22 ESTRATEGIAS Y TÉCNICAS DE APRENDIZAJE PARA DESCARGAR

Compartimos la siguiente entrada de 22 ESTRATEGIAS Y TÉCNICAS DE APRENDIZAJE del portal educativo Orientación Andújar con fines únicamente educativos – pastorales.
La inteligencia no es algo fijo sino modificable. El enfoque actual de la inteligencia no la identifica tanto con los conocimientos sino con el repertorio de habilidades que permiten actuar inteligentemente. La inteligencia no es tanto una entidad cuanto un conjunto de habilidades; es más bien un sistema abierto y como tal puede mejorar.

La nueva concepción del aprendizaje concibe al estudiante como un ser activo que construye sus propios conocimientos inteligentemente, es decir, utilizando las estrategias que posee. Mientras que en la concepción anterior el profesor se limitaba a transmitir contenidos, ahora su cometido principal es ayudar a aprender. Y como aprender es construir conocimientos, es decir, manejar, organizar, estructurar y comprender la información, o lo que es lo mismo, poner en contacto las habilidades del pensamiento con los datos informativos, aprender es aplicar cada vez mejor las habilidades intelectuales a los contenidos del aprendizaje.
Aprender es pensar; y enseñar es ayudar al alumno a pensar, mejorando diariamente las estrategias o habilidades de ese pensamiento.

ESTRATEGIAS Y TÉCNICAS DE APRENDIZAJE INTRODUCCIÓN

MAPA MENTAL
LA CRUZ CATEGORIAL
LA ESPINA DE ISHIKAWA
EL DIAGRAMA DEL POR QUÉ
LOS SEIS SOMBREROS PARA PENSAR
LOS GRÁFICOS
EL PERIÓDICO
DIBUJANDO NUESTROS CONOCIMIENTOS
LA CONFERENCIA
LOS ORGANIGRAMAS
GALERIAS DE APRENDIZAJE
EL TOUR DE BASES
LOS CUADROS COMPARATIVOS
EL ANÁLISIS DE IMÁGENES
EL ESTUDIO DE CASOS

ESTRATEGIAS Y TÉCNICAS DE APRENDIZAJE INTRODUCCIÓN

ENLACES AFILIADOS

DIAGRAMAS DE VENN
LAS LINEAS DE TIEMPO
TELARAÑA
LA UVE DE GOWIN
LOS ANAGRAMAS
LOS CRUCIGRAMAS
EL RELOJ DE LA COMUNICACIÓN

SELECCIÓN DE LECTURAS PARA LA PRÁCTICA DE TÉCNICAS DE APRENDIZAJE

Este contenido ha sido publicado originalmente por Orientación Andújar en el siguiente dirección: orientacionandujar.es
MATERIAL DE DESCARGA: 
¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.
DESCARGA: 22 ESTRATEGIAS Y TÉCNICAS DE APRENDIZAJE
La entrada 22 ESTRATEGIAS Y TÉCNICAS DE APRENDIZAJE PARA DESCARGAR se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

MANUAL DE ESTRATEGIAS DIDÁCTICAS – DESCARGA GRATUITA

La estrategia didáctica es la planificación del proceso de enseñanza aprendizaje para la cual el docente elige las técnicas y actividades que puede utilizar a fin de alcanzar los objetivos propuestos y las decisiones que debe tomar de manera consciente y reflexiva. La presente compilación de estrategias didácticas bajo un enfoque orientado al desarrollo de competencias, pretende ser una herramienta de apoyo a la labor docente en dos sentidos:

Entregar los aspectos conceptuales básicos de las principales estrategias para la formación orientada al desarrollo de competencias.
Favorecer una selección pertinente de estrategias en los programas de asignatura de acuerdo a los aprendizajes esperados y las características de la disciplina.

¿Para qué usar las estrategias?

