar las técnicas de estudio.
JESÚS C. GUILLÉN: “La ciencia cognitiva ha identificado técnicas de estudio y aprendizaje muy potentes que están muchas veces en contradicción con lo que hacen nuestros hijos, nuestros estudiantes o incluso, con lo que sabemos los adultos o creemos saber los adultos o los profesores. […] El tener que pensar diferentes procedimientos de resolución parece que tiene una incidencia positiva sobre el aprendizaje, asumiendo que cada estudiante, cada hijo es diferente y tiene unas necesidades particulares que, por supuesto, hay que conocer”.
“LAS FUNCIONES EJECUTIVAS DEL CEREBRO SON IMPRESCINDIBLES PARA EL ÉXITO” (VIDEO COMPLETO 01h 11´ 41”)

ELENA: … qué solución propone o qué soluciones propone la neuroeducación para la atención a la diversidad que encontramos dentro del aula.
JESÚS C. GUILLÉN: “Uno de los grandes retos educativos. Hemos hablado que la neurociencia nos dice que cada cerebro es único y singular y, entre comillas, anormal. ¿Se tiene en cuenta esto en la educación? ¿Qué creéis, debería tenerse en cuenta? ¿Sí y no? Pero, ¿qué es lo que ocurre? Que, si enseñamos de forma permanente, si evaluamos siempre de la misma forma a los estudiantes, va a ser complicado realmente atender la diversidad en el aula. Asumimos que, por supuesto, no existen soluciones únicas. […] No hay mejor estructura o estrategia cooperativa que los proyectos APS. Y qué importante, también se ha visto, el poder de la tutoría entre iguales. Lo hemos sabido siempre en el aula. […] desde la perspectiva de la neuroeducación, la escuela tiene que ser inclusiva y tienen que aprender juntos estudiantes totalmente diferentes porque así es la vida real […]Todos somos diferentes y eso hay que tenerlo en cuenta en Educación, asumiendo por supuesto que no existen soluciones únicas y que cada contexto es diferente. Pero hay que hacer el intento. […]”.

JUANA: … Has hecho referencia a la resiliencia anteriormente y me gustaría saber qué es exactamente.
JESÚS C. GUILLÉN: “[…] La resiliencia podríamos decir que es esa capacidad que nos permite a los seres humanos resistir. No somos responsables de los problemas que nos surgen, pero sí de cómo los afrontamos. Ante las situaciones cotidianas que nos pueden provocar un dolor, salir reforzados. […] La resiliencia es un elemento muy, muy importante. Se habla mucho de autoestima, pero ¿y resiliencia? […] Y hay muy buenos programas como el americano, el Penn, de los que se han analizado y se han visto realmente sus implicaciones pedagógicas, que son potentísimas. […]”.
La transcripción completa de este conversatorio la puede Usted leer aquí: ¿PARA QUÉ EDUCAMOS?
Esta publicación corresponde a SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN
“El rol del profesor en los tiempos actuales ha cambiado. Ha dejado de ser un transmisor de conocimientos para convertirse en un gestor que acompaña el proceso de aprendizaje del alumno y su evolución personal, fomentando su autonomía a través del conocimiento de sus intereses y ayudándole a ser un protagonista activo” (Debats D´educació).
REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF
La entrada EXISTE CONTAGIO EMOCIONAL POSITIVO Y EXISTE CONTAGIO EMOCIONAL NEGATIVO se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

SE APRENDE MÁS DE LOS ERRORES QUE DE LOS LOGROS SENCILLOS

La Profesora Carol S. Dweck (1946), estudió en el Barnard College (1967) y obtuvo un Ph.D. en Universidad Yale (USA, 1972). Enseñó en las universidades de Columbia, Harvard e Illinois, Actualmente está a cargo de la cátedra Lewis and Virginia Eaton de Psicología social en la Universidad Stanford (USA). Es conocida por sus trabajos en el llamado mindset psicológico, que “se define como la capacidad humana de aceptar los defectos, debilidades y otros aspectos negativos del ser humano, y creer que es posible un cambio con la única finalidad de crecer, avanzar y alcanzar el éxito”. ¿QUÉ ES EL MINDSET Y POR QUÉ TODOS DEBEMOS DESARROLLARLO?

Siguiendo con nuestra serie APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN, compartimos por motivos únicamente educativos, parte de la publicación de El País (España), BBVA y Editorial Santillana, en la cual la profesora Carol Dweck dialoga con Zuberoa Marcos, reconocida científica que trabaja como guionista en programas de divulgación, escribe para Muy Interesante y para el suplemento de ciencia y tecnología, Tercer Milenio, del El Heraldo de Aragón (España). Ha recibido el premio de Periodismo de la Fundación Elhuyar y el premio Boehringer Ingelheim 2007. Tocan temas como el esfuerzo, las capacidades, importancia de reconocer el error, actitudes frente a los resultados de la evaluación escolar, las metodologías de los profesores para motivar desde el error o bajo rendimiento, la evaluación de los candidatos para ser profesores, inteligencia emocional y otros temas que consideramos están explicados desde la sabiduría de la experiencia docente.
Entregamos los enlaces del video completo y el momento más destacado (doblado y subtitulado en español), así como partes del diálogo. Deseamos que esta publicación sea una invitación para ingresar al enlace que señalemos al final y tener la información completa. Hacemos presente que las letras en negritas y cursivas son nuestras.
ZUBEROA MARCOS:  … ¿cada persona tiene una mentalidad más dominante que la otra?
CAROL DWECK: “Sí. Y en nuestra investigación hemos medido qué mentalidad es más dominante en una persona y luego lo usamos para predecir si llevará bien un desafío como un examen de matemáticas, por ejemplo; si superará las dificultades. Así que sí, medimos cuál es más dominante que la otra y luego predecimos cómo actuará en una situación desafiante”.
ZUBEROA MARCOS: … Tengo entendido que, cuando un niño se bloquea en algo que le ha dedicado mucho esfuerzo, no le tienes que decir que siga intentándolo, porque es continuar con una estrategia ineficiente, no le funciona. Me gustaría que nos contara más de esta idea.
CAROL DWECK: “[…] Al principio nos centramos mucho en el esfuerzo, establecimos estrategias y todo eso, pero nos centrábamos en el esfuerzo; luego, nos dimos cuenta de que la gente se lo tomaba demasiado en serio. Se pensaban que la mentalidad de crecimiento solo consistía en esforzarse, que lo importante era que el niño se esforzara al máximo, tuviera éxito …[…] Es el proceso lo que importa, no solo el esfuerzo. […] Ese proceso desde luego que incluye esfuerzo, pero si no tiene las estrategias necesarias, que se esfuerce más no servirá de nada y se frustrará por ello. […]”.
LA MENTALIDAD QUE PUEDE CAMBIAR LA VIDA DE UN NIÑO (MOMENTO DESTACADO 6´ 16”)

ZUBEROA MARCOS: …. Y también que cometer errores no es necesariamente algo malo.
CAROL DWECK:” […] Nunca los había visto así”. Pero lo son. Cuando hacemos algo muy difícil, tienes derecho a equivocarte y, a menudo, se aprende más de los errores que de los logros sencillos. Sí, los errores son inevitables y son de donde más se aprende. […] Para mucha gente no es fácil aprender a cambiar. Si has vivido siempre con miedo a los retos o creyendo que los errores te hacen menos inteligente, puede ser muy complicado aprender a cambiar, pero nunca es demasiado tarde. […] hay que centrarse en el proceso de aprendizaje y descubrimiento, sacar a los hijos de ese marco en el que se juzgan a sí mismos cada vez que creen que van a cometer errores o que parecen estúpidos, hay que sacarlos de ese marco y meterlos en uno de descubrimiento. Así, los desafíos serán interesantes y no amenazantes. […]”.
ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS APRENDAN CON MENTALIDAD DE CRECIMIENTO (VIDEO COMPLETO 40´ 12”)

ZUBEROA MARCOS: … me gustaría que hablara acerca de las falsas mentalidades de crecimiento y de cómo diferenciarlas de las de verdad.
CAROL DWECK: “[…] La primera vez que escribí sobre la mentalidad de crecimiento y empecé a desarrollar la idea, creía que era algo muy evidente, que era una idea muy fácil de entender: la idea de que las habilidades pueden mejorarse. También creía que los docentes podían ponerlo en práctica fácilmente. Me equivoqué. Si le pedías a la gente que definiera la mentalidad de crecimiento, no pensaban que se trataba de mejorar las habilidades, sino de alabar el esfuerzo. Muchos profesores creaban una tabla en el aula: “Esto es mentalidad fija, esta es mentalidad de crecimiento”, y esperaban que los estudiantes cambiaran, aunque los profesores no cambiaran su método de enseñanza. [,…] Hay que dar importancia en las notas cuando un niño se enfrenta a un reto y sigue adelante, así nadie, ni los estudiantes más inteligentes tendrían un sobresaliente si no se lo trabajan, hay que dar importancia en las notas cuando muestran algún progreso, hay que centrarse en aprender y mejorar, hay que mostrar a los niños que estar confundidos es una parte natural del aprendizaje y cómo superarlo y centrarse en el proceso, no solo en el esfuerzo sino en las estrategias, que sepan pedir ayuda cuando sea necesaria, utilizar recursos a su alcance, apoyarse en compañeros que les ayuden a aprender. Los profesores tienen que valorar, premiar y reconocer estas cosas. […]”.

