CÓMO EVALUAR POR COMPETENCIAS EN PRIMARIA – EJEMPLOS PRÁCTICOS

Partiendo de la definición de competencia como “Una combinación de conocimientos, capacidades y actitudes adecuadas al contexto·” y como “la capacidad de realizar eficazmente una tarea en un contexto determinado” para poder desarrollar las competencias hay que asimilar y apropiarse de una serie de saberes asociados a ellas, y además aprender a movilizarlos y a aplicarlos conjuntamente de manera relacionada en un contexto determinado. En este sentido, evaluar competencias conlleva evaluar procesos en la resolución de situaciones-problema.
Toda evaluación requiere información, ésta es una idea aceptada, pero que reclama muchos matices, para que pueda ser comprendida en todas sus consecuencias.

La evaluación de competencias, marca los límites en los que debe desarrollarse el proceso de recogida de información, de hecho este proceso no puede iniciarse, sino se dan algunas condiciones previas.
CÓMO EVALUAR COMPETENCIAS EN PRIMARIA – EJEMPLOS PRÁCTICOS
En este apartado se proponen pruebas trimestrales para evaluar las competencias.

En su elaboración se han tenido en cuenta los contenidos trabajados a lo largo del trimestre y se han organizado las actividades por competencias.
Se ofrecen dos pruebas para cada trimestre acompañadas de sus soluciones y de un informe individual que permite seguir la adquisición de las competencias de cada niño.
La organización de este material es la siguiente:

Prueba de evaluación por competencias.
Soluciones de la prueba. 
Competencias y subcompetencias trabajadas en cada actividad.
Informe individual de subcompetencias superadas.

 MATERIAL DE DESCARGA 
¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.
DESCARGA: CÓMO EVALUAR COMPETENCIAS EN PRIMARIA – EJEMPLOS PRÁCTICOS
La entrada CÓMO EVALUAR POR COMPETENCIAS EN PRIMARIA – EJEMPLOS PRÁCTICOS se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

EL EXAMEN NO LO ES TODO: 10 FORMAS DIFERENTES DE EVALUAR A TUS ALUMNOS

Al hablar de estrategias de enseñanza y de evaluación vemos que generalmente son las mismas,  pero la diferencia está en cómo las utilizamos y cuál es el propósito que tenemos; con los siguientes recursos los docentes pueden utilizar una técnica y adaptarla a sus necesidades.
Compartimos con fines educativos – pastorales la publicación del Blog de Educación y TIC “Tiching”. Creemos que este material puede ser de gran ayuda para los docentes.

Otras formas de evaluar más allá del examen
¿Quieres mejorar la manera en que tus alumnos aprenden? ¡Cambia tu forma de evaluar! En la actualidad existen infinidad de herramientas para realizar una evaluación formativa diferente al examen y que te harán la docencia mucho más práctica, rápida y fácil.

Además, tus alumnos disfrutarán siendo evaluados o evaluándose ya que lo harán de manera dinámica, participativa y divertida. ¡No te pierdas las herramientas que te proponemos!
5 técnicas para la evaluación y autoevaluación continua del aprendizaje

Rubricas de evaluación: Consiste en una tabla que presenta en el eje vertical los criterios que se van a evaluar y en el eje horizontal los rangos de calificación a aplicar en cada criterio. El alumno conoce en todo momento los criterios con los que se valorará su trabajo y esto le ayudará a planificar su trabajo y autoevaluarse posteriormente.
Diario de aprendizaje: Se trata de un documento similar al diario personal, pero que recoge las opiniones del alumnado sobre lo que ha aprendido y sobre lo que desea seguir aprendiendo. Esta herramienta favorece la reflexión sobre el trabajo propio, crea un hábito de escritura, estimula la creatividad, potencia la interacción entre los compañeros/as… ¡son todo ventajas! Te dejamos una propuesta didáctica para que te inspires.
Portafolio: ¿Aún no lo has probado? Se basa en una colección de trabajos y reflexiones de los estudiantes ordenados de forma cronológica, en una carpeta física o digital, que recopila información para tener un seguimiento del proceso de aprendizaje y que permite evaluar el progreso personal. ¡Haz clic en el enlace para saber más sobre ello!
Dianas de evaluación: Es un método de evaluación participativa, rápido y muy visual, que nos permite conocer la opinión de los alumnos sobre una actividad, el trabajo de equipo o el suyo propio. Consiste en dibujar un diana con tantos círculos como niveles de valoración queramos. Seguidamente, se debe dividir la diana en tantas partes como indicadores de evaluación tengamos y, por último, el alumno debe colorear cada indicador teniendo en cuenta el nivel que cree que ha alcanzado.
Escalera de metacognición: Esta herramienta trabaja la metacognición, aprender a aprender, ayudando a tus alumnos a reflexionar sobre su proceso de enseñanza-aprendizaje y a controlar su razonamiento y transformarlo para lograr aprender de forma más consciente y eficaz. ¡Echa un vistazo!