Para responder a los variados estilos de aprendizaje que pueden tener los estudiantes que cursan una misma asignatura. Por este motivo, es fundamental que una estrategia sea utilizada como eje didáctico central, pero que pueda ser integrado con el uso de técnicas que fortalezcan o potencien el aprendizaje.
Para favorecer el desarrollo de habilidades y actitudes tales como: pensamiento crítico y creativo, responsabilidad ante el aprendizaje, búsqueda, organización, creación y aplicación de información, promoción del aprendizaje colaborativo y autorreflexión sobre el propio aprendizaje. Todas ellas características deseables en un estudiante y un profesional, y, por cierto, vinculadas directamente con las competencias genéricas que la Institución ha optado por desarrollar.

¿Cuáles son los conceptos clave en la implementación de las estrategias didácticas?
Se debe considerar que las estrategias didácticas (junto con las técnicas, actividades y recursos) se conciben en el marco de la definición de la Estrategia Metodológica más pertinente para una asignatura:

Estrategia Metodológica: Conjunto integrado y coherente de estrategias y técnicas didácticas, actividades y recursos de enseñanza – aprendizaje. Facilitan el desarrollo de los aprendizajes esperados, según los principios pedagógicos de la formación orientada al desarrollo de competencias. Favorecen en los estudiantes el desarrollo de la capacidad de adquisición, interpretación y procesamiento de la información y su utilización para la generación de nuevos aprendizajes: los que deben ser significativos y profundos.

¿Cuáles son sus principales componentes?
1. Estrategia didáctica:
Son procedimientos organizados que tienen una clara formalización/definición de sus etapas y se orientan al logro de los aprendizajes esperados.
A partir de la estrategia didáctica, el docente orienta el recorrido pedagógico que deben seguir los estudiantes para construir su aprendizaje. Son de gran alcance, se utilizan en periodos largos (plan de estudio o asignatura) y tienen dos características principales:Click para Twittear
Los profesores son facilitadores y los estudiantes protagonistas de su propio aprendizaje.

En las primeras aplicaciones existe la posibilidad de no obtener el 100% de los resultados esperados, lo cual es común que suceda, dado que es necesario un tiempo de apropiación de la estrategia, tanto del docente como de los estudiantes. Esto se logrará mientras más veces se implemente la estrategia. La idea es que estas experiencias permitan a docentes y estudiantes solucionar dificultades futuras, a través de ir ajustando la implementación para el logro de los aprendizajes esperados.

2. Técnica didáctica:
Son procedimientos de menor alcance que las estrategias didácticas, dado que se utilizan en períodos cortos (parte de una asignatura, unidad de aprendizaje, etc.); cuyo foco es orientar específicamente una parte del aprendizaje, desde una lógica con base psicológica, aportando así al desarrollo de competencias.
3. Actividades:
Son acciones necesarias para lograr la articulación entre lo que pretende lograr la estrategia y/o técnica didáctica, las necesidades y características del grupo de estudiantes. Su diseño e implementación son flexibles y su duración es breve (desde una clase a unos minutos).
4. Recursos de enseñanza – aprendizaje o recursos didácticos:
Son todos aquellos materiales, medios, soportes físicos o digitales que refuerzan tanto la acción docente como la de los estudiantes, optimizando el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Este contenido ha sido publicado originalmente por INACAP en la siguiente dirección: inacap.cl
MATERIAL DE DESCARGA:
¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.
DESCARGA: MANUAL DE ESTRATEGIAS DIDÁCTICAS + PLANEACIÓN DIDÁCTICA
DESCARGA DIRECTA: MANUAL DE ESTRATEGIAS DIDÁCTICAS
La entrada MANUAL DE ESTRATEGIAS DIDÁCTICAS – DESCARGA GRATUITA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

CUATRO ESTRATEGIAS Y SEIS CONSEJOS PARA DESARROLLAR UN LENGUAJE POSITIVO

El hablar se define como “la capacidad de comunicarse mediante sonidos articulados que tiene el ser humano”, y por lo tanto se adquiere y se aprende el manejo y desarrollo de la costumbre de modular adecuadamente el tono, el ritmo y las inflexiones de la voz, pues de la potencia acústica o “decibeles” y el modo como se emitan, se podrá lograr (tanto en la casa como en la escuela) los resultados esperados.

