DECIR QUE NO HAY QUE APRENDER COSAS DE MEMORIA ES UN DISPARATE NEUROLÓGICO TOTAL

El filósofo y escritor español José Antonio Marina (Toledo, 1939), ha dedicado toda su labor de investigador a la elaboración de una teoría de la inteligencia que comienza en la neurología y termina en la ética. Sostiene que la función principal de la inteligencia no es conocer sino alcanzar la felicidad y la dignidad. Dentro de este proyecto ha publicado “El bosque pedagógico”, libro que es como un mapa con algunas indicaciones para orientarse en la selva de la educación, “…y cómo salir de él”.
“Nos adentramos en el bosque pedagógico, un bosque fértil, que muestra un mundo educativo en constante ebullición y repleto de innovaciones. Un mundo que muestra una enorme pasión por el cambio. Los autores nos presentan una cartografía para poder orientarse en él.

¿A quién podemos preguntar para salir de ese bosque? A la Filosofía de la Educación, que nos permite conocer el funcionamiento, las posibilidades y los límites de la inteligencia humana; que nos ayuda a comprender sus creaciones, a establecer criterios de evaluación sobre ellas, y a fomentar el pensamiento crítico. Ella nos permitirá orientarnos en este bosque tan espeso.
La pedagogía navega entre dos paradigmas, el tradicional y el nuevo, y a partir de ellos va emergiendo un paradigma ultramoderno. Antes de presentarlo, los autores buscan la respuesta a una serie de preguntas fundamentales, relacionadas con el aprendizaje y con la enseñanza.
En la primera parte, que trata sobre el aprendizaje, las preguntas planteadas están dirigidas a descubrir cómo aprenden los humanos, quién aprende, dónde se aprende y qué se debe aprender, y se nos muestran diferentes propuestas pedagógicas orientadas a responderlas. En la segunda parte, que trata sobre la enseñanza, las preguntas fundamentales tratan acerca de cómo enseñar, cómo saber si se ha enseñado, y quién debe enseñar.” Con estas palabras José Antonio Marina nos invita a leer su último libro, cuyo primer capítulo, gracias a su generosidad intelectual, tan propia de un buen maestro, lo podemos leer aquí: “EL BOSQUE PEDAGÓGICO”.
Para conocer un poco más sobre su pensamiento y sus propuestas educativas, compartimos, con fines únicamente educativos – pastorales, parte de las entrevistas que Carlota Fominaya y Laura Peraita le hicieron para ABC (España), sobre temas que nos interesan como profesores y/o padres de familia, para nuestra formación permanente, y por qué no, para dialogar con nuestros estudiantes. Con Fominaya dialoga sobre temas como pedagogías emergentes, el enfrentamiento entre la escuela tradicional y la nueva, los nuevos paradigmas, la importancia del maestro, la memoria y los contenidos, los hábitos, la formación inicial docente; y con Peraita sobre la razón económica de hablar del talento, su generación luego de la educar, la formación inicial docente, el papel de la escuela, todo lo aprendemos con la memoria, la enseñanza para configurar la memoria, el autodiseño cerebral, la tarea de los padres, el déficit de atención, la autosuficiencia positiva y la independencia con limites aceptados.
[CARLOTA FOMINAYA] Estamos presenciando continuamente la aparición de pedagogías emergentes. ¿Cómo saber cuál es el camino a seguir en esta avalancha de conceptos, teorías y modelos?
[JOSÉ ANTONIO MARINA] Estamos presenciando esta irrupción de pedagogías emergentes que pugnan por resolver los problemas, pero que a veces plantean otros nuevos, porque provocan confusión e incluso movimientos autodefensivos de rechazo entre los educadores y padres, desconcertados ante la proliferación de innovaciones a veces poco fundamentadas. Vivimos en la sociedad del aprendizaje, pero es cierto que la pedagogía actual está confusa, incapaz de ofrecer soluciones para una situación compleja y acelerada. De ahí este libro, humilde y laborioso, con frecuencia repetitivo y redundante, e incluso contradictorio, que pretende ser una cartografía en este bosque que no deja de crecer.
[CARLOTA FOMINAYA] ¿Su último libro es una especie de mapa?
[JOSÉ ANTONIO MARINA] Dado que en este momento se hace mucha investigación sobre pedagogía, lo que he intentado hacer es, efectivamente, una especie de «mapa» que nos oriente entre tantas investigaciones fragmentarias, e inconexas con otras investigaciones que suelen además inventar su propio vocabulario. Da la impresión de que muchas cosas son nuevas, pero en realidad son cosas pasadas cambiadas un poquito. Eso está produciendo un espejismo de novedad, cuando lo que hay en realidad es mucha investigación movida. Ha salido otra imagen, pero con dificultad de integrarlo en un modelo completo de pedagogía.
[CARLOTA FOMINAYA] A veces parece también que todo se resume en un enfrentamiento entre la escuela tradicional y la nueva.