5 apps que tienes que probar si quieres evaluar de forma diferente

Class Dojo: Esta aplicación te permite evaluar las actitudes en clase a partir de un sistema de recompensas y penalizaciones editable según tus necesidades y gustos. Además, podrás analizar individual y colectivamente las actitudes de un grupo, y enviar informes individuales a los alumnos y a las familias, si es necesario.
Kahoot: ¿Jugar mientras se aprende? ¡Claro! Con Kahoot podrás crear test interactivos en tiempo real para que tus estudiantes respondan a través de cualquier dispositivo. Esta aplicación te permite infinidad de acciones: realizar un evaluación inicial, conocer la opinión de la clase sobre un tema concreto, llevar a cabo actividades grupales, fomentar la participación, gamificar los contenidos, etc.
Blicker Bluetooth: Es una aplicación de respuesta rápida que utiliza el Bluetooth de baja energía para la interacción de estudiantes y profesores. Hay dos aplicaciones necesarias para que el sistema Blicker funcione: Blicker Teacher y Blicker students. La aplicación permite realizar sondeos en modo anónimo, de identidad, de competición y en modo asistencia para averiguar quién ha asistido a clase.
Picklers: ¡Porque evaluar de forma innovadora no depende de una buena conexión a internet! Los creadores de esta app saben que no todos los centros cuentan con un alto nivel tecnológico y lo han tenido muy en cuenta. Picklers es una herramienta sencilla que permite recoger datos de la evaluación en tiempo real sin necesidad de que los estudiantes tengan dispositivos, simplemente con unas tarjetas. ¿No te mueres de ganas de probarla?
Additio App y Idoceo: Aunque estas herramienta no son solo para evaluar, pero sin duda te quitarán mucho tiempo de otras cosas para poder realizar una evaluación más exhaustiva. Se trata de cuadernos de nota digitales para ayudarte a gestionar el día a día de la clase. Entre otras cosas, podrás planificar las clases, visualizar tus horarios, crear informes personalizables, colaborar con otros profesores, gestionar la asistencia y las notas de los estudiantes…

¿Qué otras formas conoces que ayuden a los profesores a realizar una evaluación formativa?
Este contenido ha sido publicado originalmente por Blog de Educación y TICS Tiching en la siguiente dirección: blog.tiching.com
La entrada EL EXAMEN NO LO ES TODO: 10 FORMAS DIFERENTES DE EVALUAR A TUS ALUMNOS se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

¿QUÉ ES LA EVALUACIÓN FORMATIVA Y CÓMO OCURRE?

La Evaluación Formativa, es una actividad sistemática y continua, que tiene por objeto proporcionar la información necesaria sobre el proceso educativo.
En la entrega anterior tratamos la Evaluación como parte inherente del proceso educativo. En ese momento planteamos algunas ideas sobre el concepto y específicamente sobre la evaluación diagnóstica. En esta ocasión nos referiremos a la Evaluación Formativa.

