PADRES RECUERDEN QUE LA BUENA EDUCACIÓN Y LA FORMACIÓN EN VALORES VIENEN DE CASA

Si bien es cierto que la actual crisis de valores, que existe en la sociedad, obliga a establecer reformas educativas que paleen la decadencia social que se vive; de nada valdrán estos esfuerzos para mejorar la calidad educativa, si no existe una preocupación por parte de los padres en educar correctamente a sus hijos.

El principal problema es que los padres han delegado su deber de primeros educadores a terceros, y ahora esto está pasando factura con altos costos sociales, morales, afectivos y emocionales. Existe una incapacidad por parte de los padres para formar personas honorables, pues están muy ocupados en sus asuntos de “adultos” y culpando  de los males de sus hijos a esos mismos terceros: Estado, colegio, amigos, bandidos del barrio, videojuegos, internet, televisión, o incluso, otros miembros de la familia.
La conducta de un niño en la escuela se ve influenciada por diversos factores; pero el principal es la familia pues esta cumple un rol fundamental en la conducta del niño. Si al niño se le brinda un ambiente familiar tenso y conflictivo provocará que este reaccione con violencia (verbal o física), y si por el contrario se le brinda una ambiente pacífico y reflexivo generará que el niño adopte conductas respetuosas y equilibradas.
Así mismo, son los padres los principales responsables de  trasmitir valores concretos con el ejemplo: “se trata de vivir lo que queremos que nuestros hijos aprendan. No sirve de nada, por ejemplo,  pedirles que sean sinceros si nosotros mentimos abiertamente frente a ellos cuando no tenemos excusa por nuestro comportamiento. Debemos ser coherentes entre lo que somos y lo que queremos que ellos sean”. La educación empieza por casa.
A continuación compartimos el artículo del portal informativo ABC (España) en donde Carlota Fominaya nos cuenta en su artículo sobre la tarea que tiene los padres con la educación de sus hijos, la buena educación y la inculcación de los valores.
Esperamos que la siguiente publicación sea de utilidad para la comunidad docente y para los padres de familia.
Los valores los inculcan los padres, no la escuela
Los profesores tienen una función importantísima en este aspecto, pero es el ejemplo de la familia el que cala de verdad en los hijos.
El amor incondicional, la bondad, el afecto, la honestidad, la justicia, la solidaridad, el respeto, la tolerancia… son valores necesarios para realizarnos correctamente, para crecer y ser felices. Las personas adultas deberíamos saber transmitirlos a las generaciones que nos siguen. Pero ¿por dónde empezar su enseñanza y aprendizaje? Lo principal es que todos los expertos consultados señalan a la familia como el lugar principal donde se descubren los valores. Pero ¿están las familias preparadas para este reto?

Coherencia en el testimonio
En este aspecto de la educación, los padres han de ser conscientes de que su manera de ser y de hacer familia será crítica. Para la escritora Victoria Cardona, «los padres deben saber que en la primera infancia los niños imitan todo, por lo que es muy importante ser coherentes a la hora de dar testimonio. Los valores no se enseñan. Los valores los descubren los hijos a través del ejemplo de los padres». Coincide con ella Ramón Olegario, profesor de pedagogía terapéutica del IES nº 1 de Riberia (La Coruña), para quien la educación en valores debe empezar en casa, y cuanto antes. «Si un niño ha tenido una buena base afectiva, una base armónica, ese niño tiene mucho ganado. De hecho, la escuela tiene una función importantísima en este aspecto, pero los profesores somos sólo los subsidiarios de dicha educación en valores».
La familia, prosigue Cardona, «es núcleo de la sociedad donde se educan por contagio a todos los que la integran. Pero cada familia tiene su estilo y debe estudiar qué valores quiere transmitir». Ahí es donde Javier Borrego, profesor de Ética y Antropología de la Universidad CEU San Pablo hace hincapié en lo siguiente: «Los valores por sí solos no son nada. Sólo tienen su sentido cuando están ordenados y podemos señalar un valor central».
Distintas jerarquías
De ahí que Borrego proponga que cada familia se plantee qué ideal es el que le mueve. Porque, prosigue este docente, no todas las jerarquías de valores son iguales. «Puede haber familias que entiendan que lo mejor es colmar todos los deseos de los niños, y entonces los niños crecen sin enfrentarse a los problemas y disfrutando de la vida… pero a la larga será perjudicial. Pero puede haber otras familias que su ideal sea la unidad y la comunicación. Entonces se acostumbrarán a no tenerlo todo inmediatamente, a compartir. Los niños de estas familias crecerán más felices. Es así de sencillo».
De esta forma, mientras que para este profesor la educación en valores debe empezar por la enseñanza de ciertos criterios éticos y estéticos, para el profesor de pedagogía terapéutica del IES Nº 1 de Ribeira (La Coruña), hoy por hoy lo principal sería «educar en el respeto al prójimo, llevado a todos los niveles». «Yo diría que todos son importantes», apunta por su parte Victoria Camps, catedrática de Filosofía Moral y Política de la Universidad Autónoma de Bellaterra. Autora del libro «Qué hay que enseñar a nuestros hijos», Camps concluye que «el buen humor, la generosidad, la autoestima… son conceptos encadenados que se van complementado, y cuyo conjunto explica qué es eso de la felicidad».