[JOSÉ ANTONIO MARINA] Lo que pasa es que cuando un paradigma que tiene una tendencia al todo, lo demás parece «malo». Y se transmiten por una cuestión de fe, de manera que se vuelve a repetir y no se tiene capacidad crítica para evaluar el paradigma en el que se está trabajando. Dicho esto, el paradigma antiguo se basa en el maestro, la memoria, los contenidos, mientras que el otro se basa en no aprender de memoria y en aprender procesos y no contenidos. Las críticas de los antipedagogos son muy feroces. Critican los puntos flacos del nuevo paradigma. Sostienen que hay mucha actividad, mucho proyecto, pero que al final no han aprendido nada.
No hay solución si no se atiende a lo poquito que cada uno tenga de verdad. Y es que cada uno ha cogido una idea fragmentada de la inteligencia. Lo que tenemos que hacer es bajar a una teoría de la inteligencia de la memoria y del aprendizaje humano que, en este momento es muy potente, porque aprovecha cosas de la teoría de la neurociencia, de la psicología evolutiva, de la psicología a secas, de la antropología…
[CARLOTA FOMINAYA] Es que hay paradigmas nuevos muy controvertidos, como el que no hay que aprender cosas de memoria.
[JOSÉ ANTONIO MARINA] Cierto, ese es uno de los paradigmas nuevos que está mal. Cada vez que decimos que no hay que aprender cosas de memoria estamos diciendo un disparate neurológico total. Porque la memoria es el órgano de aprendizaje que tiene nuestro cerebro y, por tanto, todo lo aprendemos de memoria. Y todo lo que comprendemos lo hacemos a partir de los conocimientos que tenemos. Pero el viejo paradigma tampoco está bien, porque consideraba la memoria como un acto de repetición para almacenar. Todos los aprendizajes se organizan a través de la memoria. Y por tanto los dos paradigmas tenían una teoría errónea de la misma. Así no se puede fundar una teoría del aprendizaje. El lema de la Universidad de Padres que fundé es que «hay que conocer para comprender, y hay que comprender para tomar buenas decisiones y actuar». Y eso es lo que nos interesa. De manera que el hecho de desprestigiar los conocimientos significa desprestigiar de una misma tacada [golpe de billar] la comprensión y facilitar que las decisiones se tomen por el trending topic de turno, algo que nos sitúa en una situación de mucha vulnerabilidad.
[CARLOTA FOMINAYA] El paradigma nuevo también antepone la educación de la persona frente al conocimiento. ¿No es una exageración?
[JOSÉ ANTONIO MARINA] Es una contraposición ridícula. No hay que contraponer nada, para formar personas es indispensable formar el conocimiento. Pero sí es verdad que la educación tiene dos grandes columnas.
Una es la instrucción, que es un conjunto definido de procedimientos, de habilidades (ahora están de moda las destrezas, las competencias…), de conocimientos… Tienen que saber de matemáticas, razonar, pensar… pero todo se integra en un sujeto personal, o de una personalidad. La personalidad incluye más cosas: el estilo emocional, la manera de tomar decisiones, de soportar dificultades… ese es el carácter de la persona.
Por una parte, está una y por otra la otra, pero tiene que haber un proyecto integrador entre ambas. No podemos hacer una cosa holística, misteriosa. ¿A qué nos referimos cuando estamos hablando de personalidad o de carácter? De la peculiar forma que tiene cada sujeto de integrar muchas cosas que terminan siempre en el paso a la acción, de cómo actúa esa persona en la vida.
Ahora hemos recuperado a través de la psicología y la pedagogía americana una idea que era específicamente europea y que habíamos desdeñado un tiempo: el concepto de hábito. Adquirimos una cosa cuando adquirimos el hábito y repetimos con automatismo. Los hábitos se adquieren con aprendizaje, con entrenamiento. Desde Aristóteles se define a la personalidad como el conjunto de hábitos afectivos y morales que tenían las personas.
Las dos cosas tienen que estar dentro de un mismo modelo. Estamos ayudando a que los alumnos configuren su propia personalidad, pero mediante el fomento de hábitos emocionales, morales… que se van adquiriendo en la escuela y la familia o donde sea, y que tienen mucho que ver con el conocimiento y el modo de usar este. En definitiva, necesitamos una visión muy integrada del asunto.
En este momento lo que ocurre es que hemos «troceado» a los seres humanos y los hemos convertido en destrezas. Pero esas destrezas deberían articularse en la personalidad del sujeto concreto. No nos interesa que solo desarrolle una de las ocho inteligencias y nada más. Necesitamos que todo esto se integre en una persona.
[CARLOTA FOMINAYA] También necesitamos una educación «a lo largo de toda la vida», pero desconocemos quién va a impartirla.
[JOSÉ ANTONIO MARINA] No puede educar cualquiera. Vivimos en una sociedad muy complicada. Necesitamos más formación que la que teníamos antes, más amplia y profunda. La fobia a las matemáticas empieza hacia los 9 años. Nos lo tenemos que tomar en serio. Hay que saber qué funciona y qué no. Y respecto a la formación de los docentes, eso no se ha cuidado nunca. Hay maestros estupendos, pero muchos de ellos autodidactas.