Dependiendo de la etapa educativa en que nos encontremos, la evaluación puede cobrar diferentes significados, aunque la esencia de la evaluación es la misma: buscar información relevante en el alumno que nos ayude a comprender cómo se está produciendo el proceso de enseñanza-aprendizaje, y tomar las decisiones pertinentes.
A continuación compartimos con fines educativos la publicación del portal educativo Educar Chile en donde detallan de manera clara y precisa todo lo referente a la Evaluación Formativa. Esperamos que sea de utilidad para la comunidad docente.
Evaluación formativa
La evaluación formativa es aquella que centra su intervención en los procesos de mejora, de manera que trata desde su inicio de incidir en ellos. Entendiendo que el concepto “formativa” se asocia a sumativa y diagnóstica, en tanto implican una función de la evaluación, es importante destacar que la evaluación diagnóstica puede considerarse una parte de la evaluación formativa.
¿Qué es la evaluación formativa?
La evaluación formativa es aquella que centra su intervención en los procesos de mejora, de manera que trata desde su inicio de incidir en ellos.  Entendiendo que el concepto “formativa” se asocia a sumativa y diagnóstica, en tanto implican una función de la evaluación, es importante destacar que la evaluación diagnóstica puede considerarse una parte de la evaluación formativa.
Evaluación formativa y sumativa no son tipos de evaluación efrentados u opuestos, conceptualmente la evaluación es un único proceso que a partir del momento o necesidad de aplicación adopta funciones diferentes. Su calidad estará determinada por la oportunidad del momento de aplicación, la adecuación a los objetivos y la capacidad de complementar enfoques, no a su calificativo o forma de nombrarla. En rigor, no son excluyentes y necesitan complementarse para lograr una forma integral y holística de evaluar procesos de enseñanza – aprendizaje en el aula.

Considerando que la evaluación siempre contempla el ciclo: obtención de información, formulación de juicios de valor y toma de decisiones, en el caso de la evaluación formativa esta debiera  ser orientadora, reguladora y motivadora.
Se utiliza preferentemente como estrategia de mejora y para ajustar sobre la marcha, los procesos educativos en miras de conseguir las metas u objetivos previstos. Es la más apropiada para la evaluación de procesos, aunque también es formativa la evaluación de productos educativos, siempre que sus resultados se empleen para la mejora de los mismos. Suele identificarse con la evaluación continua porque permite obtener información sobre el desarrollo del proceso educativo de todos los estudiantes a lo largo de un curso, permitiendo ajustar o reforzar ciertas acciones y, al mismo tiempo, tener claridad sobre  la trayectoria de aprendizaje y la ruta de logros con sentido de realidad, de manera previa al cierre de los ciclos escolares. La información que aporta esta función evaluadora debe dar herramientas tanto a los estudiantes, como a los docentes.
Características de la evaluación formativa 
Entre las características fundamentales de la evaluación formativa tenemos las siguientes:

Posibilita actuar sobre el sujeto que aprende poniendo de manifiesto  dónde se han producido los errores de aprendizaje, si es que los hay.
Permite observar con claridad la trayectoria que sigue un estudiante entre su situación de partida y su situación de llegada, respecto del logro de los objetivos de aprendizaje.
Es de carácter procesual y continua, porque permite reorientar prácticas de manera permanente.
Permite perfeccionar procesos y resultados de aprendizaje.

¿Cómo se articula la evaluación formativa a los procesos de enseñanza y aprendizaje?
La evaluación formativa no es un proceso independiente de los diseños de aula. Se implementa de manera articulada y paralela al desarrollo de las unidades y programaciones.

Técnicas e instrumentos de evaluación formativa
La evaluación formativa debe proporcionar al docente elementos de juicio suficientes para que pueda adoptar decisiones con garantía y rigor. Para ello, debe conocer las posibilidades de aprendizaje de cada uno de sus estudiantes, cómo están aprendiendo, su ritmo, sus dificultades y por tanto, debe acceder a reportes que puedan ser interpretados y retroalimentados y de ese modo, motivar, reforzar o proporcionar ayuda.
Es muy importante distinguir entre recursos didácticos e instrumentos de evaluación. Mientras los primeros facilitan al estudiante su proceso de aprendizaje, los instrumentos de evaluación son  utilizados por el profesor para recoger información sobre el desarrollo de ese proceso. Todos los instrumentos de evaluación son recursos didácticos, pero no todos los recursos didácticos son instrumentos de evaluación.

Técnicas para desarrollar evaluación formativa
Instrumentos para el desarrollo de las técnicas de evaluación formativa

 
·         Autoanálisis de prácticas docentes
·         Ensayos libres
·         Encuestas
·         Observación directa
·         Revisión de cuadernos
·         Corrección de actividades
·         Elaboración de proyectos
·         Desarrollo de técnicas de estudio
·         Implementación de programas de refuerzo
·         Uso de diarios del docente y el estudiante
·         Entrevistas a estudiantes, entre otras.
 