Es necesario educar para aprender a escuchar a los demás, para que se pueda corregir si el hábito no es el positivo. “Es menester escuchar a los demás para que se pueda corregir ese hábito que muchas veces es el resultado de la educación que se adquiere desde casa”.
Como educadores, este tema debe (aunque este verbo –a algunos-  poco les guste) y es fundamental, porque no basta con lograr un buen ambiente de aprendizaje en el aula “derivando el caso a quien corresponda” los casos de disrupción, sino tomar las primeras acciones para que la comunicación en el proceso educativo, sea positiva y logre su correcto, efectivo y excelente fin. Carlota Fominaya, escribe en el ABC Familia (España), sobre el tema, porque hay “momentos en los que nos sentimos desbordados y estamos a punto de perder el control, y nos propone aplicar (sin ser las únicas) estas cuatro estrategias básicas de autocontrol:

Reconocer que gritar es perder el control, por lo que tenemos que parar, mantener la calma y reflexionar
Detectar los pensamientos hostiles que alimentan el enfado, Entender, empatizar con el niño y se requiere paciencia y cercanía.
Busca distracciones: disminuir la activación fisiológica de la ira. Buscar la forma de canalizar la energía hacia un fin más productivo.
Si es difícil para ti aplicar esas estrategias y el grito se convierte en un patrón habitual de relación con tus hijos es el momento de pedir ayuda especializada.

La psicóloga Piedad González Hurtado, Master en Psicología Clínica y de la Salud, con experiencia profesional en la coordinación y supervisión de equipos y experiencia sostiene que levantar la voz, para indicar, ordenar o simplemente dar instrucciones a los niños “puede ocasionar un daño importante en su cerebro y en el desarrollo neurológico, lo que puede desencadenar en desequilibrios emocionales importantes”, y no tiene vuelta atrás. «Por más que luego les pidamos perdón por haber perdido los nervios y les demostremos cariño, el daño está hecho», […] «tienen un impacto en el cerebro humano y en el propio desarrollo neurológico del niño ya que el acto de “gritar” tiene una finalidad muy concreta en todas las especies, que es la de alertar de un peligro. Nuestro sistema de alarma se activa y se libera cortisol, esa hormona del estrés que tiene como finalidad poner las condiciones físicas y biológicas necesarias para huir o pelear».
«Quien ejerce la ardua tarea de educar puede sentirse en momentos determinados desbordado y perder el control, todos lo hemos sentido en algún momento. No podemos dramatizar si es puntual, pero hay que trabajar para tener estrategias alternativas a estos; y sobre todo hay que educar en el respeto y el ejemplo es una de las formas más coherentes de educar». Lo que ocurre, añade, «es que algunas personas repiten el patrón educativo de sus padres y pueden pensar que utilizar los gritos sirve manejar el comportamiento inadecuado de sus hijos. Cuesta desprenderse de lo aprendido. Ahora, convertidos en adultos son incapaces de usar otras herramientas, otras alternativas más útiles y respetuosas» QUÉ LE PASA AL CEREBRO DE TUS HIJOS CUANDO LES GRITAS.
El Doctor en Ética y Licenciado en Filosofía y Letras Luis Castellanos, junto al neurocientífico Manuel Martín Loeches, empezaron a investigar los efectos que tienen las palabras que utilizamos en el cerebro con el objetivo de crear estrategias innovadoras y soluciones prácticas que mejoren la vida, la salud y el bienestar, y clarificar cómo nos cambian las palabras que elegimos para educar a los niños y jóvenes, y la necesidad de aumentar el lenguaje positivo.
Y es que las palabras positivas tienen una repercusión directa en el funcionamiento del cerebro. Así lo constató una investigación de este centro, publicada en “Plos one”, que a través de encefalogramas comprobó que el cien por cien de las palabras positivas pronunciadas por un ordenador activaban el tiempo de reacción del cerebro frente a otras negativas o neutras.
“El lenguaje positivo tiene facilidad para transformar el cerebro humano con una alta activación”. Alegre, feliz, enérgico, animado, activo, ilusionado, orgulloso o reír, son algunos ejemplos de palabras con carga positiva de alta activación frente a otras negativas de alta activación como miedo, alertado, asustado, asco, desprecio, envidia, vergüenza, enfado o preocupado.
Los educadores que utilizan lenguaje positivo en el hogar y en la escuela ayudan a los niños a ser más seguros e independientes. Cuando los profesores les dicen a los niños qué pueden hacer, los niños comienzan a mirarse a sí mismos, sus rutinas de clase y las interacciones con sus semejantes. Por ejemplo, a una niña que está tirando arena sobre el patio de juego se le puede enseñar que, en su lugar, ella puede utilizar una pala para echar la arena en una cubeta o depósito. Le podría decir, “Si quieres jugar con la arena, puedes llenar esta cubeta. ¿Te gustaría una cubeta azul o una roja?” De esta manera, se orienta el interés de la niña, pero lo dirige de una manera más apropiada.
UTILIZA UN LENGUAJE POSITIVO Y VIVIRÁS MÁS Y MEJOR.
INTENTE ESTO EN CASA Y EN LA ESCUELA
¿Qué opina del lenguaje positivo? ¿Es cultura de su medio el usar un lenguaje positivo? ¿Cree necesario realizar algunos cambios en su estilo de comunicación? Brooke Brogle, Alyson Jiron y Jill Giacomini, nos ofrecen seis consejos (que hemos adaptado a este artículo), advirtiéndonos que puede ser una tarea difícil, pero con un poco de práctica, usted notará una gran diferencia en las relaciones con los niños y jóvenes. Ellos se sentirán más alentados, positivos e independiente y, como resultado, usted disfrutará de una mejor cooperación tanto en casa como en la escuela.