ZUBEROA MARCOS:  … ¿Cómo se puede identificar si un docente tiene mentalidad de crecimiento?
CAROL DWECK:” Bueno, hay muchos criterios a la hora de contratar a un docente, no es que la mentalidad sea el único criterio. Es recomendable observar si el candidato cree que hay estudiantes con afán de aprender y otros que no; si se centra en los listos y deja de lado a los que cree que no lo son; observar cómo reacciona cuando un niño se bloquea en un problema de matemáticas, por ejemplo; cómo los ayuda; observar cómo actúa cuando un estudiante no avanza, aunque trabaje mucho: ¿Lo acepta o le ayuda a descubrir cómo avanzar? En fin, ponerle casos prácticos para observar cómo reaccionaría. También es recomendable prestar atención a si utiliza la mentalidad de crecimiento en sus estrategias de enseñanza, si entiende que ellos son los responsables de gente que está creciendo”.
ZUBEROA MARCOS: … ¿Cuál es la relación entre la mentalidad de crecimiento de la que hemos hablado y la inteligencia emocional?
CAROL DWECK: “Mucha gente define la mentalidad de crecimiento como algo dentro de la inteligencia emocional. La inteligencia emocional es algo enorme, engloba muchas habilidades, […] Eso es la inteligencia emocional, saber lo que es apropiado. […] la gente, cuando habla de la inteligencia emocional o de la inteligencia socio-emocional, se refiere a todo lo que no está en tus habilidades cognitivas; y buscar la mentalidad de crecimiento, ponerla en práctica, es precisamente un aspecto de inteligencia socio-emocional”.
La transcripción completa de este conversatorio la puede Usted leer aquí: LA MENTALIDAD QUE PUEDE CAMBIAR LA VIDA DE UN NIÑO.
Esta publicación corresponde a SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN.
“…hasta hace muy poco creíamos que era fácil enseñarles a los maestros como tener una mente en crecimiento y para ellos, implementar lo que ellos aprenden y vemos que es muy difícil. Entonces eso es exactamente en lo que estamos trabajando” (El Economista, 26/12/2017).
REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF
La entrada SE APRENDE MÁS DE LOS ERRORES QUE DE LOS LOGROS SENCILLOS se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

LA EDUCACIÓN EMOCIONAL EN EL DOCENTE

Begoña Ibarrola nació en Bilbao en 1954, aunque reside en Madrid desde hace muchos años.
Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid en 1977, ejerció como terapeuta infantil durante quince años y su trabajo ha estado siempre vinculado al mundo de las emociones. Hasta 1996 trabajó con niños y adolescentes con trastorno del desarrollo intelectual y problemas de conducta en diversos centros de la Comunidad de Madrid.

En aquel tiempo empezó a escribir cuentos con los que lograba captar la atención de pequeños y jóvenes, y se dedica desde entonces a la escritura, a la investigación y a la docencia. Lleva más de treinta años impartiendo cursos de formación al profesorado y a familias en diferentes instituciones y centros educativos, tanto públicos como privados.
Desde 1994 realiza cursos de Educación Emocional en varios Centros de Formación de Profesores dependientes del Ministerio de Educación, y desde el año 2000 es profesora del Master de Musicoterapia e la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.
A continuación compartimos con fines únicamente educativos la participación de la conocidísima autora de cuentos infantiles y psicóloga Begoña Ibarrola en la Ponencia del VII Congreso de Educación y Gestión. Esperemos que el siguiente material sea de ayuda a la comunidad docente.
Dirigir y educar con Inteligencia Emocional
Las características socio-económicas del siglo XXI (donde la tecnología constituye una base importante) obligan en forma insoslayable a las organizaciones a desarrollar un proceso educativo que procure el desarrollo integral de los recursos humanos. El desarrollo intelectual deberá compartir su importancia, en el proceso educativo, con otros aspectos de la persona como son el cuidado de su salud física y mental, su desarrollo emocional y el desarrollo de sus valores.
Todo esto se enfrenta con el fin de que la persona -y la organización como sistema formado por personas- pueda sobrevivir y crecer en un mundo cada vez más complejo y competitivo. Muchos centros educativos recogen en su ideario de forma expresa o tácita la importancia del desarrollo de la dimensión socio-emocional de los alumnos o hace referencia a su educación integral. Pero el reto consiste en encontrar la manera de traducir estas palabras en acciones concretas que desarrollen estos objetivos.

Si dentro de la misión educativa se encuentra reflejado el Interés por el desarrollo emocional del alumno es importante comprender que no basta con un contenido teórico, que por otra parte es también necesario, sino que debemos prepararnos para desarrollar actividades y cultura organizacional que promueva el crecimiento emocional de nuestros alumnos, de los docentes y de toda la comunidad educativa.
Uno de los requisitos para que el profesorado asuma la misión de desarrollar la I.E. de sus alumnos es que se comprometa a desarrollar su propia inteligencia emocional. Respecto al uso de la propia inteligencia emocional los educadores deberán ser capaces de:

Expresar adecuadamente sus sentimientos en la relación con los alumnos.
Utilizar la metodología de planificación en función de metas y de resolución de problemas.
Poner en práctica estrategias de automotivación.
Controlar sus estados de ánimo negativos y gestionar adecuadamente sus emociones.
Manifestar su empatía y capacidad de escucha.
Desarrollar conductas asertivas, manejando adecuadamente los conflictos que se produzcan en el aula.

Usted puede leer el artículo completo en el siguiente enlace: Dirigir y educar con Inteligencia Emocional

La entrada LA EDUCACIÓN EMOCIONAL EN EL DOCENTE se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

LA VIDA EMOCIONAL DE LOS NIÑOS AFECTA LA HABILIDAD PARA APRENDER

El mindfulness se ha convertido, para algunos, en el «remedio para todo» desde la salud física y espiritual, como el objetivo en la vida, pasando inevitablemente por la educación, en la cual ha suscitado “hipótesis acerca de su utilidad o beneficio tanto para aprender y memorizar mejor, como para enseñar mejor e, incluso, realizar entrenamientos programados (…) que permitan mejorar déficits en la atención que interfieran con el aprendizaje de los niños en el colegio” (Mora, 2016, p.86). ¿En qué medida afecta o puede beneficiar ese impacto de las técnicas contemplativas, en la comunidad educativa? ¿de qué manera puede influir en el estado del niño o adulto, en las aulas?

La Doctora Deborah Schoeberlein, con más de 25 años de experiencia en el campo de la enseñanza y autora de Mindfulness para enseñar y aprender y Estrategias prácticas para maestros y educadores, afirma en el portal de la Universidad Internacional de valencia (España), que “Este planteamiento concreto de lo que es presar atención y de pulir la consciencia mejora el enfoque mental y el rendimiento académico […] La enseñanza de la atención plena en las aulas, “fomenta una comunidad pedagógica en la que los alumnos florecen en lo académico, en lo emocional y lo social, y los profesores avanzan como profesionales y como personas”. BENEFICIOS DEL MINDFULNESS (ATENCIÓN PLENA) EN EL ÁMBITO EDUCATIVO.
Alma Serra González, directora ejecutiva del I Máster de Educación Emocional e Inteligencias Múltiples de la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla, España), afirma que el mindfulness no está presente en la educación porque muchos profesores no están formados en este tema, quedando como “algo novedoso, algo de gente alternativa”, como una disciplina vinculada a personas que quieren salirse del enfoque tradicional educativo. Si difundiera un poco más seriamente los beneficios del mindfulness, los estudiantes que van a la escuela con ganas de aprender y con ilusión, encontrarían maestros y maestras que transmiten tranquilidad, lo que llevaría “a generar un clima de colegio completamente diferente”. ALMA SERRA: “EL MINDFULNESS APORTA A LOS ALUMNOS UNOS RESULTADOS ACADÉMICOS POR ENCIMA DE LA MEDIA”.
Podría ser de interés recordar la opinión de connotados especialistas sobre la aplicación de la Atención Plena en las aulas, que desarrollamos en una publicación anterior, cuya lectura o relectura la recomendamos: ¿CÓMO PODEMOS APLICAR El MINDFULNESS EN LAS AULAS? LA PRÁCTICA DEL MINDFULNESS MEJORA LA ATENCIÓN, REGULA LAS EMOCIONES Y REDUCE EL ESTRÉS.
Consideramos que el video colgado en YouTube por TEDx MAR DEL PLATA, con la conferencia de Martín Reynoso, Psicólogo graduado en la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina), va a tomarnos algo más de 15 minutos, pero nos va a ayudar a comprender la importancia de la mente, la atención y el manejo de la imaginación, en nuestras clases con nuestros estudiantes y/o hijos, desde una práctica de la Atención Plena que hace con el público del auditorio.
UN CEREBRO ATENTO ES UN CEREBRO FELIZ (15`29”)

Poniendo en claro los mitos e ideas preconcebidas respecto al mindfulness, el conocido Doctor Daniel Goleman, propulsor de la inteligencia emocional y Richard J. Davidson, catedrático de psicología y psiquiatría en la Universidad de Wisconsin (USA), han publicado el libro Los beneficios de la meditación, en el cual “destapan aquellos aspectos donde la información ha sido distorsionada para comercializar métodos de entrenamiento de la mente. Más allá de los estados de placidez que dichos ejercicios pueden producir, los verdaderos beneficios de la meditación se dan en las transformaciones de nuestros rasgos de la personalidad. que se requiere una práctica diligente, incluyendo el feedback del maestro de meditación, así como una mirada más desapegada hacia uno mismo; aspectos, en definitiva, que no se contemplan en las versiones más difundidas sobre el entrenamiento mental”. (cf Editorial Kairós).
“Toda la primera parte de Los beneficios de la meditación da cuenta de cómo el propio Goleman y su coautor, el psiquiatra y neurocientífico Richard J. Davidson, fueron convenciéndose de los beneficios que les traía esta práctica y de cómo, además, fueron diseñando experimentos que, en forma indirecta, les permitían observar a meditadores que se incluían en los grupos estudiados para medir los efectos de trastornos como el estrés o la depresión”.