La información completa, de esta entrevista la encuentra en: «DECIR A LOS NIÑOS QUE NO SE APRENDAN LAS COSAS DE MEMORIA ES UN GRAN ERROR».
[LAURA PERAITA] ¿Por qué se ha puesto de moda hablar de talento?
[JOSÉ ANTONIO MARINA] La razón es económica. Durante muchos siglos, la riqueza de las naciones se ha relacionado con la población agrícola, la densidad demográfica, etc. Ahora estamos en la sociedad del conocimiento, lo que supone que la riqueza de las naciones está en su capacidad de producir talento para aprovechar el resto de recursos de un país y saber cómo adaptarlos y hacerlos más productivos.
El talento tiene que ver con la acción, con la toma de decisiones y la generación de proyectos y, para ello, intervienen muchos aspectos como pensar bien, tener buena información, pero también supone gestionar bien las emociones y tener desarrolladas las virtudes de la acción: la perseverancia, la valentía, la tenacidad, el saber soportar el fracaso… Todo ello integra el talento, un concepto mucho más amplio de lo que tradicionalmente se conocía como inteligencia, que es la capacidad de pensar y de razonar, pero no la capacidad de actuar.
[LAURA PERAITA] ¿Es innato?
[JOSÉ ANTONIO MARINA] Eso se creía. Pero, no es así. Mi nuevo libro está basado en la neurología, que es una ciencia optimista porque cada vez que hace un descubrimiento asegura que tenemos más posibilidades de las que se suponía que teníamos. Los niños nacen con su mecanismo de inteligencia, que es su cerebro, y lo desarrollan o no según aprenden a utilizarlo. Y ahora sabemos que el talento no se genera antes, sino después, de la educación. La educación genera el talento.
Esta premisa es muy importante porque significa que la función de la escuela es generar un talento que de otra manera no va a existir. Hay niños con altas capacidades que tienen muchas competencias y aprenden con mucha rapidez, pero ¿eso significa que van a desarrollar su talento? No. De hecho, un porcentaje muy alto de estos niños no desarrollan su talento, se pierden en el camino. Por eso tenemos que fijar ese objetivo en el mundo educativo.
[LAURA PERAITA] ¿No se está haciendo ya? ¿Cómo se genera talento desde las escuelas?
[JOSÉ ANTONIO MARINA] Se está empezando a hacer, pero con iniciativas que no se han vuelto sistemáticas. Es decir, hay algunos centros que lo hacen, ciertos profesores… Mi interés es que esto se integre en el sistema educativo.
[LAURA PERAITA] ¿De qué manera?
[JOSÉ ANTONIO MARINA] Se tiene que iniciar en cada momento de la educación de una manera distinta, pero lo esencial está en que es necesario educar en dos aspectos fundamentales. El primero de ellos es la memoria porque el talento se basa en ella. Eso de decir a los niños «no te lo aprendas de memoria que eso no sirve para nada» es un error. Todo lo aprendemos con la memoria. No hay otra forma.
Podría ser útil la publicación: JOSÉ ANTONIO MARINA: NO HAY GENIOS, EL TALENTO SE APRENDE.
[LAURA PERAITA] Pero esta postura ¿tendrá muchos detractores, precisamente ahora que se tiende más a que los alumnos sepan localizar la información para no aprenderla de memoria?
[JOSÉ ANTONIO MARINA] Efectivamente, hay docentes contrarios, pero por pura ignorancia. Vemos desde la memoria, leemos desde la memoria, comprendemos desde la memoria, inventamos desde la memoria… La memoria es la que nos facilita el aprendizaje, de manera que tenemos que enseñar a los niños a que configuren su memoria para tener buenas ocurrencias, pensamientos ágiles, buenos sentimientos que motiven y den capacidad de resolver problemas… Son hábitos que se adquieren con la memoria.