REEMPLACE EL “NO” POR EL “SÍ”. ¡Dígale a su niño y o estudiante qué puede hacer! Si lo vio cortando las hojas de una planta, en vez de decirle “¡No cortes eso!” usted puede decirle, “Las tijeras son para cortar papel o plastilina. ¿Cuál quieres cortar?” Es más probable que su niño tome la elección apropiada cuando usted lo ayude a comprender exactamente cuáles son las opciones apropiadas disponibles.
OFREZCA OPCIONES. Cuando usted le brinda al niño o adolescente opciones de qué puede hacer, ponerse o a dónde ir, es más probable que elija una de las opciones que usted le ofreció porque lo hace sentir que él tiene el control. Esta estrategia también funciona para usted como educador porque aprobará cualquier elección.
PROPÓNGALE “CUÁNDO.” Cuando el niño o joven le pida hacer algo, en vez de decirle que no, reconozca su petición y dígale cuándo podría hacerlo. Esta respuesta les suena más como un “sí”. Plantee, por ejemplo, “al finalizar este trabajo”, o le podría decir, “¡suena como una gran idea!, pero primero necesitamos terminar esta tarea”. ¿Te gustaría ir parque después?”
UTILICE LENGUAJE COMO “PRIMERO-LUEGO.” Otra manera de decirle al niño o adolescente cuándo puede hacer algo de manera positiva es utilizar una declaración conocida como “primero-después.” Por ejemplo, si él quiere ver televisión, pero usted quiere que recoja sus juguetes, usted le podría decir “Primero levanta tus juguetes y después puedes ver televisión”. “Terminamos todos de hacer esta tarea, y después nos tomamos cinco minutos más de recreo”.
DELE TIEMPO PARA PENSAR. A veces, podrá sentirse frustrado cuando no responden de manera rápida a su petición y sentirá la tentación de demandar y alzar la voz. Cuando eso suceda, recuerde que los niños y jóvenes están aprendiendo el lenguaje y cómo utilizarlo. Necesitan tiempo para pensar lo que usted dijo y cómo va a responder. Esto le puede tomar varios segundos, hasta minutos, más que a usted para procesar la información. Si mantiene la calma y repite calmadamente la petición una vez más, observará menos conductas desafiantes
AYÚDELE A RECORDAR. Los niños más que los jóvenes, se distraen fácilmente, pero ambos necesitan entender sus palabras. A veces necesitarán que les ayude a recordar lo que usted le pidió que hiciera para poder hacerlo. Frases como “yo recuerdo” son muy útiles en estas situaciones. El comunicar la información como un simple hecho, en vez de una orden, le proporciona la información que él necesita para hacer la elección correcta por sí solo sin culparlo o hacerlo sentir como si hubiera fracasado.