Para dialogar sobre la publicación de Los beneficios de la meditación, El Tiempo de Colombia, difundió una entrevista (vía Skype) realizada por Claudia Guzmán V. a Daniel Goleman, y que compartimos, por motivos únicamente educativos, invitando a todos Ustedes a completar nuestra información, ingresando al enlace que citamos al final.
CLAUDIA GUZMÁN: ¿Qué concluyen esos datos sobre los beneficios de la meditación?​
DANIEL GOLEMAN: “Tenemos bastante data sobre los beneficios desde el comienzo de una práctica meditativa, tanto en la prestación de atención como en la reducción de estrés y en el ser más amable. Pero lo importante es que mientras más medites, más fuertes se hacen esos beneficios”. […] “parece que esta práctica afecta la parte del cerebro que se activa con el amor parental, que queda fijo y permite sobreextenderlo más allá de personas que naturalmente amas, como tus hijos, tu pareja, tu familia o tus amigos, hacia personas que no conoces. Ese es el desafío que plantea la meditación: expandir el círculo de amor. Incluso hacia quienes te hacen daño o caen mal” […]”.
CLAUDIA GUZMÁN: Además del mundo profesional, ¿hacia dónde expandiría usted ese círculo de amor?
DANIEL GOLEMAN: “A los colegios. Si puedes introducirlo en ellos, todos los niños podrán aprenderlo. Y luego todo adulto sabrá cómo hacerlo. Es un cambio para la humanidad. La infancia está llena de estrés, de desajustes emocionales. Los niños lloran, los adolescentes experimentan el mismo sufrimiento, la misma ansiedad y angustia, y mientras más secuestrado esté el cerebro por un desajuste, por una incomodidad emocional, menos podrá poner atención al colegio. La vida emocional de los niños afecta la habilidad para aprender. El mindfulness sí ayuda a manejar el estrés, que es una cosa que los estudios muestran. Meditando, las cosas no afectarán tanto tu comodidad, y cuando te desajustes emocionalmente, te recobrarás rápido. La resiliencia también incrementa”.
Podría serle útil conocer los 7 beneficios de aplicar los métodos de la Atención Plena en nuestros centros educativos: MINDFULNESS: GUÍA PRÁCTICA PARA DOCENTES Y EDUCADORES.
CLAUDIA GUZMÁN: … ¿Es el costo del avance de la ciencia y la tecnología?
DANIEL GOLEMAN: “Es más que eso, es la ciencia al servicio del negocio. Y ese no es un lindo panorama, porque la inteligencia emocional es enseñada por los padres a los niños, ellos son sus primeros profesores, y es enseñada cara a cara. Pero hoy los niños pasan más tiempo que ninguna generación en la historia observando una pantalla de video. Ellos literalmente no ven a las personas a su alrededor. Y eso los privará de tener la oportunidad de aprender habilidades humanas que son básicas”.
La publicación completa de El Tiempo la encuentra Usted en: EL GRAN IMPULSOR DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL NOS PIDE AHORA MEDITAR
“Entendemos que son muchos los factores y evidencias del beneficio de la práctica del mindfulness en las aulas. Nos encontramos en un momento decisivo para hacer frente a estas nuevas demandas y necesidades que nos suscita este nuevo “entorno” lleno de posibilidades que beneficiarán el clima de aula, y sobre todo al equilibrio emocional de nuestros alumnos y docentes” (Paula Sanjuan García, Universidad Internacional de Valencia, citado).
REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF
La entrada LA VIDA EMOCIONAL DE LOS NIÑOS AFECTA LA HABILIDAD PARA APRENDER se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

YOGA EN LA ESCUELA: ORIENTACIONES SOBRE EL PROCESO DE ARMONIZACIÓN CUERPO-MENTE, EN NUESTROS ESTUDIANTES

Desde hace algunos años el Yoga (como disciplina física y mental), se presenta como una práctica que ayuda mucho al correcto y armónico desarrollo psicofísico de las personas, que facilita “la adquisición de consciencia corporal mediante fórmulas extraídas del Yoga físico”, como un método con profundas y eficaces aportaciones relacionadas con el proceso de armonización cuerpo-mente”.

La Fundación “Yoga Crecer”, estima que “si los profesores tienen fuerza interior y armonía, los niños lo sienten y lo copian. ¿Conoce Usted alguna técnica de Yoga para aplicar en clases? ¿Ha aplicado alguna técnica de bienestar psíquico – corporal en su aula? ¿Qué tan bueno sería que los profesores supiéramos algo más sobre el Yoga? ¿Cómo podríamos introducir el Yoga, como una signatura más, si las asignaturas ya vienen establecidas por el Ministerio o Secretaría? ¿Nos puede ser útil a nosotros, a nuestros padres de familia y/o a nuestros estudiantes? Ojalá encontremos un tiempo para leer este artículo, y mejor si entramos a los enlaces fuentes.
Según la Escuela de Yoga Wirth (autores de los libros que podemos descargar), la práctica del Yoga en la escuela, enriquecería las vivencias de los estudiantes con elementos creativos y armónicos, ya que ayudan mucho a despertar todas las potencialidades internas, las cualidades, las virtudes (capacidad de relación interpersonal, creatividad, alegría, entusiasmo, comunicación, visualización, capacidades físicas y corporales…)… “y a la vez crear situaciones de compensación a todo ese mundo interior, que a veces está muy cargado de preocupaciones, de ansiedad o angustia”.
Como profesores, sabemos que sin un espíritu “bien dispuesto” (libre de toxicidades) y un sano control emocional, es muy difícil optimizar la enseñanza – aprendizaje, para lograr los objetivos que planificamos para nuestras sesiones de aprendizaje. Necesitamos no solo las habilidades intelectuales y las capacidades cognitivas, sino también una disposición interior que provoque el entusiasmo, la curiosidad, la motivación, … Los estudios dicen que el Yoga ofrece esas “técnicas que estimulan las capacidades de aprendizaje y motivación, pulen la relación entre alumnos y profesor, disminuyen la agitación propia de las clases, aumentan el grado de atención y mejoran la conducta”. Y estas parecen ser razones válidas para interesarnos por este recurso. YOGA EN LAS AULAS PARA MEJORES CONCENTRACIÓN Y CONDUCTA.

El Yoga (según sus seguidores) proporciona al profesorado herramientas para relajar a pequeños colectivos de niños; y permite conocer métodos para que el niño tome conciencia de coordinación de respiración y movimiento. Importante para el adecuado desarrollo mental del niño. “Es un recurso lúdico que ayuda a generar armonía, consciencia y bienestar interior en los estudiantes”. Además, tiene “una metodología eminentemente práctica, enfocada a la consecución de la máxima armonía psico-física que un ser humano pueda alcanzar. Si un niño comienza con la práctica del Yoga a una edad temprana, está poniendo sin él saberlo, unas bases sólidas para que en la edad adulta pueda florecer la felicidad y el bienestar en su vida”. YOGA PARA NIÑOS Y NIÑAS.
El texto que compartimos (gracias a ORIENTACIÓN ANDÚJAR) , para descargar gratuitamente por motivos únicamente educativos, consideramos que nos favorecerá en el manejo de situaciones cotidianas (que podrían darse) en el aula, como: la relajación, el control del estrés, el cómo encarar pacíficamente las situaciones de tensión, el sueño, la visualización, la imaginación, la concentración y la confianza en uno mismo, la salud integral, la reducción de la tensión y la ansiedad, la autodisciplina, la firmeza muscular y elasticidad articular, los buenos hábitos posturales y el uso de recursos propios internos y naturales, para enfrentar las situaciones de la vida cotidiana, y la buena disposición para enseñar y para aprender.
Aquellos que practican el Yoga en las aulas, lo recomiendan sobre todo “cuando los chicos llegan con “los decibeles muy arriba” tras una clase de educación física o un recreo; si tienen una prueba o se sienten eufóricos y no se pueden concentrar para aprender; para evitar problemáticas como la agresión, la demanda excesiva o la ansiedad.” ¿Desea conocer experiencias sobre el Yoga en la Escuela?, le recomendamos leer el artículo de Mara Dern, en la Revista de INFOBAE: EL YOGA VA A LA ESCUELA: CÓMO ESTA DISCIPLINA PUEDE AYUDAR DENTRO DEL AULA.
Los ejercicios de relajación y respiración que ofrece el Yoga, “ayudan a fortalecer la convivencia en las aulas, porque disminuyen el estrés de los alumnos y mejoran la relación entre ellos. El trabajar la educación emocional en clase mejora el clima escolar y la relación entre los compañeros y el maestro”. Para el profesor Toni Badia, de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya: «la educación emocional debería considerarse una prioridad en los sistemas educativos escolares y, por lo tanto, debería estar incluida en el proyecto educativo como un elemento clave en el desarrollo integral de la persona». La educación debe preparar niños y jóvenes para desempeñarse, como hombres y mujeres libres y responsables, en el futuro, guiados por excelentes maestros. BEGOÑA IBARROLA: UN BUEN PROFESOR, CON SENSIBILIDAD, TE PUEDE CAMBIAR LA VIDA.
Por razones únicamente educativas, con la confianza que le puede servir a más de un(a) profesor(a), sobre todo en lugares de difícil acceso a bibliografía para la formación permanente, compartimos con Ustedes esta otra publicación de la Escuela de Yoga Witryh.
La profesora Nora Vargas, secretaria de la Asociación de Yoga de San Juan (Argentina), opina que el Yoga, “como toda disciplina nueva, a veces por desconocimiento, causa rechazo en algunas personas. “Aunque al yoga se lo asocia con algo religioso, eso no es así”. […] No se cantan mantras, no se medita porque meditar es encontrar un espacio vacío entre pensamiento y pensamiento y eso es muy complicado de hacer”. Recomendamos la lectura de: UN PROYECTO INNOVADOR IMPLEMENTA YOGA EN LAS ESCUELAS SANJUANINAS.
«Cuando los niños descubren que ellos mismos pueden dirigir las propias emociones estamos ante una victoria, porque les da autonomía y les hace sentir capaces e importantes» (Amalia Gorgóvil).
REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF
MATERIAL DE DESCARGA:
¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.
DESCARGA: EL YOGA EN LA ESCUELA VOLUMEN 01
DESCARGAR: EL YOGA EN LA ESCUELA. LA APLICACIÓN EN EL AULA