Objetivo, una libertad responsable (Por Victoria Cardona)
Siempre conviene pensar en valores que ayuden a los niños y los jóvenes a alcanzar una libertad responsable. Les dejo unas conclusiones en forma de pinceladas para la reflexión personal. Un valor es intangible, pero es algo que atrae y que, en los padres, tiene su fundamento en la mejora personal. Se trata de demostrar con obras la fuerza interior que tiene cada madre o padre, para mantener una actitud positiva y enfrentarse a su día a día con ánimo renovado, con objeto de acompañar a los hijos en su proceso educativo. Los valores de la convivencia son fundamentales para educar en casa. Valgan unos ejemplos: dar las gracias amablemente por un favor recibido; valorar una tarea bien hecha; corregir con paciencia la realización de un encargo que podía haberse llevado a cabo con más pulcritud; pasar por alto el mal humor de un adolescente; reconocer que hemos perdido los modales y nos hemos enfadado y saber decir: «Perdona, he hecho mal», con humildad. Así, podemos ayudar a nuestros hijos a descubrir los valores del agradecimiento, de la serenidad y del perdón, mucho más que con mil y un discursos sabiamente elaborados y explicados. El valor que brilla y que necesitan hoy más que ningún otro es nuestro afecto y cariño. Con afecto los padres tendrán un ascendente que les facilitará el ejercicio de la autoridad. Una autoridad que deberá concretarse en los horarios del tiempo de estudio, de la red o de las actividades extraescolares. El esfuerzo que tienen que hacer niños y adolescentes para obedecer es un valor que les ayudará toda la vida. Demos importancia al testimonio personal. Aunque hablamos de transmitir valores, es mejor que los descubran en la vida de los padres. En definitiva, conviene que sepan interiorizar los valores que han observado en su familia y, actuando con libertad, tengan sus propios criterios y lleguen a ser felices.
Especialista en orientación familiar y autora de «¿Quién educa a mi hijo?»
Principios que se dan en casa (Por Fernando Vidal Fernández)

El amor incondicional. Es la experiencia más básica de la familia. Saberse y sentirse querido por uno mismo, confianza de ser amado incluso cuando se falla. La incondicionalidad y la tolerancia son una ley básica de la humanización; pese a todo, hay perdón.
Gratutidad. Es un valor progresivamente olvidado en la sociedad, pero que en la familia mana a raudales. De hecho, es su nota principal. El caudal de la gratuidad es lo que hace funcionar una sociedad, sin ella se hace inviable y se colapsa.
Responsabilidad. Las personas se constituyen en ellas mismas porque se responsabilizan de las otras. Esta es una experiencia fundamental en la infancia. Uno se forma como persona en proporción a cómo se responsabiliza de los demás y del mundo.
Discernimiento. La familia nos enseña a distinguir las cosas, a llamar las cosas por su nombre, a conocer el bien, la verdad y la belleza. Nos enseña a hablar el lenguaje de la realidad, a distinguir los signos de sus mensajes.
Trascendencia. Gracias a la familia sabemos que las cosas van más allá de nosotros, aquí y ahora. Lo aprendemos al pensar en antepasados y en generaciones venideras. Formamos parte de una historia que nos trasciende.
Profesor de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, doctor en Sociología, y director del Instituto Universitario de la Familia

Y los enemigos que nos hacen perder las referencias (Por F. V. F.)

La superficialidad. La vida acomodada que nos facilita el sistema puede hacer que perdamos el verdadero valor de las cosas. Se extiende por doquier la superficialidad y eso crea condiciones para la aparición de la tiranía.
La pereza. ¡Es tan fácil reducir lo complejo a lo simple, lo profundo a lo superficial, el valor a la moda! Tener valores es también una conquista que requiere esfuerzo, búsqueda y maduración, cultivarse, a veces vencer las propias inclinaciones, superar muchas modas y tendencias de la sociedad. Y eso es todo un trabajo.
Ensimismamiento. Quien vive centrado en sí mismo es incapaz de distinguir los valores de lo humano. Los valores no se logran por uno mismo, son siempre un don compartido con los demás.
Autoengaño. Este es nuestro gran mal hoy en día. Para poder identificar valores tienes que militar en la atención, tienes que practicar un examen sincero y detallado de tu vida.

Este contenido ha sido publicado originalmente por ABC (España) en la siguiente dirección: abc.es
La entrada PADRES RECUERDEN QUE LA BUENA EDUCACIÓN Y LA FORMACIÓN EN VALORES VIENEN DE CASA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

LA BELLEZA DEL SALUDO: EL TRATO DIARIO DE RESPETO ENTRE EL DIRECTOR Y SU PERSONAL

El saludo, por lo general, es la primera muestra de elemental cortesía que ofrecemos cuando se nos presenta a alguien, ingresamos a un lugar, o nos encontramos con un familiar, un amigo o un simple conocido.

Es una costumbre cotidiana y sencilla que a la mayoría se nos ha inculcado desde que teníamos uso de razón, la cual encierra un gran valor para quien lo recibe y una desagradable sensación para quien es ignorado, aunque ante todos, quien niega el saludo es mirado como un individuo altanero y prepotente, que por su rudeza y mala educación se gana la antipatía de la gente.
A continuación compartimos con fines educativos y pastorales la publicación que hizo el blog Protocolo y que nos puede servir de mucha ayuda en nuestro centro de trabajo, institución educativa o en nuestra vida personal.
Saludar en el trabajo. Trato diario. Compañeros. Jefes. Subordinados
El saludo es importante en todos los ámbitos, pero especialmente importante en el ámbito laboral. Saber saludar es fundamental para establecer un primer contacto agradable y correcto en nuestro trabajo.
En al ámbito laboral el saludo más habitual es darse la mano. Incluso cuando se saluda a una mujer debe optarse por este saludo. Es cada vez más habitual dar uno o dos besos a las mujeres, cosa que es poco apropiada.
Ahora bien, si hay una cierta cercanía -por conocerla de otras reuniones, por ser de un departamento al que acudimos con cierta asiduidad e, incluso, porque es familia o amiga… pero siempre debe mediar bastante confianza- se puede optar por la fórmula de los besos en la mejilla para las mujeres. Pero, recuerde, que no se debe utilizar los besos en la cara como un saludo inicial a una mujer que no conoce.