Le sugerimos la lectura de: CÓMO UTILIZAR LENGUAJE POSITIVO PARA MEJORAR EL COMPORTAMIENTO DE SU HIJO.
Conviene saber que, para algunos expertos, el hablar gritando es “una costumbre aprendida por la permanente interacción con personas que lo hacen”. […] “es una perturbación lingüística, que se ha convertido en una manifestación cotidiana al hablar, y como medio de expresión cultural; porque se siente la necesidad de manifestar una emoción, de esa manera espontánea o de manera reactiva. El grito y el hecho de hablar gritando son acciones tan comunes como tener hambre y manifestarlo, lo que las hace diferentes es, en definitiva, el propósito por el cual se pronuncia subiendo el tono de la voz. Yes  aquí que la educación, tanto en el hogar como en la escuela, deben enseñar a aprender y desarrollar el lenguaje positivo
El dominio propio aparece entonces, según el científico social inglés Gregory Bateson como esa respuesta a la interrogante inicial, pues es “la única manera en que esta comunicación primitiva que se ha vuelto un hábito aprendido y que es a su vez, una reacción espontánea, llegue a ser expresada de la manera correcta o, rechazada a su debido tiempo”. En todo caso se debe enseñar a aprender la comunicación positiva, como lo hemos sostenido líneas arriba. GRITAR Y HABLAR A GRITOS: ¿ACCIONES TOTALMENTE DIFERENTES?
“…al cerebro le encanta el lenguaje positivo porque reacciona más rápido que cuando escucha una palabra negativa, y esto significa que mejora la atención, la concentración y la creatividad del ser humano” (Luis Castellanos).
REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF
La entrada CUATRO ESTRATEGIAS Y SEIS CONSEJOS PARA DESARROLLAR UN LENGUAJE POSITIVO se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

ESTRATEGIAS PARA AFRONTAR PROBLEMAS DE INDISCIPLINA EN EL AULA

“La relación entre disciplina y aprendizaje es crucial. Lo suficientemente claro es, que en un aula disciplinada es más fácil activar a los alumnos de la manera deseada por el profesor; por consiguiente, se podrá hacer un uso más racional del tiempo en la realización de las tareas, al no ser necesario su empleo en problemas organizativos. Por supuesto, la existencia de un aula disciplinada, no necesariamente implica que el aprendizaje esté teniendo lugar” (Geonel Rodríguez Pérez).
Sin embargo, la indisciplina en el aula (falta de disciplina, es decir, la ausencia por completo de un comportamiento considerado como normal y esperado dentro del contexto en el cual se produce (ABC), puede ser causada tanto de parte de los estudiantes como del docente.