La entrada YOGA EN LA ESCUELA: ORIENTACIONES SOBRE EL PROCESO DE ARMONIZACIÓN CUERPO-MENTE, EN NUESTROS ESTUDIANTES se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

TÚ ERES EL LÍDER DE TU APRENDIZAJE, TÚ TE INVOLUCRAS EN TU APRENDIZAJE MÁS QUE YO

El Doctor en Educación, Tim Elmore, consiguió su Grado en la Azusa Pacific University (California, USA). Es fundador y Presidente de Growing Leaders (2003), y como tal ha dado conferencias a más de 300,000 estudiantes, profesores y empleados de las Universidades de Oklahoma, Stanford, Duke, Rutgers, Carolina del Sur y Louisiana. Ha ofrecido conferencias en más de cuarenta países, entre ellos India, Rusia, China, y Australia. Es autor de libros de gran éxito de ventas, y experto en la Generación Y y la Generación Z, por eso opina que “cualquiera que trabaje con la nueva generación de niños”, es fundamental que conecte mejor con esta generación, y por lo tanto, es ineludible “equipar a educadores, entrenadores, líderes, padres y otros adultos para impartir habilidades prácticas de vida y liderazgo a los adultos jóvenes que les ayudarán a navegar por la vida”.

Siguiendo con nuestra serie APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN, compartimos por motivos únicamente educativos, parte de la publicación de El País (España), BBVA y Editorial Santillana, en la cual el Doctor Tim Elmore es entrevistado por Zuberoa Marcos, reconocida científica que trabaja como guionista en programas de divulgación de ciencia y tecnología; y ha sido distinguida con el premio de Periodismo de la Fundación Elhuyar y el premio Boehringer Ingelheim 2007.
Entregamos los enlaces del video completo y el momento más destacado, así como partes del diálogo. Deseamos que esta publicación sea una invitación para ingresar al enlace que señalemos al final y tener la información completa. Hacemos presente que las letras en negritas y cursivas son nuestras.

ZUBEROA MARCO: … ¿cuáles dirías que son las características de un líder?
TIM ELMORE: “Tienen una visión del futuro. Tienen en mente la imagen de un mañana mejor. Y, de algún modo, han esbozado los pasos a seguir para hacer realidad esa imagen. Pueden ayudar a otros a comprender que, si hiciéramos estas tres cosas, podríamos conseguirlo. La mayoría no llega a esbozar los pasos, y dicen: “Sí, me gusta esa visión, ¿cómo la hacemos realidad?”. Y la mayoría no sabe cómo. […] Yo creo que un líder, por naturaleza, debe tener don de gentes. Se me hace difícil separar el buen liderazgo de las buenas habilidades sociales. Tenemos que crear una generación que tenga don de gentes. Eso es muy difícil si estoy con el móvil todo el rato. Así que hay que desconectarlos. Hay que desconectarlos para que adquieran inteligencia emocional. […] Yo creo que la diferencia entre un líder y un director, y ambos son necesarios, es que el líder hace cosas que requieren valentía. Los líderes son los primeros. De hecho, cuando describo a los alumnos qué es un líder, a menudo les digo lo siguiente: “Si no estás dispuesto a hacer lo que pides a los demás, ni empieces. Tienes que hacerlo tú antes de pedírselo a nadie más”. […]”.
PREPARA A TU HIJO PARA LA VIDA, NO LA VIDA PARA TU HIJO  (MOMENTO DESTACADO 4´59”)

ZUBEROA MARCO: … ¿a qué tipo de líder te refieres?
TIM ELMORE: “[…] Cuando decimos “líder”, nos referimos a alguien que sirve a la gente y resuelve problemas. […] Tienen en mente la imagen de un mañana mejor. Y, de algún modo, han esbozado los pasos a seguir para hacer realidad esa imagen. Pueden ayudar a otros a comprender que, si hiciéramos estas tres cosas, podríamos conseguirlo. La mayoría no llega a esbozar los pasos, y dicen: “Sí, me gusta esa visión, ¿cómo la hacemos realidad?”. […] Se me hace difícil separar el buen liderazgo de las buenas habilidades sociales. Tenemos que crear una generación que tenga don de gentes. […] deben ser valientes por naturaleza. Yo creo que la diferencia entre un líder y un director, y ambos son necesarios, es que el líder hace cosas que requieren valentía. Los líderes son los primeros. […]”.
ZUBEROA MARCO: … ¿qué hace falta para cambiar la mentalidad de los educadores?
TIM ELMORE: “[…] seguimos trabajando con un sistema que se diseñó para funcionar hace más de un siglo. […] “Empecemos de cero”, ¿qué haríamos? ¿Qué cambiaríamos? Haríamos una reforma como la que tuvo lugar en mil ochocientos cincuenta y nueve, pero sería diferente: incluiría ordenadores y tecnología, habría innovación y experiencias. Imitaríamos el trabajo de la actualidad y los alumnos lo adorarían, porque ellos quieren estar preparados. […] No se solucionará de un día para otro. […] Mi respuesta es que no hace falta ser épico todos los días. A lo mejor una o dos veces a la semana. Lo suficiente para que los alumnos digan: “No sé qué va a pasar hoy, pero yo no me lo pierdo”. ¿Comprendes?”.
AYUDAMOS Y RECOMPENSAMOS CON DEMASIADA FACILIDAD A NUESTROS HIJOS (VIDEO COMPLETO 37´ 39”)

ZUBEROA MARCO: … cuando decimos “nueva generación”, ¿a qué generación nos referimos?
TIM ELMORE: “[…] Nos hemos pasado dieciocho años estudiando a la generación “millennial”. Esa palabra se ha globalizado, todos la entendemos. Pero los millennials ahora son adultos jóvenes. Son profesionales jóvenes. La generación Z es la sigue a los millennials. Sigue a la generación Y, que son los millennials. Es una generación que comprende en su mayor parte a los niños que han nacido y crecido a partir del cambio de siglo. […] Han crecido con la tecnología inteligente y han tenido vidas digitales. Yo los llamo “pantallascentes” cuando llegan al instituto. […]”.
ZUBEROA MARCO: … Teniendo en cuenta estas experiencias vitales por las que está pasando la generación Z, me gustaría hablar sobre cómo educar a esta generación. ¿Cómo pueden los profesores y padres educar bien a estos jóvenes?
TIM ELMORE: “[… en] la escuela típica alrededor del mundo, el profesor es el que manda: “Tengo un montón de información que he de transmitiros. Tomad apuntes, luego tendréis un examen en diciembre o en mayo”. Y la generación Z no aprende de este modo. Ellos quieren hacer cosas, quieren experimentar. Uno de los términos que está arrasando en el mundo de la educación es “metacognición”. Metacognición. Significa “por encima del pensamiento”. Quiere decir que uso el pensamiento para analizar mi forma de pensar. Un buen profesor para la generación Z diría: “No voy a soltaros un sermón, os voy a proponer un proyecto. Tendréis que aprender solos”. Al principio no les gustará porque no están acostumbrados, pero en el fondo les encanta. Yo siempre digo que debemos ser menos prescriptivos y más descriptivos. ¿Me sigues? […] mejor describamos una meta que te gustaría alcanzar, como alumno de la generación Z, y luego dime tú a mí los pasos a seguir. Yo seré un consejero, no un comandante. Tú eres el líder de tu aprendizaje, tú te involucras en tu aprendizaje más que yo.
ZUBEROA MARCO: … Me gustaría hablar también sobre el papel de los padres en su educación.
TIM ELMORE: “[…] Los errores más graves que cometemos, por accidente, y son los siguientes: Arriesgamos muy poco, ayudamos muy rápido, elogiamos con mucha facilidad y premiamos a la más mínima. […] Los padres siempre están rescatando a sus hijos, van a negociar la nota de su hijo, hablan con el profesor, y a veces incluso negocian con el profesor de la universidad. Tenemos que dejar de rescatar tanto y dejar que nuestros hijos crezcan y negocien por ellos mismos. […] queremos que nuestros hijos tengan buena autoestima. […] Pero la autoestima no se construye solo elogiándolos, deben conseguir algo. Hace falta el elogio y el logro. Tenemos que dejarles hacer lo que tengan que hacer. […] yo le digo a los padres: “Colaborad con la escuela y con los profesores para aseguraros de que obtenéis buenos hombres y mujeres al final del camino” […]”.
La transcripción completa de este conversatorio lo puede Usted leer aquí: “PREPARA A TU HIJO PARA LA VIDA, NO LA VIDA PARA TU HIJO”.
Esta publicación corresponde a SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN
“Los estudiantes tienen una gran cantidad de energía, pero sin foco, sin dirección. La mayoría de las campañas dirigidas a ellos se centra en los mensajes de “no usar drogas” o “no beba”. Ese tipo de cosas les ayuda a mantener la adolescencia sin desafiarlos a ser líderes. Yo creo mejor, en lugar de decirles lo que no hacer, decir lo que tienen potencial para hacer. Hay un gran potencial de liderazgo en cada joven” (guíame.com.br17/12/2008)
REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF
La entrada TÚ ERES EL LÍDER DE TU APRENDIZAJE, TÚ TE INVOLUCRAS EN TU APRENDIZAJE MÁS QUE YO se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

53 HERMOSOS NUEVOS CORTOS PARA TRABAJAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN CLASES Y EN CASA

La inteligencia emocional es la capacidad que nos permite reconocer, expresar y gestionar las emociones propias, lo cual modifica la manera en la que entendemos y convivimos con los demás. Por eso trabajar la inteligencia y las competencias emocionales debe ser parte de la educación diaria de los niños.