Los saludos a los compañeros de trabajo
Si es su primer día de trabajo, le deberían presentar a todos sus compañeros de trabajo; por supuesto a los de su oficina nada más. El resto ya los irá conociendo en los días siguientes -si es una gran empresa, sería imposible conocer a todo el personal de la misma en un solo día-.
Mire fijamente a los ojos cuando le presentan y no incline la cabeza hacia el suelo como hace la mayor parte de la gente. No hay que mirar de forma desafiante, pero si de forma segura. Tampoco sea demasiado “flojo” en su saludo al dar la mano. Un apretón de manos, debe ser breve y hacerse con la fuerza justa para demostrar seguridad.
El saludo de cortesía sin dar la mano
Siempre que entre en cualquier despacho, oficina o departamento de la empresa no se le olvide dar los buenos días o las buenas tardes -siempre que lo haga por primera vez, no es necesario hacerlo cada vez que entre, si entra varias veces seguidas al día-. Por supuesto, debe llamar a la puerta antes de entrar en cualquier oficina o despacho.

“El saludo debe ser breve pero con la intensidad suficiente para demostrar seguridad”

Cuando se va de la oficina, es apropiado despedirse de las personas que se quedan trabajando -despedirse de forma general, no de forma individual-.
Si llega alguna persona conocida nuestra, es correcto presentársela a nuestros compañeros más cercanos que comparten mesa o espacios aledaños al nuestro. Si la visita es para ellos, también deberían hacer lo mismo.
LA BELLEZA DEL SALUDO (Reflexión)
Cuenta una historia que un señor trabajaba en una planta empacadora de carne en Noruega.  Un día terminando su horario de trabajo, fue a uno de los refrigeradores para inspeccionar algo;   se cerró la puerta con el seguro y se quedó atrapado dentro del refrigerador.    Golpeó fuertemente la puerta y empezó a gritar, pero nadie lo escuchaba.   La mayoría de los trabajadores se habían ido a sus casas, y era casi imposible escucharlo por el grosor que tenía esa puerta.
Llevaba cinco horas en el refrigerador al borde de la muerte.

De repente se abrió la puerta.    El guardia de seguridad entro y lo rescató.
Después de esto, le preguntaron al guardia a qué se debe que se le ocurrió abrir ésa puerta sino es parte de su rutina de trabajo ??.    Él explicó:   llevo trabajando en ésta empresa 35 años;   cientos de trabajadores entran a la planta cada día, pero él es el único que me saluda en la mañana y se despide de mi en las tardes.  El resto de los trabajadores me tratan como si fuera invisible.
Hoy me dijo  “ hola ”  a la entrada, pero nunca escuché  – “hasta mañana” –     Yo espero por ese  hola,  buenos días,  y ése  chau o hasta mañana – cada día.    Sabiendo que todavía no se había despedido de mi,  pensé que debía estar en algún lugar del edificio, por lo que lo busqué y lo encontré ”.
El saludo es tan importante como respirar. Es un pilar básico en la educación de las personas. El saludo revela muchos detalles sobre el carácter y la buena formación de una persona. Como decían nuestros mayores: “más vale saludar de más que de menos”.

Simplemente al encontrarse una persona conocida, debe realizar un saludo. No hace falta charlar o pararse, si no lo considera oportuno, pero el saludo es imprescindible; ya sea un vecino, un compañero de trabajo, una persona que le han presentado recientemente, etc. El saludo es un elemento básico de la buena educación.
¿Qué es lo que mejor acompaña a un saludo? Una sonrisa, un gesto agradable. Aunque el saludo sea por pura cortesía o compromiso, debe ir acompañado de un gesto cordial. Las personas amables siempre tienen mejores oportunidades de caer bien a los demás, que las personas que no lo son.
Este contenido ha sido publicado originalmente por Protocolo en la siguiente dirección: protocolo.org
La entrada LA BELLEZA DEL SALUDO: EL TRATO DIARIO DE RESPETO ENTRE EL DIRECTOR Y SU PERSONAL se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

POR QUÉ LOS NIÑOS VEN LA MISMA PELÍCULA UNA Y OTRA VEZ

“¿No te cansas de ver tantas veces la misma película?” es una frase que probablemente le habrás dicho a tu hijo en más de una ocasión cuando le ves casi “obnubilado” mirando por enésima vez las escenas que ya debe conocer de memoria.
Sin embargo, la mayoría de los niños disfrutan muchísimo viendo repetidamente la misma película o dibujo animado. Y lo más curioso es que se mantienen concentrados como si fuera la primera vez. A pesar de que pueden haber memorizado algunos de los diálogos o incluso se ríen de antemano sabiendo lo que sucederá, no parecen aburrirse. ¿Cómo es posible? Existen varias razones.

A continuación compartimos con fines educativos y pastorales la publicación del blog La Mente es Maravillosa en donde a través del artículo de Valeria Sabater, explican por qué los niños disfrutan ver la misma película una y otra cien veces más. Esperamos que la siguiente información sea de utilidad a la comunidad docente y de padres de familia.
¿Por qué los niños ven la misma película una y otra vez?
Frozen, Ratatouille, Mi villano favorito, Buscando a Dori… Los niños ven la misma película una y otra vez sin cansarse y sin parpadear siquiera.Siempre es buen momento para pedirla y quedar ante la televisión como hipnotizados, extasiados de puro placer y divertimento. Los padres, agotados, les acompañan a menudo preguntándose qué hay tras esta desconcertante obsesión.
Hace solo unos meses, medio mundo se sorprendía ante una curiosa noticia. Un usuario de Netflix había visto una misma película 357 veces a lo largo de un año. La mayoría ansiaba saber dos cosas: de qué producción se trataba y quién era esa persona en concreto. Finalmente, la conocida plataforma audiovisual contactó con el usuario para conocerlo y poder publicar su historia.

Un niño puede haber visto más de 100 veces esa película por la cual siente una gran predilección. Sin embargo, no importa cuántas veces la haya visto, su nivel de atención es el mismo que la primera vez.