 
*deben ser acordes a las técnicas escogidas.
·         Escalas de observación
·         Listas de control
·         Pruebas o ejercicios de comprobación
·         Guías de laboratorio
·         Cuestionarios
·         Esquemas
·         Mapas
·         Producciones orales, plásticas o musicales
·         Actividades de aplicación, entro otros.

Aspectos a considerar en la implementación

Debe permitir al grupo reflexionar sobre el rendimiento, analizando los resultados y logros como punto de referencia para las evaluaciones posteriores.
Los análisis deben ser grupales e individuales.
Se debe establecer de manera conjunta procedimientos y estrategias de mejora.
Si la evaluación implica solo listar notas y puntajes los estudiantes no tendrán herramientas para mejorar.
Los estudiantes deben ofrecer sus conclusiones. Las fases de la evaluación formativa deben implementarse considerando que, tanto docentes como estudiantes, tienen observaciones importantes para analizar el proceso.
La toma de decisiones debe reflejar los acuerdos tomados de manera común y si esto implica ajustes en la programación o los métodos, tanto estudiantes como docentes deben percibir dicho ajuste.
Las acciones deben ser fruto del compromiso compartido, en función del logro de las metas de aprendizaje que se espera lograr.

No olvidar los propósitos centrales
La función formativa de la evaluación tiene por objeto: observar, acompañar y analizar los procesos y resultados de los estudiantes para identificar fortalezas y dificultades y determinar en función de ello acciones docentes de refuerzo.  Es fundamental que el estudiante en esa ruta se sienta apoyado, paulatinamente satisfecho, motivado y  dispuesto a hacer las cosas de otro modo si es necesario.
Durante mucho tiempo, los profesores prestaron atención casi exclusiva a la evaluación de resultados al finalizar una unidad de aprendizaje o el año lectivo, con el propósito de asignar una calificación y certificar. No se prestó la atención que se merece al desarrollo del proceso de aprendizaje y su evaluación. Se desaprovechaban, así, las posibilidades de corregir oportunamente los errores, recabar antecedentes para encontrar estrategias pedagógicas alternativas, atender a diferencias individuales, ajustar tiempos.
Retroalimentar el proceso de enseñanza-aprendizaje es fundamental para que los estudiantes alcancen los aprendizajes esperados, considerando sus diferentes ritmos, por eso se ha subrayado la necesidad de recuperar la evaluación de proceso en la práctica pedagógica. El proceso de aprendizaje adquiere importancia en la medida que conduzca efectivamente hacia los aprendizajes esperados y al logro de los objetivos que demanda el Marco curricular, cuya consecución representa el compromiso profesional que el profesor ha adquirido con sus estudiantes. En consecuencia, los resultados del proceso son muy importantes, pero también la evaluación sumativa lo es, pues nos informa sobre la calidad de los aprendizajes alcanzados al término del ciclo de enseñanza. No se puede evitar que la evaluación siga cumpliendo con una función estructural de certificación. La evaluación de los resultados finales del aprendizaje con intención sumativa es, por lo tanto, imprescindible. Tal como se mencionó previamente, ambos procedimientos no son excluyentes, sino necesariamente complementarios.
En síntesis, en términos de las funciones que cumple la evaluación dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, sólo si la evaluación diagnóstica, formativa y sumativa operan en conjunto, se logra el equilibrio deseado y la evaluación puede constituirse en la herramienta que el profesor requiere para conducir su enseñanza de manera efectiva.
Diferencias entre  la evaluación formativa y la evaluación auténtica
Es común que se confundan los objetivos y utilidades de los tipos de evaluación que centran el discurso docente. Considerando que la evaluación auténtica es un referente que comienza a cobrar mucho interés en el espacio educativo, presentamos la diferencia entre ambas perspectivas.

¿Qué evalúa?
¿Cómo evalúa?
¿Cuándo evalúa?
¿Quién evalúa?
¿Para qué evalúa?
¿A qué se opone?

Evaluación formativa
Proceso de enseñanza- aprendizaje (construcción)
Registro secuencial de los cambios
Durante el desarrollo de las actividades
Profesor
Mejorar los procesos de enseñanza aprendizaje (nivel aula)
Evaluación tradicional de rendimiento o producto

Evaluación auténtica
Competencias funcionales (resolución de problemas)
Problemas representativos de situaciones reales socio personales
Durante el desarrollo de la resolución del problema (puntual o extenso)
Profesor
Tomar decisiones educativas a nivel institucional
Evaluación académica simplificadora y cerrada

Síntesis evaluación formativa
Objetivos:

Conocer el proceso de aprendizaje.
Proporcionar el apoyo pedagógico más adecuado a las necesidades del momento.