En segundo lugar, que ya empieza poquito a poco a hacerse desde la infancia, hay que enseñar a los niños a diseñar su propio cerebro. Este es el gran asunto.
[LAURA PERAITA] Y eso, ¿cómo se logra?
[JOSÉ ANTONIO MARINA] Mediante un entrenamiento intelectual que tiene que ver con cómo maneja el niño la información, la relaciona… Hay protocolos que deben estar integrados. Por ello, estamos haciendo programas para que las escuelas enseñen las cosas de otra manera, no hace falta que se cree una clase específica para entrenar el cerebro. El objetivo es organizar la memoria del niño para que pueda sentir que aprende y progresa. El gran anzuelo educativo es que el adolescente se dé cuenta de que es capaz de hacer una cosa y al ser una experiencia tan agradable querrá repetirla otra vez y no abandonará los estudios.
[LAURA PERAITA] ¿Cuál sería el papel de los padres en este asunto? ¿Qué pueden hacer por sus hijos?
[JOSÉ ANTONIO MARINA] Dependen de la edad del niño. Si tiene tres años es el momento de enseñarle a fijar su atención y dirigirla para seguir indicaciones porque va a ser una de las grandes destrezas. Como no se está haciendo porque no nos ha parecido necesario, los niños están sometidos a una riqueza de estímulos y, por ello, nos encontramos con un número creciente de niños con un déficit de atención muy alto. Este déficit es un obstáculo para el desarrollo del talento porque no pueden dirigir su atención a lo que quieren aprender. Necesitamos que los niños configuren dentro de su memoria un sentimiento de seguridad en sí mismos.
Los padres deben convencer al niño de que el mundo es acogedor porque atiende sus demandas; que es previsible, porque si no se va a asustar mucho, y deben establecer rutinas para dar tranquilidad al niño, y eso significa poner límites, que son los que le aportan seguridad. Si no tiene límites se encontrará muy perdido.
Cuando entra en la escuela se debe insistir en que el niño se sienta capaz de hacer las cosas y educar por proyectos tiene una gran eficacia en este sentido puesto que le ayuda a dar sentido a lo que está haciendo, y cuando se acerca a su objetivo, se motiva.
En el último curso de Primaria lo que hay que primar más es que sepa independizarse de su grupo, puestos que el poder del grupo en la adolescencia es muy poderoso.
Les sugerimos leer la entrevista completa en: JOSÉ ANTONIO MARINA: «DECIR QUE NO HAY QUE APRENDER COSAS DE MEMORIA ES UN DISPARATE NEUROLÓGICO»
“Favorecemos la mala educación cada vez que colaboramos al éxito de programas de televisión basura, cada vez que no protestamos ante conductas violentas, o no somos colaboradores exigentes en los esfuerzos educativos, o predicamos que el triunfo y el dinero son lo único que cuenta, o pasamos de nuestras responsabilidades de padres, o de ciudadanos. La conspiración educativa pretende proporcionar apoyo a los que quieren intervenir y no saben cómo hacerlo, eliminar la impotencia de quienes pretenden enfrentarse a solas con el problema, zarandear el miedo y la pereza. Proponemos la técnica del castor, que palito a palito consigue hacer una presa que cambia el curso del río” (17/02/2002).
REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF
La entrada DECIR QUE NO HAY QUE APRENDER COSAS DE MEMORIA ES UN DISPARATE NEUROLÓGICO TOTAL se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