En esta oportunidad les traemos con fines educativos y pastorales un artículo que publicado en el portal Canva, sitio web de herramientas de diseño gráfico, fundado en 2012. Esta compañía desarrolló una herramienta de ayuda para diseñar y crear contenido web de todo tipo. Con Canva podemos crear carteles, posters, infografías, documentos, tarjetas de visita, covers de Facebook, gráficos, etc. de forma muy sencilla.
Del mismo modo compartimos con fines educativos pastorales la publicación del portal CIEC  (Confederación Interamericana de Educación Católica) creada por el Primer Congreso de Educación Católica (1945),  es una institución de derecho civil, sin ánimo de lucro, al servicio de la Educación Católica de América, integrada en la actualidad por las Federaciones educacionales de los 23 países miembros, agrupados administrativamente en  cinco regiones correspondientes a Norte, Caribe, Centroamérica, Andina y Sur.
A continuación compartimos las siguientes publicaciones y esperamos que sean de utilidad para la comunidad de docentes y educadores.
Cortos de inteligencia Emocional (Canva)
Es una verdad innegable que nuestros niños y jóvenes prefieren centrar su atención en material visualmente atractivo, y no hay mejor herramienta que una cinta que, en breve tiempo, provee un mensaje significativo. Los cortometrajes nos dan la oportunidad de conectar con ellos y dejarles un aprendizaje perdurable, además de pasar un rato agradable.
La importancia de educar las emociones
Podemos garantizar con certeza que todos nosotros conocemos a alguien que podemos calificar de irreflexivo o caprichoso. Muy probablemente podremos coincidir en que no es algo que deseamos para nuestros niños y jóvenes.
La prudencia, la inteligencia y madurez no se logran de un día para otro. Es necesario trabajar con nuestros hijos y alumnos desde edades tempranas la inteligencia emocional.
La inteligencia emocional es la facultad que los seres humanos tenemos para comprender nuestras emociones, identificar los sentimientos que traen consigo y actuar en consecuencia. Más allá del coeficiente intelectual, lo que determina el sano desarrollo y bienestar de una persona es esta habilidad de relacionarse de manera saludable con los demás y tomar decisiones con sensatez.
Para educar en las emociones es necesario considerar:

El reconocimiento del sentimiento o emoción: saberle poner nombre a lo que estamos experimentando.
Validación: saber que no es malo sentir. Ninguna emoción en sí misma puede categorizarse como esencialmente mala.
Actuar en consecuencia: una vez aceptado el sentimiento, podremos decidir la conducta a seguir que resulte positiva o conveniente ante la situación determinada.

En este artículo te presentamos 30 cortometrajes que abordan de formas diferentes la educación emocional. Sabemos que serán de gran ayuda para los padres y maestros que desean trabajar con sus pequeños y adolescentes.
1. Debajo del árbol
Extraordinario cortometraje mexicano lleno de mensajes dignos de estudiar con los jóvenes para propiciar grandes aprendizajes. Debajo del árbol nos presenta las reflexiones de un adulto mayor hacia el final de su vida. Merece dedicar tiempo para meditar no solo todo lo que el corto nos transmite sobre lo preciada que es la vida, sino el valor y trascendencia de los seres humanos, cualquiera que sea su edad. Además de estos rescatables aspectos, también se puede abordar el sentimiento que evoca el filme: la nostalgia como una añoranza del pasado que nos puede ayudar a apreciarlo y valorar sus enseñanzas. Cabe hacer mención de que la historia de nuestro protagonista termina con una nota positivamente optimista. Esta situación también puede ser estudiada con los adolescentes desde el ángulo de la inteligencia emocional.

2. A cloudy lesson (Una lección en las nubes)
En este corto vemos a un abuelo enseñar el arte de hacer nubes a su nieto. El niño se muestra impulsivo y desesperado ya que no logra producir una nube. Podemos aprovechar esta situación para iniciar una reflexión sobre la impulsividad y la falta de control que lleva a cometer errores que, aunque no sean de seriedad, pueden afectar a otras personas. Nuestro pequeño protagonista nos muestra la importancia de reparar los daños cometidos por nuestras equivocaciones, de mostrar una actitud de apertura y destreza para proponer soluciones creativas que generen relaciones afectuosas y duraderas.

3. Alike (Parecidos)
Corto que nos invita a considerar la cotidianeidad y la rutina: cómo lo monótono puede frenar nuestras sensaciones, nuestro contacto con otros y la capacidad de apreciar lo bueno que nos rodea. Esta actitud sombría puede resultar contagiosa y habrá que enfocarse en cómo recuperarla. Alike nos muestra la relación de un padre con su hijo y el camino que transitan para restaurar sus emociones y sus ganas de vivir. El padre, Copi, renueva su esperanza y le regresa a su hijo, Paste, la inocencia, capacidad de asombro y creatividad. ¿No te encantan los simpáticos nombres de los protagonistas?

4. Ascension
Es un corto ideal para abordar el tema de la automotivación en los jóvenes: no perder nuestros objetivos ante los problemas. Viene útil a nuestro propósito reflexionar sobre el par de montañistas con el reto de colocar una estatua en la cima. Su trayecto se encuentra lleno de dificultades e imprevistos, pero gracias a su impresionante tenacidad, no se dan por vencidos. Incluso, uno de los escaladores, con discapacidad física, hace uso de toda su fuerza y voluntad para lograr su cometido. Excelente recurso para mostrar a los muchachos la importancia de no dejarse vencer, de no suponer que los obstáculos y problemas son tan grandes que no se puedan resolver o que les impidan alcanzar sus metas.

5. Bridge (El puente)
Tener el ánimo de conciliar, una actitud ganar-ganar, es primordial para el desarrollo de la inteligencia emocional. En El puente nos muestran a un par de personajes que no están dispuestos a ceder. Al comentar la historia con nuestros hijos o alumnos, podemos destacarlos como ejemplo de egoísmo y testarudez. Es ideal que se reflexione sobre las características de los personajes y las emociones que pudieron haber llevado a la situación de conflicto, así como aprovechar la conversación para enfatizar la poderosa herramienta que es la comunicación, el diálogo y la negociación.

6. Course of nature (El curso de la naturaleza)
Tenemos otro ejemplo de la relación padre-hijo y las muchas facetas que tienen la crianza y cariño filial. La pequeña hija de la Madre Naturaleza muestra rebeldía y desobediencia, y desconoce las consecuencias que puede traer su actuar. Conviene notar cómo la Madre Naturaleza afronta la situación: en vez de una recriminación, con mucha paciencia le enseña y explica las razones para pedirle que guarde las nubes en sus pequeñas jaulas. Destacamos lo conveniente que resulta la cinta para invitar a los niños a pensar sobre el autocontrol, la capacidad que tenemos todos de frenar nuestros impulsos y las reacciones de nuestras emociones por el bien de los demás y de nosotros mismos.

7. Destiny (Destino)
Con esta historia sobre el tiempo y cómo muchas veces la vida nos pasa de prisa, podemos dirigir la atención de nuestros chicos hacia la apreciación del mundo a nuestro alrededor. Destiny nos invita a reflexionar sobre el destino y su naturaleza cambiante, a abrir nuestra mente a diferentes posibilidades e intereses que pueden enriquecernos y que puedan motivarnos a ser mejores personas.

8. El náufrago
Dos náufragos, cada uno en su isla, nos presentan dos personalidades diferentes que podemos utilizar como ejemplo dentro de nuestra clase o conversación con los niños. Uno de ellos muestra egoísmo y ausencia de compasión para compartir los bienes que –literalmente– le han caido del cielo. El otro, sin reparos está dispuesto a mostrar generosidad y ofrecer su comida. Las dos posturas nos ayudan a reflexionar sobre la madurez de la inteligencia emocional, la capacidad de solidarizarse con el prójimo, de mostrar positivismo y apertura, y por el otro lado, la total ausencia de empatía.

9. El vendedor de humo
Un vendedor bastante habilidoso logra embaucar con sus trucos a más de uno. Si bien es cierto que todos deseamos que nuestros sueños se conviertan en realidad, la madurez y la experiencia nos enseñan que muchos de ellos se pueden lograr gracias a la tenacidad, al trabajo duro y el esfuerzo. La cinta da cabida para orientar una reflexión en los jóvenes sobre los sentimientos de los compradores de humo al saberse defraudados, sobre las razones del engaño mismo y a razonar sobre la honestidad.

10. En tus brazos
¿Qué pasa cuando la vida nos impacta con una discapacidad? Podemos suponer que un inagotable cúmulo de emociones debe invadirnos, muchas de ellas orientadas hacia la desesperanza, la tristeza, ira y otros sentimientos que pueden desembocar en una enfermedad conocida como depresión. Este cortometraje nos muestra a Jorge, que experimenta una dura realidad: después de ser bailarín, está confinado a una silla de ruedas. El corto nos ayuda a propiciar la reflexión sobre estas emociones hasta alcanzar la empatía. Destacamos, sin duda, la actitud de Elba, su esposa: el amor y comprensión inagotables hacia su pareja.