Funciones:

Seguimiento del ritmo de aprendizaje.
Constata el proceso de aprendizaje.
Permite modificar estrategias  en el proceso.

Para qué evaluar:

Tomar decisiones para mejorar el proceso: cambios en la metodología, nuevos recursos, refuerzos, remediales, etc.

Qué evaluar:

Progreso y déficits de los alumnos en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Dominio de habilidades procedimentales y acitudinales.

Cuándo evaluar:

Durante el proceso, que normalmente se concreta en una unidad de programación, curso, ciclo o etapa.

Cómo evaluar:

Observación sistemática del proceso.
Instrumentos de recogida de información y análisis de resultados.

Referencias bibliográficas

Santiago Castillo Arredondo, Jesús Cabrerizo Diago. Prácticas de Evaluación Educativa: Materiales e Instrumentos. Pearson Educación, 2003.
Santiago Castillo Arredondo, Jesús Cabrerizo Diago. Evaluación educativa y promoción escolar. Pearson Educación, 2003.
Joan Mateo, Andrés. La evolución educativa, su práctica y otras metáforas Volumen 33 de Cuadernos de educación. Edición ilustrada. Horsori, 2000.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Educar Chile en la siguiente dirección: educarchile.cl
MATERIAL DE DESCARGA:
¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.
DESCARGA: CONTENIDO PDF TIPOS EVALUACIÓN FORMATIVA
DESCARGA: PPTX (POWER POINT) EVALUACIÓN FORMATIVA
La entrada ¿QUÉ ES LA EVALUACIÓN FORMATIVA Y CÓMO OCURRE? se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

CÓMO EVALUAR A UN NIÑO CON SÍNDROME DE ASPERGER

Es un trastorno del desarrollo cerebral muy frecuente (de 3 a 7 por cada 1.000 niños de 7 a 16 años),  que tiene mayor incidencia en niños que niñas.
Que ha sido recientemente reconocido por la comunidad científica (Manual Estadístico de Diagnóstico de Trastornos Mentales  en su cuarta edición en 1994 de la Asociación Psiquiátrica Americana [DSM-4: Diagnostic and Statistical Manual]),  siendo desconocido el síndrome entre la población general e incluso por muchos profesionales.

La persona que lo presenta tiene un aspecto normal, capacidad normal de inteligencia, frecuentemente, habilidades especiales en áreas restringidas,  pero tiene problemas para relacionarse con los demás y en ocasiones presentan comportamientos inadecuados.
La persona Asperger presenta un pensar distinto. Su pensar es lógico, concreto e hiperrealista. Su discapacidad no es evidente,  sólo se manifiesta al nivel de comportamientos sociales inadecuados proporcionándoles a ellos y sus familias.

Ellos luchan sin descanso, con la esperanza de conseguir un futuro más amable en el que puedan comprender el complejo mundo de los seres humanos y ser aceptados tal como son.
Compartimos con fines educativos pastorales la publicación del portal El Psicoasesor, creemos que la siguiente información es importante conocimiento para los docentes.
Cómo evaluar a un niño con Síndrome de Asperger
Es seguro que antes o después, nos encontraremos en algún momento con un niño con Síndrome de Asperger. Al inicio es normal que no sepamos aquello que le acontece, pero mientras empecemos a tener confianza con el niño lograremos ver avances.
Cómo evaluar a un niño con Síndrome de Asperger
Lo primero que debemos hacer para una evaluación es comenzar por pasarle alguna prueba de screening. Estas pruebas son pequeños test que puede completar cualquier persona del entorno del chico o chica. Es importante mencionar que estas pruebas no dan un diagnóstico ni sus resultados son concluyentes. Son solo un instrumento, con el que ir viendo si nuestras sospechas van bien encaminadas o por el contrario debemos pensar en otras hipótesis.