La película en cuestión era ni más ni menos que Bee Movie. Un divertido film de animación donde una abeja recién graduada en la universidad deja su colmena para entablar una bonita amistad con una humana, una florista. Por su parte, el usuario que había visto esta producción casi a diario era Jaxson, un bebé de poco más de un año de edad.
Tal y como explicó la mamá, el pequeño tenía solo un par de meses cuando quedó fascinado con las imágenes de esta película de DreamWorks. Tanto es así que desde entonces no hay día en que no se la ponga nuevamente. Según ella, durante el tiempo que dura Bee Movie, Jaxson está más relajado y atento que nunca. Ella es consciente de que su hijo apenas entiende nada, pero en vista de la satisfacción que le produce no duda en regalarle a diario ese instante de deleite y entretenimiento.
Los niños ven la misma película una y otra vez porque su cerebro así lo necesita
La historia de esta usuaria de Netflix y su hijo nos sorprende, quizá, por la edad del protagonista. Sabemos que los niños de hoy en día tienen un contacto muy temprano con el mundo audiovisual. Las imágenes en movimiento, el color, la música y las voces son estímulos muy atractivas para el cerebro de los pequeños. Sin embargo, cuando los niños ven la misma película una y otra vez, hay algo más que mera atracción sensorial. 
Echemos por un momento la mirada atrás, hasta nuestra propia infancia. También nosotros teníamos nuestra película favorita, aún más, teníamos, cómo no, nuestro cuento favorito. Ese que siempre queríamos leer o que esperábamos que nuestra madre o nuestro padre nos explicara cada noche. Adorábamos a su vez que nuestros abuelos nos contaran esa historia o esa anécdota cada vez que íbamos a visitarlos. Nos encantaba gravitar alrededor de narraciones conocidas, previsibles, familiares…

La repetición como medio de aprendizaje
El cerebro infantil aprende y consolida la información a través de la repetición. Por ello, no es extraño que los niños vean la misma película una y otra vez, que nos pidan cantar siempre las misma canción o que quieran que les leamos los mismos libros. Así, estudios como el publicado en el 2011 en la Universidad de Sussex, Brighton nos demuestran que los pequeños integran esas historias como un patrón. Son cadenas de significado que ir descifrando cada vez mejor.
A medida que lo logran, mejoran su lenguaje, descubren nuevas palabras, comprenden mejor los argumentos, y desmenuzan cada vez más y más detalles, consiguiendo con ello una mayor satisfacción personal. 
La repetición confiere comodidad y seguridad
Los niños necesitan hábitos, pautas, rutinas. De este modo no solo logran organizar mejor su mundo para descubrirlo, lo que consiguen también con un escenario pautado es sensación de seguridad. Por tanto, no debe sorprendernos que cuando los niños ven la misma película una y otra vez experimenten tanto placer y bienestar.
Saber lo que va a ocurrir en cada momento les permite validar sus expectativas, les refuerza y les relaja. No hay imprevistos que procesar en un segundo, no hay información contradictoria que les ponga en alerta. El tener ante ellos esa película conocida, ese cuento o ese libro tan leído o tan escuchado les ayuda obtener esa seguridad placentera y ante todo “controlable”.
Mejora el pensamiento lógico
El pensamiento lógico hace referencia a las relaciones que hacemos entre dos o más objetos. Es hacer comparaciones, inferir información, combinar y obtener una serie de conclusiones. Este importante proceso cognoscitivo del que nos habló Piaget en su momento es clave para el desarrollo intelectual de los niños.
De este modo, poder disponer de un marco como es una película con una historia determinada, les permitirá ir encontrando esas mismas relaciones, les ayudará a hallar esas relaciones causa-efecto, esos vínculos entre factores, entre estímulos, micro-historias, gestos, palabras…
Para concluir, aunque a nosotros como adultos estas experiencias repetitivas nos agoten y exasperen, nuestros pequeños las necesitan. Cuando los niños ven la misma película una y otra vez, maduran. No solo disfrutan, también crecen. Se sienten competentes al hacer predicciones, se deleitan ante esos estímulos familiares. Permitamos entonces que disfruten de sus producciones preferidas, ya llegará el momento en que solo ansíen experiencias nuevas fuera de aquello que quieren conocer mejor.
Este contenido ha sido publicado originalmente porLa Mente es Maravillosa en la siguiente dirección: lamenteesmaravillosa.com
La entrada POR QUÉ LOS NIÑOS VEN LA MISMA PELÍCULA UNA Y OTRA VEZ se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

CÓMO ESTIMULAR E INCULCAR LA LECTURA DESDE ANTES DE QUE APRENDAN A LEER

La Redacción de ABC (Madrid) publica el artículo que compartimos con fines educativos – pastorales, que trata de responder a la pregunta “¿cómo hacemos que los niños muestren interés en los libros existiendo otras alternativas?”, ante las tabletas y los teléfonos inteligentes, ante un internet invasivo e incontrolable, ante una sociedad que camina a velocidad digital, en espacios familiares cada vez más escasos de encuentros físicos, …
El escritor y filósofo norteamericanos dijo: “En muchas ocasiones la lectura de un libro ha hecho la fortuna de un hombre, decidiendo el curso de su vida”, y es posible que nos sea provechoso conocer estos cinco consejos “para [quizá] convertir a un niño en un gran lector.

Cinco consejos para convertir a un niño en un gran lector
Es importante saber elegir el adecuado al momento, a la edad y a la etapa de aprendizaje que el niño esté viviendo.
En una ocasión el escritor argentino Jorge Luis Borges dijo: «De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Solo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria». Y es que los libros son una ventana paralela, una vía de escape por la que adultos y niños hacen volar su imaginación y crean historias únicas. Por medio de la lectura se adquiere una gran cantidad de conocimientos que ayudan a mejorar en el día a día, favoreciendo el desarrollo afectivo y psicológico del individuo. Es muy importante que desde bien pequeños se adquiera el hábito de la lectura, para tener un léxico amplio y, también, para absorber diferentes conceptos éticos.