11. Hi Score (Alto puntaje)
¿Cuántas veces hemos querido desconectar a nuestros niños de sus teléfonos, tabletas o juegos de video? Incontables, estamos seguros. Este corto podrá ayudarnos a que los chicos –y no tan chicos– se den cuenta del mundo a su alrededor.
La protagonista vive una aventura parecida a su juego de video favorito. Al llenarse de una sensación de logro y de satisfacción por sus logros, ya no tiene la necesidad de invertir su tiempo en el juego de video. Así aprende a apreciar lo que le rodea. Este breve corto puede utilizarse como instrumento de reflexión acerca de lo emocionante y enriquecedor que resulta atreverse a probar algo nuevo y sobre las emociones positivas que genera una actividad nueva.

12. Lili
Esta cinta es una alegoría sobre la pérdida que supone el crecimiento, el dejar de ser niños y convertirnos en adolescentes. Lili es una chica que está viviendo esta transición, que tiene dificultades con aceptar esta etapa. Nos da una oportunidad para considerar los sentimientos de temor o recelo que se experimentan cuando atravesamos la pubertad. Lili debe tomar una decisión sobre las emociones que está experimentando y afrontar sus temores. Habrá que poner especial énfasis en el aprendizaje que resulta de dicha experiencia: Lili resulta fortalecida, valorando su niñez y dejando de lado la añoranza.

13. Lily and the Snowman (Lily y el mono de nieve)
Mientras nuestra recomendación anterior (Lili) habla del temor que pudiera suscitar el crecimiento, Lily y el mono de nieve nos recuerda lo valioso que resulta no olvidar las alegrías de la niñez. La cinta nos muestra cómo valorar la capacidad de asombro y entusiasmo que se siente en la niñez al darle espacio a la fantasía. Lily ha crecido, y ahora es su turno para mostrar la calidez de estos sentimientos a su hija y conectar con ella en una forma divertida y única.

14. Little Icarus (Pequeño Ícaro)
Cuando las cosas no nos resultan como deseamos, es sencillo experimentar enojo y pesimismo. Este corto nos muestra a un pequeño que desea que sus avioncitos despeguen y tengan la capacidad de volar. Lo vemos perder la paciencia y exasperarse, sentir frustración. Ícaro nunca pierde su meta ni aparta sus esfuerzos del objetivo. El pequeño Ícaro es un ejemplo que podemos utilizar con los niños más pequeños para ilustrar el autocontrol que supone un sentimiento negativo: cómo tranquilizarse y continuar el trabajo con ahínco y concentración.

15. Man’s Best Friend (El mejor amigo del hombre)
El cabello postizo de nuestra estrella actúa como una mascota y, además, es extraordinariamente fiel a su amo. Resulta sumamente sencillo sentir empatía por el animalito, que hace lo necesario para rescatar a su amigo de una situación embarazosa.
Visto desde otro ángulo, el filme nos ayuda a visualizar al protagonista como una persona insegura, con falta de aceptación hacia sí mismo y su imagen. Estas emociones nos ayudan a iniciar una conversación con los niños sobre lo importante que es valorarse a sí mismo, con los defectos y virtudes que podamos tener, y no tratar de buscar la aprobación de otros basados en nuestro aspecto físico.

16. Overcomer (La vencedora)
Este es un poderoso cortometraje animado con un enorme potencial de análisis. Overcomer narra de manera visual los sentimientos de desesperanza, soledad y tristeza que experimenta una joven al asumir las etiquetas que la sociedad le ha impuesto durante su niñez y pubertad. La chica ha sido sometida a negativismo y mensajes despectivos. Valdrá la pena invitar a nuestros jóvenes a meditar sobre las actitudes y posturas que pudieran mostrar en sus redes sociales hacia los demás y hacerlos reflexionar sobre lo dañino que puede resultar una burla o un comentario negativo o las repercusiones que pueden desencadenar en los sentimientos de otras personas. Rescatamos cómo nuestra protagonista se rescata a sí misma con una dosis de amor propio hasta cambiar su autoconcepto por uno más saludable y de auto-afirmación.

17. Partly Cloudy (Parcialmente nublado)
Esta cinta nos atrapa con su animación y música, nos envuelve en una serie de emociones y sentimientos que son dignos de análisis con los niños más pequeños. Reconocer nuestras emociones y saber nombrarlas inicia el camino de la madurez emocional. Inmediatamente podemos destacar la empatía que nos hace sentir la pequeña cigüeña y la monumental tarea que le ha sido asignada: repartir animales que, sin querer, le producen algunas heridas o malestares. Su perseverancia es admirable. El sentido del deber y de completar el objetivo son temas que se pueden trabajar a profundidad en el aula o en casa.

18. Petals (Pétalos)
Este cortometraje nos presenta el ánimo de una conejita para proteger una flor y el desenfado con el que su rival, una gatita, pretende utilizar la flor para fines más triviales. La cinta nos ofrece la oportunidad de trabajar con los más pequeños el respeto al medio ambiente y generar empatía por la naturaleza. Entenderán que el egocentrismo con el que manejamos el uso de los recursos naturales los pone en peligro.

19. Piper
En este filme, Piper nos muestra su miedo al mar. Podemos identificarnos con él al verlo correr para evitar ser sumergido. Esta película nos da la oportunidad ideal para trabajar el tema del miedo y brindar consuelo u opciones para superarlo. Pipernos ayuda con esta tarea. El pajarito aprende que, cuando dominas tus temores, te esperan grandes beneficios. Asimismo, este corto es estupendo para reflexionar sobre la tenacidad y la importancia de desarrollar independencia.

20. Sanjay’s Super Team (El súper equipo de Sanjay)
Sanjay es un niño al que le gustan mucho los superhéroes y su atención dificilmente se aparta del tema. Su padre desea inculcarle la religión y ciertas tradiciones, con el consecuente rechazo del chico. A través de su imaginación y de unir dos mundos, Sanjay aprende a valorar las enseñanzas de su padre y a conectar con él, ampliando su comunicación y relación familiar. Este corto puede ser utilizado para abrir temas que estén conectados con la religión o las creencias divinas. Estupendo canal para comentar sobre el respeto y apreciación a otros estilos de vida y pensamiento.

21. Take me home (Llévame a casa)
Esta animación nos ayuda a representar los celos y la competencia que pueden causar para llamar la atención de una niña al querer adoptar una mascota. El pequeño héroe de nuestra cinta, un perrito adorable, realiza cualquier cantidad de tretas para llamar la atención de la pequeña, y así nos muestra su deseo de ser adoptado y tener el cariño de su ama. La chica nos muestra cuán sencillo puede ser dejarnos llevar por las primeras impresiones y que es necesario ver más allá de la belleza física y sentir apreciación por las virtudes y bondades de los demás.

22. Tamara
Educar sobre la inclusión y la equidad es algo necesario en nuestra sociedad. Tamara abre una ventana al mundo de la discapacidad auditiva y nos permite sentir admiración por esta pequeñita con grandes sueños. Aunque no puede escuchar las melodías, eso no le impide imaginar los ritmos y bailar ballet. Tamara nos otorga una magnífica oportunidad para sensibilizar a chicos y grandes sobre la empatía y enfatizar la idea de que no hay limitaciones para nuestros sueños y anhelos, porque la esperanza es de los sentimientos más positivos que puede experimentar el ser humano.

23. The easy life (La vida fácil)
Muchos de nosotros deseábamos, cuando éramos más jóvenes, que nuestras tareas y deberes escolares desaparecieran, o bien, que mágicamente aparecieran completadas a la perfección. Pues bien, a nuestra protagonista, este sueño se le convierte en una realidad, que acepta gustosa. La vida fácil es una forma divertida de invitar a nuestros hijos o alumnos a reflexionar sobre esta fantasía y analizar las posibles consecuencias de las decisiones que tomamos. Uno de los elementos de la inteligencia emocional es la autorregulación; situación de la que claramente carece la niña de nuestra historia. Este corto brinda una estupenda oportunidad para mostrar las consecuencias de la impulsividad y pereza.

Cortos no animados
24. The butterfly circus (El circo de la mariposa)
Este corto nos cuenta la historia de Will, un discapacitado que ha perdido la esperanza y la alegría de vivir, y su camino hacia la autoaceptación. El circo de la mariposa puede ser analizado en clases o en casa, fijando la atención en distintos personajes, ya que cada uno cuenta con características únicas que ilustran de una u otra manera la emotividad humana. Tenemos a Will, que va superando los sentimientos de repudio hacia sí mismo y los transforma en aceptación y deseos de superación. Por otro lado, nos presentan al Sr. Méndez, quien muestra gran apertura y paciencia hacia el prójimo, y quien está dispuesto a brindar segundas oportunidades a varias personas. También podemos podemos estudiar a Otto bajo el ángulo del cariño y lealtad que muestra a los integrantes del circo.

25. El sandwich de Mariana
Este cortometraje nos muestra una cadena de violencia y la forma como va generando dolor, tristeza e inseguridad a su alrededor. Mariana experimenta en carne propia el acoso escolar de parte de una compañera más grande. Vamos descubriendo que la victimaria es, a su vez, víctima de el abuso de alguien más, y que los eslabones pueden ser interminables. Esta cinta puede ser un recurso invaluable para mostrar esta realidad de nuestra sociedad y despertar la conciencia de los adolescentes hacia adoptar conductas y actitudes más tolerantes y empáticas que detengan la continuidad de las agresiones.