Por parte de los estudiantes la más común se presenta con los problemas de hiperactividad, déficit de atención y aprendizajes, los cuales deben ser estudiados, en el aula de clase y así poder sacar un diagnóstico de lo que realmente necesita el niño dentro de su comportamiento; y por otra parte la indisciplina puede darse por la relación directa que existe entre profesor estudiante, y  las metodologías empleadas para comunicar un saber, en este sentido la indisciplina puede estar relacionada con las estrategias mal empleadas en el ámbito escolar, que no motivan ni despiertan interés ni curiosidad en los niños (cf https://zofra.wordpress.com/las-causas-de-la-indisciplina-en-el-aula/) .
Nos es necesario sumar información y mejorar la capacitación docente para enfrentar los no pocos casos de indisciplina en el aula que se presentan en la tarea docente. El Blog APOYO PRIMARIA, con muchos aportes bibliográficos, publica un artículo del Profesor Santos Rivera, en el que analiza las posibles causas de la indisciplina en el aula, tanto por parte de los estudiantes, como del docente, y expone 23 estrategias para afrontarla. Compartimos este artículo con fines únicamente educativos – pastorales, y que creemos será muy útil conocer y compartir con los padres de familia y colegas.
¿Conocemos a nuestros estudiantes y descubrimos las razones de su indisciplina? ¿Establecemos normas claras? ¿Transmitimos confianza y firmeza en nuestras exposiciones?
ESTRATEGIAS PARA AFRONTAR LA INDISCIPLINA EN EL AULA
Es común que en el salón de clases surjan problemas de conducta cuyas causas debemos detenernos a analizar. Unas veces pueden ser debidas a los alumnos, pero otras ocasiones la causa de los problemas de conducta pueden ser por culpa del docente.
Anteriormente compartimos algunas orientaciones para aumentar la motivación en los alumnos, ahora compartimos una serie de estrategias para afrontar la disciplina en el aula. Primero analizaremos las causas más comunes para posteriormente establecer algunas estrategias para afrontarlas.

Las causas de los problemas de indisciplina debidas a los alumnos pueden ser:

Problemas de conducta producidos por estrategias para captar la atención.
Problemas de conducta como consecuencia directa de las emociones negativas que tienen relación con la enseñanza, el fracaso repetido en clase, como no entienden se aburren y pasan a molestar al profesor o a los compañeros.
El fracaso constante, lleva al alumno a tener una opinión negativa sobre sí mismo (autoconcepto negativo) dejando una sensación de inadaptabilidad e incompetencia y una tendencia a la derrota al enfrentarse a las mismas tareas.
Influencias sociales de alumnos que arrastran a una mala conducta a toda la clase o a gran parte de ella.
Alumnos, que con carácter experimental, retan al profesorado para comprobar dónde están los límites de sus advertencias y a la vez comprobar en qué medida las amenazas cumplidas les pueden causar algún daño.
Problemas relacionados con el desarrollo cognitivo del alumno que le impiden seguir la acción formativa del profesor, dando lugar en algunos casos a problemas de conducta.
Los problemas afectivos (los que están asociados a las emociones y la personalidad) pueden influir notablemente en la conducta de la clase.
Extraversión-Introversión. Los alumnos extrovertidos preferirán un entorno que ofrezca múltiples relaciones y actividades sociales, mientras que el introvertido se sentirá incómodo en una atmósfera de trabajo muy rica y activa, esta situación, dentro del aula, puede provocar problemas de conducta.
Inestabilidad emocional, los alumnos inestables plantean problemas típicos de inadaptación personal, son inquietos, suspicaces, reservados.
Estilo cognitivo. Hay estilos de aprendizaje incompatibles en el aula.
Alumnos con dificultades especiales.

Conductas específicas de los docentes que generan problemas de conducta en los alumnos:

El caso del docente, que tiene “un componente de su personalidad” que influye negativamente en los alumnos.
La organización de la clase, la disposición física, la forma de impartir la clase y la disposición de los horarios puede dar lugar a problemas de control.
Planificación de la clase. Puede producir problemas de control cuando el paso de una actividad a otra no se hace adecuadamente.