CIENTÍFICOS DAN CONSEJOS PARA MEJORAR LA MEMORIA

Como educadores nos es de mucha importancia conocer los avances científicos y pedagógicos sobre la relación entre la memoria y el aprendizaje, porque el tener la primera (en la mejor de las condiciones) permite tenga lugar el aprendizaje. “El aprendizaje se produce, justamente, cuando cambia el contenido de la memoria.
Una vez que se ha recibido un estímulo, dato, explicación, etc., nuestra memoria pasa de un estado de no tener un dato a otro de poseerlo” (Técnicas de estudio). “El término «aprendizaje» subraya la adquisición de conocimientos y destrezas; el de «memoria», la retención de esa información. Ambos procesos se hallan inextricablemente unidos” (David A. Lieberman, HUMAN LEARNING AND MEMORY).

Y aquí se nos presenta una oportunidad de ampliar nuestros conocimientos con el artículo en BBC MUNDO, de Helen Briggs, que lo compartimos con fines únicamente educativos – pastorales, y en cual se nos ilustra sobre los resultados de la investigación del Centro Médico de la Universidad Radboud, en Holanda.
¿Disponemos de un tiempo para conocer los métodos para tener memoria como la de campeones mundiales de competencias de memorización? ¿Conoce el método loci o palacio de memoria?
Un científico y un prodigio de la memorización te aconsejan cómo mejorar tu memoria
No necesitas haber nacido como un prodigio para tener la memoria de uno de los campeones mundiales de competencias de memorización y el método para conseguirlo es más fácil de lo que crees.
Así lo demuestra una investigación del Centro Médico de la Universidad Radboud, en Holanda, en la que se analizó una serie de escáneres cerebrales.
Las imágenes revelaron que aunque los cerebros de los prodigios de la memoria no tienen nada de especial en lo que respecta a su anatomía, sí muestran variaciones en lo que se refiere a sus conexiones.
Incluso los neurocientíficos que llevaron a cabo el estudio fueron capaces de entrenar a las personas con técnicas de memorización para que pudieran emular a los maestros en la materia.
Los aprendices pudieron recordar listas de nombres de una sola vez y mostraron patrones de conexiones cerebrales similares a las de los campeones.
“Tener una buena memoria es algo que podrías aprender y para lo cual podrías entrenarte”, indicó el doctor Martin Dresler.
El experto dirigió una investigación en la que escaneó los cerebros de 23 campeones mundiales de concursos de memoria y los resultados de la misma se publicaron en la revista especializada Neuron.
La estrategia mnemónica
De acuerdo con el experto, si usas estrategias de entrenamiento mnemónicas, “realmente podrás mejorar considerablemente tu memoria, incluso si, de entrada, la tienes muy mala”.
Las técnicas incluyen el método loci o palacio de memoria, una fórmula antigua con la que construyes un viaje imaginario a través de un lugar que conoces bien, como por ejemplo el edificio en el que vives o tu casa y usas cada sitio como un indicador visual para almacenar información.
Los neurocientíficos estudiaron los cerebros de los campeones de memoria, quienes son prodigios a la hora de no olvidar grandes cantidades de información, desde naipes hasta nombres y rostros.
Escanearon sus cerebros usando resonancias magnéticas, las cuales midieron la actividad cerebral al detectar los cambios de los flujos sanguíneos.
Hicieron lo mismo con un grupo de voluntarios de la misma edad y con coeficientes intelectuales similares a los campeones.
Los científicos compararon las imágenes de los cerebros de los prodigios de la memorización con las imágenes de los cerebros de los otros participantes en el estudio.
Los investigadores encontraron diferencias sutiles en los patrones de conectividad en un gran número de regiones del cerebro. Sin embargo, ninguna región se destacó en particular.

“Aprendimos que las diferencias neurobiológicas entre los campeones mundiales de memorización y las otras personas parecían ser bastante extendidas, distribuidas y sutiles”, explicó Dresler.
Sí se puede
Los científicos entrenaron a los otros participantes del estudio, que tenían destrezas para memorizar promedio para ver si podían mejorar sus habilidades.
A algunos de ellos se les entrenó con las técnicas usadas por los atletas de la memoria; a otros se les enseñaron otras estrategias que no incluían métodos mnemónicos y al resto no se les dio ningún tipo de entrenamiento.
Después de seis semanas de entrenamiento diario de 30 minutos, todos los participantes fueron sometidos a nuevos escáneres cerebrales.
Los investigadores vieron un aumento notable en las capacidades de memorización en las personas entrenadas con las técnicas de la memoria de los prodigios.
“En cierta forma, ellos realmente desarrollaron patrones cerebrales que nos recordaron a los patrones que vimos en los atletas (campeones de memoria)”, señaló Dresler.
“Este específico patrón en la conectividad del cerebro parece ser la base neurobiológica de un desenvolvimiento potenciado y superior de la memoria”.
Técnica antigua
El neurocientífico Boris Nikolai Konrad hizo que le escanearan su cerebro para la investigación y entrenó a los principiantes.
Konrad tiene dos récords mundiales por memorizar cientos de palabras, nombres y rostros, en periodos cortos de tiempo.
También es parte del Libro Guinness de los Récords Mundiales.
Pese a ese notable perfil, dice que no nació con habilidades excepcionales para memorizar.
“En la escuela casi me reprueban porque no podía recordar el vocabulario de inglés“, le dice a la BBC.
“Me tomó un tiempo darme cuenta de lo que me ayuda a la hora de memorizar y particularmente de conocer estas técnicas para memorizar”.
“Realmente me encanta compartir esta idea sobre cómo mejorar la memoria. Todavía no entiendo por qué no se las enseñamos más a los niños, a los adultos. En mi opinión es realmente útil”.
El profesor Michael Anderson, del departamento de Neurociencia de la Universidad de Cambridge, quien no está vinculado con la investigación, le dijo a la BBC que desde el tiempo de los antiguos griegos, se han conocido estos métodos para potenciar la memoria.
“Dresler y Konrad no solo ilustraron elegantemente cómo esta técnica de memorización puede ser enseñada y entrenada, pero también dieron un paso importante para identificar los cambios en el cerebro que la acompañan cuando se implementa”, señaló.
Este contenido ha sido publicado originalmente por BBC en la siguiente dirección: bbc.com
La entrada CIENTÍFICOS DAN CONSEJOS PARA MEJORAR LA MEMORIA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