26. Life (Vida)
Esta cortometraje nos ayuda a darnos cuenta de la naturaleza egoísta que algunas personas muestran en su actuar cotidiano. Sirve para ilustrar el desinterés que exhiben los adultos y que no ayuda en la solución de problemas, por muy simples que parezcan. Un chico da una magnífica lección de solidaridad y altruismo al dar una solución a la situación que se le presenta y que, además, puede ayudar a otros a superar.

27. Límites
Acompañamos a nuestra protagonista en su camino de enfrentar la insatisfacción que le produce la carga de expectativas que se tienen sobre ella y sus logros. Es un signo de madurez emocional la habilidad de entenderse a uno mismo, conocer nuestras capacidades y detectar cuando estamos cerca de rebasar nuestra tolerancia y de, quizá, emprender conductas que nos perjudiquen. En este cortometraje vemos cómo, de manera asertiva, se busca ayuda y se establece un diálogo que da la solución al conflicto.

28. No entiendo. ¿Por qué?
El acoso escolar es una lamentable realidad en nuestro país y no es muy común encontrar el punto de vista del lado del agresor, quien necesita ayuda para cesar sus acciones. Este cortometraje nos muestra esta cara, la historia de Cristina quien años más adelante y ante la violencia que sufre su hijo, se disculpa con la que fue su víctima tiempo atrás. Es una historia dura y que puede provocar impotencia en los espectadores. Como educadores, recomendamos rescatar esta emoción para sacudir la conciencia de los jóvenes y motivarlos al deseo de adoptar conductas de tolerancia y empatía.

29. Ojalá nunca
Un corazón roto puede marcar la vida de una persona por largo tiempo. Ojalá nunca nos plantea los deseos de una chica después de que ha terminado una relación sentimental con su pareja. Nos deja ver los sentimientos de desesperanza, de desamor, soledad y desconsuelo, todos ellos dignos de análisis para el tema de la inteligencia emocional: reconocerlos, validarlos y guiar el actuar para la toma de decisiones sensatas para nosotros mismos. Evitar la impulsividad y ganar autocontrol ante una situación similar. Este corto toca un tema central en la vida de nuestros adolescentes: las relaciones de pareja. Vale la pena explorar junto con ellos el abanico de sentimientos que el noviazgo conlleva para orientarlos.

30. Perfection (Perfección)
La búsqueda de la perfección en sí misma es algo que deseamos despertar en nuestros hijos y alumnos. Sin embargo, ¿hasta dónde es saludable? Una vez que esta actitud se vuelve una compulsión, comienza a lastimar a la persona y aquellos a su alrededor. Esta cinta nos muestra una pequeña a la que desde temprana edad se le inculca el deseo de ganar, de vencer al tiempo y sus rivales en una necesidad de mostrar su superioridad. Perfección nos brinda la oportunidad de entablar un diálogo constructivo con los jóvenes a este respecto: conjuntar dos elementos de la inteligencia emocional: la motivación y la autorregulación, a fin de evitar caer en excesos.

31. The most beautiful thing (Lo más hermoso)
Divertida cinta que nos deja ver la historia de amor entre dos adolescentes. La chica es sordomuda y el chico, un tanto distraído, se deja llevar por las apariencias. Esta historia es ideal para conducir a nuestros jóvenes hacia la reflexión sobre cómo Brandon se vería beneficiado si desarrollara habilidades sociales, tales como hacer preguntas, expresar sus sentimientos y no caer en conclusiones rápidas. Aunque nuestro héroe carece de lo anterior, cumple con mostrar empatía e interés por aprender el lenguaje de señas, y así mejorar su comunicación con Emily.

32. The soup (La sopa)
Cinta de corte cómico que resulta ligera y atractiva para chicos y grandes. La sopanos deja una moraleja sobre la conveniencia de hacer lo correcto, de despojarnos de la individualidad y de tomar en cuenta las necesidades y situaciones que viven otras personas. Despierta las ganas de ser compasivo y de ayudar al prójimo. Todas estas actitudes son necesarias para la empatía como elemento de la inteligencia emocional.

33. Validation (Aceptación)
¿No sería genial que pudiéramos caminar por las calles dando elogios y cumplidos a completos extraños? ¡Imagínate el efecto positivo que esta acción tendría en el autoestima de las personas! Hugh, nuestro héroe, hace justo eso. Va por la vida dando comentarios positivos, de aceptación, a todos aquellos con los que se topa. Es una delicia ver esta cinta que de un inicio nos llena de positivismo y nos arranca una sonrisa. Esta situación irrisoria nos ayuda en la reflexión sobre la apertura de mente y la alegría que se contagia entre los seres humanos. También podemos estudiar cómo Hugh se enfrenta a una experiencia que lo llena de tristeza y, pasado un tiempo, retoma su caracter alegre y disposición amable.

Cortos de inteligencia Emocional (CIEC)
1. Tamara
Así se llama la protagonista de este cortometraje, una niña que pese a su discapacidad (es sorda) quiere convertirse en bailarina. A pesar de que no puede escuchar la música, Tamara la siente sin que ello suponga un impedimento para luchar por su sueño y alcanzarlo. Este ejemplo de superación personal ayuda a trabajar la empatía, y también a mostrar que pese a la diversidad la igual de oportunidades también existen.

2. Ciudad colorida

No todas las personas tienen la capacidad de sentir y expresar sus sentimientos de igual manera. Esta pieza nos lo demuestra contando la historia de un joven feliz que gracias a su actitud y gestos logra colorear el sentimiento gris y de tristeza que encuentra a su alrededor. Un día conocerá a una joven y nuestro protagonista sentirá sensaciones que nunca antes había tenido.
3. Octapodi
¿Cuántas veces no hemos oído la expresión ‘qué serías capaz de hacer por amor’? Octapodi responde a esta pregunta con un cortometraje de tintes humorísticos y una música muy pegadiza que hará esbozar alguna que otra sonrisa. Es la historia de dos pulpos enamorados que son separados cuando la hembra es adquirida para un restaurante de mariscos. El pulpo macho para lo imposible para recuperar a su amada.

4. Colour your world with Kindness
Promover la generosidad, la bondad o la empatía es el propósito de este cortometraje que quiere hacer del mundo un lugar mejor, porque las pequeñas acciones muchas veces marcan la diferencia.

5. Un beso antes de desayunar
En formato videocuento, esta propuesta muestra como las caricias, los abrazos y, por supuesto los besos, son necesario para el desarrollo de una buena base emocional. Lo podéis completar con una experiencia como la que nos propone la docente Elena en su blog Diario de una maestra: aula de Elena.

6. La Flor Más Grande del Mundo
Este cuento escrito y narrado por José Saramago trata sobre un niño que crece en un mundo quebrado por el individualismo, la desesperanza y la falta de ideas, donde prevalece el egoísmo, la falta de solidaridad o de amor a la vida. El niño realiza un viaje a su interior en busca de los valores esenciales que le ayudarán a darle sentido a su vida y su infancia se convertirá en el lugar para reencontrarse con lo mejor de sí mismo.

7. Cuando estoy enfadado
Beatriz Montero narra este cuento de Trace Moroney, de la editorial SM, que explica a los niños que el enfado es un sentimiento normal, siempre y cuando no se haga daño a nadie. El mejor momento para escucharlo es cuando los niños se enfadan ya que aprenderán a controlarlo y a tener una autoestima sana. Este vídeo fue emitido en el programa infantil ‘La merienda’, Tenerife, en 2013.

8. Paula y su cabello multicolor
Trata de enseñar a los niños a identificar las emociones básicas como son la alegría, la tristeza, el enfado o el miedo para que después las acepten y puedan expresarlas y canalizarlas de manera positiva y saludable. El cuento, de Carmen Parets, está escrito en un lenguaje sencillo, recomendado para niños a partir de 3 años. Además, cuenta con una amplia recopilación de recursos y actividades gratuitas complementarias que se pueden encontrar en su página de Facebook.

9. El monstruo de los Colores
Anna Llenas cuenta la historia del Monstruo de los Colores, quien se hace un lío con las emociones y le toca resolver el enredo. Es un gran apoyo para explicarle a los más pequeños las emociones, ya que después de escucharlo se pueden desarrollar un montón de actividades donde ellos mismos pueden expresar sus sentimientos.

10. Cerebro dividido (Brain divided)
Este cortometraje de animación muestra cómo funcionan los dos hemisferios del cerebro masculino cuando se enfrenta a una cita romántica con una mujer. Por un lado, está el correcto y coherente y, por otro, el sensible y sexual. Se trata de un film humorístico realizado por Josiah Haworth, Joon Shik Song y Joon Soo Song que muestra esa batalla entre la cabeza y el corazón.

11. El pez arcoiris
En el océano existe un hermoso pez que se llama Arcoiris por sus precisos escamas de colores y al que todos admiran por su gran belleza. Pero en realidad este hermoso pez está solo, su egoísmo hace que ninguno de sus compañeros quiera jugar con él. Un cuento de Marcus Pfister que enseña lo importante que es compartir.

12. Monsterbox
Es una emotiva, divertida y tierna animación sobre la amistad. Sus autores, Ludovic Gavillet, Lucas Hudson, Colin Jean-Saunier y Dérya Kocaurlu, son cuatro estudiantes de una reconocida escuela de Arte y Diseño de Lyon (Francia) que han sabido llegar al corazón de pequeños y mayores. Los protagonistas son dos amigos totalmente diferentes que valoran la amistad por encima de todo, sabiendo reconocer los errores y aprendiendo de ellos.

13. Miedo
El cuento de Graciela Beatriz Cabal cuenta cómo un niño vive diferentes situaciones de miedo: a la oscuridad, al ruido, a las personas bajitas, a las altas, etcétera, hasta que adopta un perros y se come todos sus miedos. Un historia de fortaleza para superar una difícil situación.