«Los niños que están acostumbrados a leer y que tienen una rutina y unos hábitos de lectura, consiguen un mayor vocabulario, una mayor comprensión lectora y, además, cometen menos faltas de ortografía durante la escritura, algo fundamental durante esta larga etapa de aprendizaje escolar», comenta Sergio Díez, responsable del servicio de biblioteca del colegio Brains.
Pero, ¿cómo hacemos que los niños muestren interés en los libros existiendo otras alternativas? Sergio Díez, tiene una respuesta clara: «Su primer contacto se produce, en algunas ocasiones, cuando comienzan la etapa escolar y acaban relacionando los libros de texto con el estudio es decir, con la obligación y el aburrimiento. El interés por la lectura debe ser estimulado e inculcado desde bien pequeños, incluso desde antes de que aprendan a leer. Debemos ofrecer libros como una forma más de diversión, como una alternativa de juego más».
Aunque, «no todos los libros valen para potenciar la lectura – indica el responsable de la biblioteca— es importante saber elegir el adecuado al momento, a la edad y a la etapa de aprendizaje que el niño esté viviendo».

Cinco consejos para convertir a un niño en un gran lector:
1. El libro debe ser visto como un juguete.
Desde muy pequeñitos tienen que tocarlos, jugar con ellos, investigar… Esto es esencial para que, cuando crezcan, no vean los libros como algo aburrido.
2. Obligar a leer es un gran error.
Hay que conseguir que los niños lean por su cuenta y esto se logra cuando ven la lectura como una satisfacción.
3. Visitar librerias
Pedir consejo y visitar las bibliotecas puede ser muy útil para dar con el libro y el entorno adecuado ya que, en muchas ocasiones, no sabemos qué libro es el más recomendado para cierta edad o para ciertos niños. Que el libro enganche es clave para que no pierdan la rutina de lectura.
4. Dejar que los niños elijan el libro.
Los pequeños tienen que encontrar los libros que más les atraigan y se ajusten a sus aficiones. Eso sí, siempre hay que revisar que el contenido y el vocabulario es el adecuado a su edad. Además, esto también le sirve para aprender a escoger, algo que a los niños les cuesta mucho.
5. Y lo más importante…¡
Los mayores deben predicar con el ejemplo y leer! Si queremos que los niños lean deben ver que los mayores leemos, ya que normalmente tienden a imitar los comportamientos de los adultos que les rodean. Así que… ¡todos a leer!

Este contenido ha sido publicado originalmente por ABC Familia (España) en la siguiente dirección: abc.es 
La entrada CÓMO ESTIMULAR E INCULCAR LA LECTURA DESDE ANTES DE QUE APRENDAN A LEER se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

¿SI EL ALUMNO NO RINDE EN EL AÑO ESCOLAR, LA REPITENCIA ES LA MEJOR OPCIÓN?

Dependiendo de cada estudiante, repetir curso puede ser adecuado o resultar contraproducente. A la hora de tomar esta decisión es importante analizar la personalidad del niño y las causas de la recomendación de repetir curso. En función del origen de los suspensos, serán muy diferentes las soluciones adecuadas en cada caso.

Decidir si un hijo debe o no repetir curso es difícil y es una decisión cargada de emociones por ambas partes, por lo que debemos recoger informaciones de diversos puntos: el tutor y el pedagogo del colegio, un centro independiente especializado en el que se le haga un estudio pormenorizado, la opinión personal del niño y la nuestra propia.
En esta oportunidad compartimos con la comunidad docentes y de padres de familia con fines educativos y pastorales un artículo del portal EMOL en donde recomiendan y explican algunas estrategias en caso debemos enfrentar esta difícil situación con nuestros hijos sobre repetir el año escolar. Del mismo modo también compartimos del portal UNDERSTOOD un cuadro comparativo de las ventajas y desventajas de repetir.
¿Tu hijo repitió de curso? Conoce algunas estrategias para enfrentar esta difícil situación (EMOL)
Un psicopedagogo afirma que hay que dejar de ver la repitencia como algo negativo que hay que castigar y recalca que en este tema los profesores tienen una gran responsabilidad.
Llegar a fin de año y asumir que un hijo no pasó de curso debe ser una situación complicada para cualquier padre. Sobre todo porque a nivel social la repitencia se ve como algo negativo, que sólo le pasa a los alumnos flojos y que se han farreado los estudios durante todo el año. Pero eso no siempre es así.
A juicio de Luis Pincheira, psicopedagogo de Clínica Santa María, el tema de la repitencia escolar no puede hablarse en términos genéricos, ya que cada caso es único e incluso en ocasiones volver a hacer un curso es aconsejable para ciertos estudiantes. Un ejemplo son los niños o adolescentes que presentan cierto grado de inmadurez, y que luego de ser evaluados por profesores y especialistas, se determina que no es recomendable promoverlo de curso.
“En ese caso a veces la familia se resiste porque la repitencia se ve como algo punitivo, que se va a perder el año (…) Yo creo que no hay que verlo desde ese punto de vista”, sostiene el psicopedagogo.
También está el caso en que un alumno pasa el año con promedios mínimos, debido a que -según Pincheira- su profesor hizo vista gorda al problema y en el curso superior deberá enfrentar más exigencias que, obviamente, no podrá aguantar. “Ahí el niño evidentemente que va a fracasar porque el colegio, el profesor o la educadora no hizo un proceso profesional para analizar el caso y haber dicho: ‘Este niño tiene promedios mínimos y vamos a sugerir a los padres la repitencia’”, señala el especialista.
El psicopedagogo considera que situaciones como la anterior ocurren porque actualmente la repitencia escolar es un tema grave, que por un lado para los colegios subvencionados significa una vacante y una ayuda menos, y por otro implica justificar ante el Ministerio de Educación y las autoridades el por qué un alumno no fue pasado de curso. “Entonces, en muchos casos los niños son promovidos con promedios mínimos”, afirma.