Las pruebas de screening habituales son las siguientes:
Para nivel infantil: Aunque algunos manuales recomiendan el M-CHAT, éste no es un buen instrumento para Síndrome de Asperger pues suelen pasarlo fácilmente.
Primaria: Escala Australiana de Gilberg
Secundaria: ASSQ (Cribaje para espectro autista)
Si estas pruebas nos indican que nuestras sospechas están fundamentadas, tendremos una referencia para poder dar el siguiente paso:
Hablar con la familia:
Es el más importante y a la vez delicado. Nunca es fácil decirles a unos padres que pensamos que su hijo tiene algún problema importante. Sin embargo, es absolutamente necesario que lo hagamos para poder iniciar el camino que llevará a atender al chico/a de la mejor manera posible. Las reacciones de la familia pueden ser muy variadas, desde la negación y el enfado con el profesional que se lo comunica, hasta la rápida actuación y cierto alivio al ver que alguien empieza a poner nombre a sus preocupaciones. Es posible que necesiten un tiempo antes de ponerse manos a la obra o que lo hagan inmediatamente. Es un proceso complicado y que cada persona y familia realiza lo mejor que sabe. Nuestro papel es acompañarles en ese proceso, aconsejarles y orientarles, respetando siempre sus necesidades.
A partir de aquí, el siguiente paso es obtener un diagnóstico clínico profesional. Este será el diagnóstico que determine si existe una patología y de cuál se trata. Este diagnóstico se puede obtener acudiendo al psicólogo.
Los profesionales profesionales de la psicología cuentan con experiencia y formación en el manejo de las herramientas diagnósticas estandarizadas como el ADI-R o el ADOS-G, Pocos gabinetes privados suelen tenerlos, pero si los hay en las asociaciones de Asperger y de TEA  es mejor asistir a alguno de estos últimos.
Educativamente también será necesario iniciar el proceso de valoración psicopedagógica correspondiente, por el que se determinen cuáles son las necesidades concretas del alumno/a y sobre todo, cuáles son las actuaciones más adecuadas.

Ref: Asociación Sevillana de Síndrome de Asperger.
Este contenido ha sido publicado originalmente por El Psicoasesor en la siguiente dirección: elpsicoasesor.com
MATERIAL DE DESCARGA:
¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.
PRUEBA: TEST INFANTIL DEL SÍNDROME DE ASPERGER (CAST)
PRIMARIA: ESCALA AUSTRALIANA DE GILBERG
SECUNDARIA: ASSQ (CRIBAJE PARA ESPECTRO AUTISTA)
La entrada CÓMO EVALUAR A UN NIÑO CON SÍNDROME DE ASPERGER se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

FORMATO PARA EVALUAR EL PROCESO DE LECTOESCRITURA

Se llama lectoescritura a la capacidad y habilidad de leer y escribir adecuadamente, pero también, la lectoescritura constituye un proceso de aprendizaje en el cual los educadores pondrán especial énfasis durante la educación inicial proponiendo a los niños diversas tareas que implican actividades de lectoescritura.
Existen variados métodos y teorías acerca de cómo llevar a buen puerto el proceso de lectoescritura, por ejemplo, algunos se centran en aspectos más formales y entonces tratan el proceso desde sus partes hacia lo general, es decir, partiendo de las letras, siguiendo por las sílabas, para luego pasar por las palabras y finalmente por las frases; y por el contrario, los llamados constructivistas, proponen que la percepción del niño comienza siendo una mezcla, captando la totalidad, sin detenerse en los detalles, entonces, parten del todo y le presentan al niño palabras completas con sus pertinentes significados.

Por supuesto que el uso de tal o cual postura, dependerá de un conocimiento en profundidad de los alumnos primero para luego sí poder estipular las mejores y más adecuadas estrategias.

Como de su denominación se desprende, lectoescritura supone la unión de dos procesos íntimamente vinculados, tal es el caso de la escritura y de la lectura; leer y escribir son actividades complejas pero fundamentales de las cuales dependerá el hecho que el individuo siga aprendiendo por el resto de su vida. También son determinantes para poder ingresar en el saber organizado, que es sin dudas el elemento más importante de una cultura.

MATERIAL DE DESCARGA: 

MANUAL PARA LA EVALUACION DE LA LECTOESCRITURA
¿CÓMO EVALUAR LAS ETAPAS DE LECTOESCRITURA?
FORMATO PARA EVALUAR EL PROCESO DE LECTO-ESCRITURA

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.
DESCARGA TODO EL MATERIAL (1-2-3): LECTOESCRITURA
La entrada FORMATO PARA EVALUAR EL PROCESO DE LECTOESCRITURA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.