14. El puente
Este corto enseña a trabajar en equipo. Un ciervo, un conejo, un oso y un mapache transmiten el mensaje de que en este mundo hay espacio para todos si colaboramos y ponemos de nuestra parte. Todo ocurre a la hora de cruzar un estrecho puente; el oso y el ciervo se enfrentan mientras que el conejo y el mapache se ayudan para salvar los obstáculos… Y lo consiguen.

15. Mi lado de la bufanda
Carmen Parets es la autora de este cuento sobre la amistad de dos amigos, Héctor y Violeta. Enseña a los más pequeños el valor de la amistad verdadera a través de una bufanda que les une, a veces parece que les separa, otras les llena de amor y en ocasiones es como si les ahogara. Una metáfora sobre el valor de la amistad verdadera.

16. For the birds
Cortometraje de animación de los estudios Pixar que se estrenó en 2000. La trama se desarrolla en un cable telefónico, donde 15 pájaros pequeños comienzan a burlarse de un pájaro de mayor tamaño.

17. Chicken or The Egg
Esta propuesta, con tintes románticos y un toque de humor, cuenta la historia de un cerdito al que le apasiona comer huevos. Pero un día se enamora de una gallina y tendrá que elegir, ¿el huevo o la gallina?

18. Empathise
Apenas tiene una duración de dos minutos, pero resulta de especial interés para trabajar la empatía con los más pequeños y también concienciarles sobre el cuidado de los animales.

19. El poder de la empatía
Es un cortometraje de la Doctora en Trabajo Social Brené Brown, que ha dedicado parte de su trayectoria profesional a estudiar el coraje, la vulnerabilidad o la vergüenza como algunas de las dificultades que impiden que las personas conecten y se comuniquen entre sí.

20. Los ojos de Lena
La protagonista de esta historia es Lena, una niña de corta edad que un día visita el zoo en compañía de su madre. Pero el zoo no es el lugar que ella había pensado que sería porque los animales no reciben el trato que deberían. Lena se siente mal y decide que tiene que cambiar las cosas.

Reflexiones
Sin duda, el camino de educar a niños y adolescentes en las emociones repercute en ayudar a crear sociedades más tolerantes, más justas, que sean capaces de sortear los problemas con una dosis de compasión y entendimiento de las necesidades humanas.
Saber reconocer y modular nuestras emociones y acciones, nos puede abrir las puertas de la felicidad y de vivir una vida más plena.
Existen un sinfín de cortometrajes que pueden ser analizados bajo la lupa de la inteligencia emocional. Te invitamos a que nos compartas algún título que te haya ayudado en esta tarea.
También te sugerimos leer nuestra selección de largometrajes que sirven para este mismo propósito. ¡Que lo disfrutes!
Este contenido ha sido visto en las páginas de canva.com y de ciec.edu.co
La entrada 53 HERMOSOS NUEVOS CORTOS PARA TRABAJAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN CLASES Y EN CASA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

DORMIR BIEN, GARANTIZA LA SALUD Y ESTABILIDAD EMOCIONAL DEL DOCENTE

La salud mental de los docentes ha cobrado gran importancia en las investigaciones de los últimos años. Estudios recientes señalan a la actividad docente como una profesión estresante (Aldrete 2003).

La presencia de enfermedades de tipo psicológico tales como estrés depresión y ansiedad, violencia en el trabajo e intimidación como las causantes del 18% de los problemas de salud asociados con el trabajo una cuarta parte de los cuales implica dos semanas o más de ausencia laboral asimismo se señala que la presencia de estas patologías en sectores tales como la educación, los servicios sociales y de salud es dos veces superior que en otras profesiones (Velásquez 2003).
El insomnio y los trastornos del sueño son considerados como dos de los problemas más comunes, tanto en población general como trabajadora; algunos reportes estiman que la prevalencia del insomnio oscila entre un 9 y un 12% en la población general adulta (Ancoli-Israel y Poth 1999), mientras que en población trabajadora las cifras son considerablemente superiores, entre un 10 y un 40% (Linton y Bryngelsson 2000; Moreno et al. 2008). En estudio reciente sobre una población trabajadora de Costa Pica (Pando, 2010) se reportó a un 59% de la población estudiada presentando al menos un síntoma de trastornos del sueño de forma genérica y el 5.0% registraron positivo en el total de los 6 reactivos explorados. Este mismo estudio consideró como presencia de trastorno de sueño a aquellos sujetos que presentaran 2 o más signos o síntomas y el 41% de los sujetos calificaron con trastorno.

Frecuentemente los trabajos científicos relacionan las condiciones de trabajo con el empeoramiento en la calidad del sueño, medida ésta tanto objetiva (polisomnografía) como subjetivamente (cuestionarios de autoaplicación). Entre las características más destacables del sueño en población trabajadora están los estudios que señalan a la rotación de turnos o al estrés laboral como factores que favorecen alteraciones en la fase circadiana de sueño y dificultades en el mantenimiento ininterrumpido del sueño (disminución del sueño profundo, aumento del tiempo total en la cama, aumento del número y de la duración de los despertares, disminución del sueño eficiente).
Diversos estudios han mostrado cómo los estresores laborales pueden incidir significativamente en la aparición de las alteraciones de sueño (Jansson y Linton 2006; Linton 2004), y existen investigaciones que muestran las implicaciones económicas, por las elevadas pérdidas que generan los trastornos del sueño (Stoller 1994).
En el origen de trastornos psicológicos tales como la sintomatología de los trastornos de sueño podemos encontrar a los Factores Psicosociales en el trabajo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) los ha definido como las interacciones entre el contenido, la organización y la gestión del trabajo y las condiciones ambientales por un lado, y las funciones y necesidades de los trabajadores por otro. Estas interacciones podrían ejercer una influencia nociva en la salud de los trabajadores a través de sus percepciones y experiencias (Velásquez 2003).
En estudios realizados recientemente con docentes se ha encontrado la presencia de diversas alteraciones psicosociales como estrés y burnout en niveles considerables (Aldrete, 2001, 2003; Pando 2006), pero poco se ha explorado sobre los trastornos de sueño y nada en una población como los docentes de “Educación Especial”, que se exponen a condiciones especiales de trabajo, dado que además de los factores psicosociales negativos que enfrenta la docencia regular, ellos deben trabajar con niños y padres de familia que presentan necesidades educativas especiales.
Si le interesa leer el estudio completo sobre “Factores psicosociales laborales y trastornos de sueño en docentes”, puede descargarlo en la parte interior del artículo. Del mismo modo también compartiremos para que descargue una “Guía del sueño”, que le podrá ayudar y a regular la cantidad de sueño que necesita para poder trabajar de forma eficaz en su trabajo.
A continuación compartimos con fines educativos y pastorales la publicación del Blog Ideas que Ayudan en donde muestran técnicas que podríamos emplear a la hora de ir a dormir y así poder descansar las horas necesarias de acuerdo a nuestra carga labora y edad. Esperamos que el siguiente material sea de utilidad para la comunidad de docentes y para las personas de distintas áreas y trabajos.
Técnica de respiración para quedarte dormido en un minuto
¿Problemas de insomnio? Puede que estés tan llena o lleno de preocupaciones que los pensamientos no te dejan relajarte y tener una noche de placentero sueño y aunque ya has intentado miles de métodos para dormir nada funciona. Pues toma nota porque esta técnica para quedarte dormido te va a funcionar.
Sabiduría que ayuda: Los expertos aseguran que es más saludable dormir entre 8 a 9 horas por noche de descanso y de preferencia, dormir dos o tres horas antes de la media noche.
Técnica de respiración para quedarte dormido en un minuto
Se trata de un método llamado “4-7-8”, el nombre te parecerá extraño, pero son ejercicios demasiado sencillos.
Paso 1: Lo primero que debes hacer es acomodarte en tu cama, arroparte y apagar la luz, inhala tranquilamente por la nariz durante 4 segundos.
Paso 2: Después de los 4 segundos, inmediatamente comienza a contar 7 segundos sosteniendo la respiración.
Paso 3: Acto seguido comienza a exhalar por la boca de tal manera que sueltes el aire durante 8 segundos.
Todo el procedimiento debe hacerse de forma relajada, vuelve a repetir y verás que no te darás cuenta cuando estés dormido.
¿Cuántas horas necesito dormir?

Cómo funciona esta técnica de respiración
Al realizar esta estrategia se reduce tu ritmo cardiaco y tu cuerpo y mente se tranquilizan, así es más fácil quedar dormido. Si lo haces con calma no te darás cuenta del resultado sino hasta el día siguiente.
Los expertos aseguran que cuando te acuestas preocupado y con estrés hay más adrenalina en tu sangre, respiras más rápido y en menor cantidad. O sea, tu respiración no es la adecuada. si concentras tu atención a la respiración te será más fácil olvidarte de las preocupaciones.
Andrew Bail, doctor en Ciencias de la Salud en la Universidad de Harvard, asegura que el método es saludable y confiable. Si te despiertas durante la noche vuelve a utilizar el método.
Por cierto, la técnica de respiración también es útil para calmar tus nervios durante el día.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Ideas que Ayudan en la siguiente dirección: ideasqueayudan.com
Notas relacionadas con la salud del docente:

Cuidar la garganta, garantizar la salud y la voz de los docentes, dando click aquí.
La salud laboral de los docentes y el mindfullness, dando click acá.
Desarrollo de emociones positivas en la niñez, dando click de este lado.

MATERIAL DE DESCARGA:
¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.
DESCARGA: GUÍA DEL SUEÑO
La entrada DORMIR BIEN, GARANTIZA LA SALUD Y ESTABILIDAD EMOCIONAL DEL DOCENTE se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.