Y también existe el clásico caso en que un niño o adolescente está desmotivado, no quiere estudiar, “y evidentemente el sistema le pasa la cuenta y debe repetir”.
Cualquiera sea el caso, Luis Pincheira asegura que en el tema de la repitencia los profesionales de la educación también deben hacerse responsables y tienen que dejar de echarle siempre la culpa a los alumnos. “Yo siempre he dicho: nosotros los profesores somos los culpables a veces cuando un niño repite, porque somos los técnicos, y los que debiéramos dar las luces adecuadas y las orientaciones correctas en el tiempo correcto”, enfatiza.
Por esta razón, el psicopedagogo entrega algunas estrategias para que los padres que tienen a algún hijo repitiendo, enfrenten de mejor manera la difícil situación. Aquí están:

El colegio y los profesores deben valorar más a la persona (alumno) y no tanto a los conocimientos. “Yo creo que hoy día nos estamos pasando de la raya de trabajar con los niños desde un punto de vista de los números, elitista, de trabajar con los cuadros de honor y al resto no se le toma en cuenta”, sostiene Luis Pincheira.
El colegio tiene que hacer un análisis profundo antes de hacer una propuesta de repitencia. “En algunos colegios yo creo que se hace eso responsablemente y en otros colegios yo creo que no se hace. Y eso es muy doloroso, porque no se trabaja técnicamente antes de tomar la decisión”, afirma el psicopedagogo, y agrega que el recinto educacional tiene que orientar a los apoderados. “Cuando eso no se hace, y se utiliza la espada de Damocles y se culpa al niño o al adolescente, no es justo”, afirma.
Los padres no deben ver la repitencia como algo negativo y pensar que hay que castigarla. “Puede haber muchas variables dentro de la emocionalidad de los jóvenes o de los niños, y uno no sabe qué pasa con ellos”, señala el especialista. Por esta razón, descarta que el castigo sea el camino correcto.
El colegio debe plantear a la familia del repitente un reforzamiento pedagógico y psicopedagógico según amerite el caso. En este sentido, Luis Pincheira es enfático en afirmar que es el establecimiento educacional el que tiene que idear una forma de solucionar el asunto y no son los padres los que deben buscar ayuda profesional por fuera.
Dependiendo del caso, el alumno repitente debe recibir apoyo de especialistas (psicólogos, psicopedagogos, profesor diferencial, etc.). “Si el niño está en una etapa de rebeldía, sobre todo los adolescentes, y eso le produce desmotivación en el colegio, evidentemente que ese alumno repitente tiene que tener una terapia psicológica para recuperar su autoestima para que después vuelva a su colegio (…) Y si el colegio ya no lo recibe, prepararlo para el desafío de un nuevo colegio”, plantea el psicopedagogo. Asimismo, añade que durante las vacaciones es importante que el niño o adolescente que repitió refuerce algunos contenidos y retome el entusiasmo por el aprendizaje.
Considerar un eventual cambio de colegio si es que el nivel de exigencia del establecimiento en que se encuentra no es acorde a las capacidades del niño. “Muchos niños a veces se encuentran en colegios porque los padres fueron ex alumnos y ese niño o esa niña no tiene las capacidades para rendir en ese colegio de acuerdo a las exigencias”, afirma Luis Pincheira. En el caso de los colegios bilingües, el especialista recomienda primero privilegiar la lengua materna. “Hay muchos alumnos hoy día que están en colegios que no les corresponden de acuerdo a las exigencias y por eso que se producen estas repitencias”, asegura.
Cuando hay una repitencia, todos los actores (padres, profesores, etc.) deben hacer una evaluación conjunta del caso y desde ahí construir algo positivo sin pensar en lo negativo. “Yo creo que hay que ir despejando esa visión que hoy día existe a nivel de colegio de que el niño que repite es un fracaso. Un niño que repite puede que haya fracasado en ciertas asignaturas y no le dio el promedio de acuerdo a la ley, pero no significa que no haya aprendido”, concluye el psicopedagogo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por EMOL en la siguiente dirección: emol.com
Repetir un grado: ventajas y desventajas (UNDERSTOOD)
¿La escuela sugirió que su hijo repita el año? Existen varias cosas a considerar cuando se habla de retener a un estudiante (o que no avance de grado). Revise las ventajas y desventajas.

Ventajas de repetir un grado
Desventajas de repetir un grado

Los niños que han perdido muchos días de escuela debido a una enfermedad, un trauma emocional o una mudanza podrían beneficiarse de repetir el año.
Un niño que se ha ausentado a menudo tiene más riesgo de abandonar la escuela. Repetir el año aumenta ese riesgo.

Los niños que son mucho más jóvenes que sus compañeros de grado y tienen una historia de dificultades académicas podrían beneficiarse de repetir el año. Podría ser favorable desde el punto de vista emocional y de edad.
Los niños que son los mayores de su clase tendrían casi dos años más que el resto de sus compañeros.

Para los niños que son inmaduros en lo que respecta a su desarrollo (ya sea físico o emocional), repetir el año podría reducir el estrés de tratar de “estar al mismo nivel” que sus compañeros.
Para los niños que son altos para su edad, repetir el año puede significar que sobresalgan en comparación a sus compañeros.

Los niños que están muy atrasados y tienen pocas probabilidades de nivelarse el próximo año podrían beneficiarse. Sin embargo, igualmente necesitarán apoyos que los ayuden a dominar las habilidades que no tienen.
A los niños que se les enseñarán las mismas habilidades de la misma manera sin implementar ningún apoyo distinto, por lo general no se benefician de repetir el grado. Y los chicos que no avanzan de grado tienden a perder los progresos que hicieron en un lapso de dos o tres años después de repetir el año.

Los niños que tienen problemas de comportamiento o estrés que esté claramente relacionado con las exigencias escolares podrían beneficiarse de repetir el año.
Los chicos que tienen problemas de conducta o estrés relacionado con el ambiente del salón de clases no se suelen beneficiar de permanecer en la misma clase durante otro año.

Los niños que dicen que los ayudará quedarse en el mismo grado otro año son candidatos para repetir el grado.
Los niños que se oponen vigorosamente a repetir el grado probablemente encuentren maneras de que no funcione.