YO CREO QUE LA EDUCACIÓN TIENE MUCHO QUE VER CON EL CORAZÓN

Álex Rovira Celma (Barcelona, España, 1969) es Licenciado en Ciencias Empresariales, MBA por ESADE y director de programas de Executive Education. Autor de “La Buena Suerte” (editada en 42 idiomas), “La Brújula Interior”, “Los Siete Poderes”, “El laberinto de la felicidad”, “La Buena Vida” o “La Buena Crisis”, “El Beneficio”, “La última respuesta”, “Las Palabras que curan” y “Cuentos para quererte mejor”.

“Defensor de que todo ser humano es, en esencia, positivo y que tiene un enorme potencial de desarrollo, Álex Rovira se ha convertido en uno de los conferenciantes y escritores de mayor reconocimiento internacional. Ha vendido cerca de cinco millones de copias de sus diferentes títulos, siendo algunos de ellos números 1 en ventas en diferentes países.
Apasionado de la psicología, Rovira cree profundamente en el poder de transformación de la palabra y en la terapia psicológica como ingrediente cotidiano e indispensable para reenfocar continuamente la vida. Considerado uno de los mayores expertos en Psicología del Liderazgo a nivel mundial y gran impulsor del selfmanagement. Todas las enseñanzas y planteamientos de Álex Rovira son aplicables al propio desarrollo individual y profesional como seres humanos”. “ME NIEGO A RENUNCIAR A LA UTOPÍA. CREO QUE HOY, MÁS QUE NUNCA, SON NECESARIOS LOS IDEALISTAS SUMAMENTE PRÁCTICOS”.
“Yo creo que nacemos mujeres y hombres, pero devenimos humanos. La humanización es una conquista, y en esa humanización tienen que trenzarse tres principios: principio del placer, principio del deber y principio de realidad. Cuando somos capaces de trenzar estos tres principios, el deber, el compromiso, el placer, la alegría y la realidad, darnos cuenta de lo que es, tenemos mucha más capacidad de transformación individual y colectiva. Si a eso, además, le añadimos una mirada apreciativa, potenciamos esos tres principios y podemos conseguir mucho más en lo individual y en lo colectivo, y sobre eso vamos a hablar y sobre eso vamos a compartir”, afirma Álex Rovira.
Gracias a la publicación de El País (España), BBVA y Editorial Santillana, compartimos con fines únicamente educativos, el diálogo entre un variado auditorio, donde algunos de los intervinientes se presentan y otros no, y a los cuales Alex Rovira responde sobre la importancia de enseñar a los niños a contar historias, consejos para quien quiera dedicarse a escribir, la lectura, la comunicación, sus referentes educativos, las claves del aprendizaje, las evaluaciones, la memoria, Albert Einstein, «la economía de las caricias» y temas sobre la familia. La Web del Maestro CMF, según su política de publicaciones, no necesariamente comparte las opiniones de los dialogantes. Dejamos a consideración de cada educador el análisis de las expresiones y posiciones de cada expositor en esta serie.
En esta publicación compartimos los enlaces del video completo y el momento más destacado, así como partes del diálogo, que recomendamos leer íntegramente en el título que indicamos al final del artículo. Es nuestro propósito que esta publicación sea una invitación a seguir entusiasmados en nuestra formación permanente, conociendo los aportes de especialistas cercanos al mundo educativo. Hacemos presente que las letras en negritas y cursivas son nuestras.
SONIA: Como maestra me gustaría saber cómo podemos fomentar la pasión por la lectura a los niños, a los adultos, a los jóvenes.
ÁLEX ROVIRA: “La pasión, como el entusiasmo, se contagian igual que se contagia la tristeza, la depresión. No prediquemos, nuestros hijos nos están mirando. Creo que la mejor manera de contagiar es que nos vean leyendo, y que hagamos del ritual de la lectura una celebración. […] Jordi Nadal, un magnífico editor, me decía que hay un estudio en el que se constataba que en los hogares que tenían libros, la probabilidad de que niñas y niños que habitaban allí llegaran a finalizar una carrera universitaria era mucho más alta. Entonces, disponibilidad, efecto contagio, hacer del regalo del libro un ritual, buscar libros bonitos, yo creo que hay libros maravillosos. […]”.