ESTRATEGIAS PARA AFRONTAR LA DISCIPLINA EN EL AULA
Ya analizamos las posibles causas de los problemas de conducta, ahora veamos algunas estrategias para afrontar la disciplina en el aula:
Establece objetivos de interés, motivadores y realistas para los alumnos.

Logra conocer a los alumnos en clase y descubrir las razones que hay detrás de sus actos.
Prevé los probables problemas de control, decide las estrategias para su resolución y aplícalas con rapidez y de modo consecuente.
Mantén buena predisposición hacia el alumnado. El efecto “demonio” y la profecía autocumplida, si ya estamos impresionados positivamente por la conducta de alguien en un cierto contexto, nos sentiremos predispuestos de manera favorable hacia los esfuerzos que realice en otro.
Ayuda a los alumnos a desarrollar un autoconcepto positivo, orientado hacia el éxito. Para ello, en la medida de lo posible, procura encomendarles tareas acordes con su nivel de aptitudes. Un alumno con poca autoestima o que se considere un fracaso es mucho más probable que cause problemas de control.
Cambia de actividades dentro del aula para evitar que los alumnos caigan en el aburrimiento y la desmotivación.
Haz el entorno del aula lo más agradable, animado y estimulante posible.
Evita amenazas innecesarias o poco prácticas. Las amenazas desmesuradas que los alumnos saben que no se pondrán en práctica, sirven sólo para rebajar la opinión sobre el docente como alguien a quien no se debe tomar en serio.
Establece normas y procedimientos claros. No excederse en su número, ya que si son demasiadas es probable que se olviden de la mitad.
Procura ponerte en el lugar del alumno.
Autopresentación. El docente debe trasmitir a los alumnos:
Confianza en sí mismo: no hablar ni actuar de forma precipitada, mirar a la clase en general y a cada alumno/a en particular de forma tranquila.
Hay que evitar cualquier antagonismo injustificado o reacción exagerada ante la conducta de los alumnos.
Orientaciones e instrucciones precisas: las instrucciones deben ser breves, irán al grano y se expresarán en lenguaje sencillo.
Firmeza ante los problemas.
Conciencia de lo que está ocurriendo. Mantener el estado de alerta ante lo que sucede en el aula durante el trabajo o las explicaciones.
Disfruta enseñando. Esto ayuda a mantener un buen control de la clase y desempeña una parte importante del éxito de la enseñanza.
Puntualidad. Muchos de los problemas de control de la clase, surgen porque el profesor llega tarde o porque está entretenido en otras cosas.
Buena preparación de la clase.
Ponerse rápidamente a la tarea. Un vez que los alumnos están en el aula, hay que empezar la clase con rapidez y energía para centrar la atención en las explicaciones y en las tareas a realizar.
Insistir en la colaboración de toda la clase. Es fundamental conseguir una colaboración total antes de entrar en materia.
Utilizar la palabra con expresividad, con tono agradable y que no produzca cansancio o tensión.
Mantenerse alerta ante las incidencias de la clase. Moverse por el aula, mantener un buen contacto visual con los alumnos, darse cuenta de dónde van a surgir probablemente los problemas, concentrando ahí su atención.
Estrategias claras y bien comprendidas para enfrentarse a situaciones de crisis.
Distribución clara y equitativa de la atención del profesor.
Evitar comparaciones. Las comparaciones pueden generar hostilidad y resentimiento hacia los docentes por parte de las personas más desfavorecidas en esas comparaciones y también divisiones en el seno del aula.
Hacer un buen uso de la preguntas. El profesor que hace preguntas a alumnos concretos, está utilizando una estrategia muy valiosa para mantener atentos y activos a los alumnos.
Garantizar oportunidades adecuadas de actividades prácticas.
Organizar la clase de forma eficaz.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Apollo Primaria en la siguiente dirección: apoyo-primaria.blogspot.pe | Autor: Santos Rivera
La entrada ESTRATEGIAS PARA AFRONTAR PROBLEMAS DE INDISCIPLINA EN EL AULA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.