Este contenido ha sido publicado originalmente por UNDERSTOOD en la siguiente dirección: understood.org
La entrada ¿SI EL ALUMNO NO RINDE EN EL AÑO ESCOLAR, LA REPITENCIA ES LA MEJOR OPCIÓN? se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

LAS AULAS SUPERPOBLADAS NO AYUDAN AL PROCESO DE ENSEÑANZA – APRENDIZAJE

Docentes advierten que la superpoblación puede dificultar el aprendizaje, mientras que en muchos edificios las aulas son pequeñas y apenas queda espacio para circular entre los bancos o carpetas. “No se puede llegar al fondo del salón porque no hay pasillos entre banco y banco, no hay lugar”.
Ante esta realidad, es necesario desarrollar estrategias de enseñanza que promuevan la participación de todos “como el trabajo en grupo o la socialización de los temas tratados en las clases”.

Si no se logra la atención de la clase, “los chicos pierden el interés, hablan y se mueven”.
“Aparecen así,  problemas de conducta, se atrasan con la carpeta y bajan las notas”.
A continuación compartimos con fines educativos y pastorales la publicación del blog Educación quienes hacen una reflexión sobre el tema de la sobrepoblación de estudiantes en las aulas y que impacto negativo tiene en los alumnos.
Aulas superpobladas
Entre los problemas que plantea en la actualidad el proceso de enseñanza-aprendizaje, uno muy importante es la cantidad de niños que están en una misma aula a cargo de un solo docente. Si bien es bueno que se atienda a la diversidad y a la inclusión, esto debe hacerse responsablemente y reconociendo las limitaciones que tiene un único ser humano, el maestro, por más voluntad y capacitación que tenga, de atender las necesidades personalizadas de más tres decenas de niños, que la mayoría de las veces ni siquiera tienen un espacio físico adecuado que los contenga cómodamente, ya que faltan sillas, mesas de trabajo y material didáctico, para tantos niños.

La UNESCO, en el Pronunciamiento de Tailandia (Educación para todos) estableció un máximo de treinta alumnos por curso para que pueda darse una educación de calidad. Por supuesto, que haya pocos educandos no significa indefectiblemente que se hará un seguimiento individualizado, que habrá más motivación, más diálogo, interacción y explicaciones, pues eso dependerá además de que el maestro tenga aptitudes, vocación y conocimientos; pero en un aula superpoblada un docente por más que lo intente y tenga las mejores herramientas se encontrará con un obstáculo numérico que sobrepasa los límites humanos.
¿Cómo observar a más de treinta alumnos? ¿Cómo evaluar día a día su compromiso? ¿Cómo motivarlos de acuerdo a su tipo de inteligencia? ¿Cómo armar un debate sin que se genere un caos? ¿Cómo escucharlos a todos?
Es por ello, que las aulas deben contar con un número mínimo de 12 o 15 niños, para poder trabajar en grupos, crear espacios de debate y puestas en común; y un máximo que no supere los treinta.
Para el maestro es un desgaste físico y mental enorme, que genera muchas veces pedidos de licencias, atender a tantos chicos, corregir sus tareas, mantener un clima adecuado, poner límites, ser escuchado; y para los alumnos es muy difícil escuchar en un aula ruidosa, poder intervenir, concentrarse en sus tareas, sentirse parte de un grupo, pero a su vez reconocido en forma individual.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Educación en la siguiente dirección: ideasqueayudan.com
La entrada LAS AULAS SUPERPOBLADAS NO AYUDAN AL PROCESO DE ENSEÑANZA – APRENDIZAJE se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

53 HERMOSOS NUEVOS CORTOS PARA TRABAJAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN CLASES Y EN CASA

La inteligencia emocional es la capacidad que nos permite reconocer, expresar y gestionar las emociones propias, lo cual modifica la manera en la que entendemos y convivimos con los demás. Por eso trabajar la inteligencia y las competencias emocionales debe ser parte de la educación diaria de los niños.

En esta oportunidad les traemos con fines educativos y pastorales un artículo que publicado en el portal Canva, sitio web de herramientas de diseño gráfico, fundado en 2012. Esta compañía desarrolló una herramienta de ayuda para diseñar y crear contenido web de todo tipo. Con Canva podemos crear carteles, posters, infografías, documentos, tarjetas de visita, covers de Facebook, gráficos, etc. de forma muy sencilla.
Del mismo modo compartimos con fines educativos pastorales la publicación del portal CIEC  (Confederación Interamericana de Educación Católica) creada por el Primer Congreso de Educación Católica (1945),  es una institución de derecho civil, sin ánimo de lucro, al servicio de la Educación Católica de América, integrada en la actualidad por las Federaciones educacionales de los 23 países miembros, agrupados administrativamente en  cinco regiones correspondientes a Norte, Caribe, Centroamérica, Andina y Sur.
A continuación compartimos las siguientes publicaciones y esperamos que sean de utilidad para la comunidad de docentes y educadores.
Cortos de inteligencia Emocional (Canva)
Es una verdad innegable que nuestros niños y jóvenes prefieren centrar su atención en material visualmente atractivo, y no hay mejor herramienta que una cinta que, en breve tiempo, provee un mensaje significativo. Los cortometrajes nos dan la oportunidad de conectar con ellos y dejarles un aprendizaje perdurable, además de pasar un rato agradable.
La importancia de educar las emociones
Podemos garantizar con certeza que todos nosotros conocemos a alguien que podemos calificar de irreflexivo o caprichoso. Muy probablemente podremos coincidir en que no es algo que deseamos para nuestros niños y jóvenes.
La prudencia, la inteligencia y madurez no se logran de un día para otro. Es necesario trabajar con nuestros hijos y alumnos desde edades tempranas la inteligencia emocional.
La inteligencia emocional es la facultad que los seres humanos tenemos para comprender nuestras emociones, identificar los sentimientos que traen consigo y actuar en consecuencia. Más allá del coeficiente intelectual, lo que determina el sano desarrollo y bienestar de una persona es esta habilidad de relacionarse de manera saludable con los demás y tomar decisiones con sensatez.
Para educar en las emociones es necesario considerar:

El reconocimiento del sentimiento o emoción: saberle poner nombre a lo que estamos experimentando.
Validación: saber que no es malo sentir. Ninguna emoción en sí misma puede categorizarse como esencialmente mala.
Actuar en consecuencia: una vez aceptado el sentimiento, podremos decidir la conducta a seguir que resulte positiva o conveniente ante la situación determinada.