CHICA. Una pregunta que tengo para usted es: ¿Cuáles han sido sus mayores maestros y maestras que más le han influenciado en su vida?
ÁLEX ROVIRA: “Mi abuela materna, Carmen, una mujer tremendamente cariñosa y divertidísima. De ella, la evocación natural que tengo es la ternura, el humor, la alegría y la compasión. Porque para mí no tiene sentido hablar… ¿Tiene sentido hablar de inteligencia sin compasión? Mi padre, un hombre formado a sí mismo, avidísimo lector, que tenía que importar libros de Argentina en la dictadura española que estaban prohibidos aquí, y eran libros de filosofía, de religiones comparadas. Pero yo recuerdo la mesilla de noche de mi padre llena de libros, y dejándolo como quien no quería sobre una mesa, para ver si alguno de los tres hermanos picábamos. Mi madre, mi madre por su enorme capacidad de amar, y, luego, te diría que las grandes maestra y maestros que he tenido eran gente humilde que, quizás, no tuvieron acceso a una formación superior. Por ejemplo, recuerdo a Josep, a José, un campesino, pero yo, muchas veces, los fines de semana, cuando tenía siete, ocho o nueve años, lo primero que hacía al llegar al pueblo era tomar la bicicleta, ahí en Aiguafreda, ir a ver a Josep y sentarme a su lado, y él me contaba cuando cosechaba, cuando sembraba, si el viento venía de levante, que auguraba tormenta; por qué las fuentes, cada vez, tenían menos agua… Era una especie de Walt Whitman este hombre sin saber que era un poeta y era un hombre que, seguramente, no sabía leer, seguramente era analfabeto, pero tenía una profunda conexión con el alma de las cosas. Y ese amor a la vida, y esa ternura hacia la naturaleza, y el cómo trataba a los animales… Era un hombre tremendamente respetuoso, era un hombre que nunca le oí hablar mal de nadie. Para mí fue un maestro fundamental, y todavía lo tengo muy presente”.
POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE CÓMO MIRAS A TU HIJO (MOMENTO DESTACADO 5´03”)

NOEMÍ: Me gustaría saber cuáles son para ti las claves del aprendizaje.
ÁLEX ROVIRA: “Yo creo que son múltiples. La verdad es que es una pregunta que requeriría una reflexión en profundidad. Como decía antes, creo que hay un factor fundamental, que es el contagio, el entusiasmo. No puede haber aprendizaje sin entusiasmo. […] como clave de aprendizaje, estaría el entusiasmo, la pasión, el esfuerzo, pero el esfuerzo combinado con algo fundamental, que es la alegría y el reconocimiento. Pensemos de nuevo en aquellas maestras y maestros que han sido los mejores que hemos tenido en nuestra vida, y veréis que, invariablemente, nos invitaban seguramente al esfuerzo, pero ¿desde dónde? Desde el contagio de la alegría, desde el contagio de la pasión, desde el reconocimiento. […] Y creo que esa combinación de entusiasmo, pasión, esfuerzo, alegría, reconocimiento, son claves del aprendizaje. […] ¿Qué tienen los equipos de alto rendimiento que funcionan a nivel deportivo, a nivel incluso de organizaciones humanas, de empresas? Tienen tres cosas: en primer lugar, se respetan, sin respeto no hay nada. En el aprendizaje es lo mismo, hay que respetar a la persona que está aprendiendo. Segundo, la admiración. La admiración es fundamental porque pone en marcha el mecanismo de aprendizaje por imitación. Yo cuando admiro a alguien le quiero imitar, inconscientemente tiendo a incorporar su lenguaje, sus gestos… Y la tercera variable fundamental es que haya un afecto profundo. […] Insisto, creo que no somos conscientes de la capacidad que tenemos de transformar a los demás, y si se combina todo eso, hacemos florecer al ser amado. Cuando hablamos de amor, lo llevamos siempre mucho al terreno del deseo, al terreno de la lujuria, al terreno de Eros. Hablamos poco de filia y de ágape, hablamos poco del amor como la energía de la confianza, del vínculo, de calidad, la energía del compromiso, la energía de la transformación, la energía del diálogo, la energía que, realmente, llámale energía, llámale, por supuesto, emoción que nos une. Creo que, realmente, no puede haber un aprendizaje radical sin un amor radical”.
TU MIRADA PUEDE TRANSFORMAR A LAS PERSONAS. (VIDEO COMPLETO 48´ 55”)

CHICO: Últimamente, se ha dicho que la memoria ya no es tan importante en la educación, porque desde un móvil podemos acceder a todo el conocimiento, ¿estás de acuerdo con eso? ¿Crees que la memoria es todavía importante?
ÁLEX ROVIRA: “Creo que, precisamente, no tener memoria o intentar borrar la memoria no solo es fuente de disfunciones operativas, sino de disfunciones psicológicas muy importantes. Hay que tener memoria y hay que tener memoria para la gratitud, hay que tener memoria para evitar que la infamia se repita, por eso es importante la memoria histórica, es fundamental. Por eso es fundamental tener en el recuerdo quien nos ha ayudado y quien nos ha bendecido, por eso es importante memorizar las tablas de multiplicar. Por eso es importante que, aunque la tecnología avance mucho, y acabaremos todos ciborgizados, porque si ahora nos falta el móvil, a algunas y algunos es como si nos faltara un órgano vital. Pero la memoria es fundamental. La memoria cognitiva, la memoria emocional, incluso me atrevería a hablar de la memoria espiritual en términos de gratitud, de humildad, es crítica. Y, por lo tanto, hay que trabajar la memoria. Porque, además, es un placer poder traer a colación, aquí y ahora aquello que en un momento te ha conmovido, o aquello que crees que le puede ser útil al amigo, o ¿cómo se llamaba aquel libro que ahora quiero aconsejar o aquella película?, o ¿qué decía aquel fragmento que leí o aquel poema que a lo mejor le quieres regalar a la persona a la que amas? Yo creo que debemos seguir trabajando la memoria como una pieza más de todo el proceso de humanización. Sin memoria no somos nada”.
La transcripción completa de este diálogo lo puede Usted leer aquí: POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE CÓMO MIRAS A TU HIJO.
Esta publicación corresponde a SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN
“Creo profundamente en el poder de transformación de la palabra, de la comunicación que busca tender puentes para comprender al otro y para buscar, siempre, el bien y el beneficio común. Creo que sin valores no puede haber valor, y que sin buena gente no puede haber buena vida ni buena suerte”.
REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF
La entrada YO CREO QUE LA EDUCACIÓN TIENE MUCHO QUE VER CON EL CORAZÓN se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

NO ES LO MISMO MEMORIZAR QUE APRENDER DE MEMORIA

La memoria, definida como una de potencias del alma por Aristóteles, (junto al entendimiento y voluntad); permite al ser humano registrar, retener y recordar aquello ya se sabe o se ha experimentado o vivido (y que se considera valioso), y que interviene en todos sus procesos de aprendizaje; “aunque ahora la memoria esté desprestigiada como potencia del alma y sustituida por el amasijo de células del cerebro que los estudiosos tratar de cartografiar para ver en qué lóbulo, circunvolución o amígdala las personas guardamos el recuerdo de lo que aprendemos, de lo que sabemos, de nuestra vida”, sostiene el Licenciado Francisco Rodríguez.

Sin entrar en la argumentación de las valiosas opiniones de especialistas, sobre el tema de la memoria; compartimos con Ustedes, (con fines únicamente educativos – pastorales), un video de la revista digital Guía Infantil, (con contenidos para padres y niños), subido a su canal en YouTube, (como lo hemos hecho en anterior oportunidad, ¿QUÉ HACER PARA APLICAR LÍMITES Y NORMAS EN LOS NIÑOS?). En esta presentación se nos dice que “no es lo mismo memorizar que aprender de memoria”, y nos brinda cinco consejos para enseñar a comprender y no aprender de memoria; de tal manera que nuestros estudiantes sean capaces de memorizar, comprender y explicar un conocimiento con sus propias palabras.

Este interesante video, propone que, para lograr memorizar comprensivamente se puede usar el juego, canciones, poesías, etc.; también una pizarra; el pasar del rol de alumno a profesor para dar explicaciones; la sustitución de palabras desconocidas por sinónimos que sí entiendan; el organizar la información en esquemas y que se acostumbre nuestros niños y jóvenes a preguntar sin temor.
¿Son nuestras clases para memorizar conceptos o para comprender conceptos y memorizarlos? Si el aprendizaje es la consecuencia de establecer conexiones entre lo nuevo y lo ya sabido ¿Cómo fortalecer la memoria de nuestros estudiantes?

La entrada NO ES LO MISMO MEMORIZAR QUE APRENDER DE MEMORIA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.