En este artículo te presentamos 30 cortometrajes que abordan de formas diferentes la educación emocional. Sabemos que serán de gran ayuda para los padres y maestros que desean trabajar con sus pequeños y adolescentes.
1. Debajo del árbol
Extraordinario cortometraje mexicano lleno de mensajes dignos de estudiar con los jóvenes para propiciar grandes aprendizajes. Debajo del árbol nos presenta las reflexiones de un adulto mayor hacia el final de su vida. Merece dedicar tiempo para meditar no solo todo lo que el corto nos transmite sobre lo preciada que es la vida, sino el valor y trascendencia de los seres humanos, cualquiera que sea su edad. Además de estos rescatables aspectos, también se puede abordar el sentimiento que evoca el filme: la nostalgia como una añoranza del pasado que nos puede ayudar a apreciarlo y valorar sus enseñanzas. Cabe hacer mención de que la historia de nuestro protagonista termina con una nota positivamente optimista. Esta situación también puede ser estudiada con los adolescentes desde el ángulo de la inteligencia emocional.

2. A cloudy lesson (Una lección en las nubes)
En este corto vemos a un abuelo enseñar el arte de hacer nubes a su nieto. El niño se muestra impulsivo y desesperado ya que no logra producir una nube. Podemos aprovechar esta situación para iniciar una reflexión sobre la impulsividad y la falta de control que lleva a cometer errores que, aunque no sean de seriedad, pueden afectar a otras personas. Nuestro pequeño protagonista nos muestra la importancia de reparar los daños cometidos por nuestras equivocaciones, de mostrar una actitud de apertura y destreza para proponer soluciones creativas que generen relaciones afectuosas y duraderas.

3. Alike (Parecidos)
Corto que nos invita a considerar la cotidianeidad y la rutina: cómo lo monótono puede frenar nuestras sensaciones, nuestro contacto con otros y la capacidad de apreciar lo bueno que nos rodea. Esta actitud sombría puede resultar contagiosa y habrá que enfocarse en cómo recuperarla. Alike nos muestra la relación de un padre con su hijo y el camino que transitan para restaurar sus emociones y sus ganas de vivir. El padre, Copi, renueva su esperanza y le regresa a su hijo, Paste, la inocencia, capacidad de asombro y creatividad. ¿No te encantan los simpáticos nombres de los protagonistas?

4. Ascension
Es un corto ideal para abordar el tema de la automotivación en los jóvenes: no perder nuestros objetivos ante los problemas. Viene útil a nuestro propósito reflexionar sobre el par de montañistas con el reto de colocar una estatua en la cima. Su trayecto se encuentra lleno de dificultades e imprevistos, pero gracias a su impresionante tenacidad, no se dan por vencidos. Incluso, uno de los escaladores, con discapacidad física, hace uso de toda su fuerza y voluntad para lograr su cometido. Excelente recurso para mostrar a los muchachos la importancia de no dejarse vencer, de no suponer que los obstáculos y problemas son tan grandes que no se puedan resolver o que les impidan alcanzar sus metas.

5. Bridge (El puente)
Tener el ánimo de conciliar, una actitud ganar-ganar, es primordial para el desarrollo de la inteligencia emocional. En El puente nos muestran a un par de personajes que no están dispuestos a ceder. Al comentar la historia con nuestros hijos o alumnos, podemos destacarlos como ejemplo de egoísmo y testarudez. Es ideal que se reflexione sobre las características de los personajes y las emociones que pudieron haber llevado a la situación de conflicto, así como aprovechar la conversación para enfatizar la poderosa herramienta que es la comunicación, el diálogo y la negociación.

6. Course of nature (El curso de la naturaleza)
Tenemos otro ejemplo de la relación padre-hijo y las muchas facetas que tienen la crianza y cariño filial. La pequeña hija de la Madre Naturaleza muestra rebeldía y desobediencia, y desconoce las consecuencias que puede traer su actuar. Conviene notar cómo la Madre Naturaleza afronta la situación: en vez de una recriminación, con mucha paciencia le enseña y explica las razones para pedirle que guarde las nubes en sus pequeñas jaulas. Destacamos lo conveniente que resulta la cinta para invitar a los niños a pensar sobre el autocontrol, la capacidad que tenemos todos de frenar nuestros impulsos y las reacciones de nuestras emociones por el bien de los demás y de nosotros mismos.

7. Destiny (Destino)
Con esta historia sobre el tiempo y cómo muchas veces la vida nos pasa de prisa, podemos dirigir la atención de nuestros chicos hacia la apreciación del mundo a nuestro alrededor. Destiny nos invita a reflexionar sobre el destino y su naturaleza cambiante, a abrir nuestra mente a diferentes posibilidades e intereses que pueden enriquecernos y que puedan motivarnos a ser mejores personas.

8. El náufrago
Dos náufragos, cada uno en su isla, nos presentan dos personalidades diferentes que podemos utilizar como ejemplo dentro de nuestra clase o conversación con los niños. Uno de ellos muestra egoísmo y ausencia de compasión para compartir los bienes que –literalmente– le han caido del cielo. El otro, sin reparos está dispuesto a mostrar generosidad y ofrecer su comida. Las dos posturas nos ayudan a reflexionar sobre la madurez de la inteligencia emocional, la capacidad de solidarizarse con el prójimo, de mostrar positivismo y apertura, y por el otro lado, la total ausencia de empatía.

9. El vendedor de humo
Un vendedor bastante habilidoso logra embaucar con sus trucos a más de uno. Si bien es cierto que todos deseamos que nuestros sueños se conviertan en realidad, la madurez y la experiencia nos enseñan que muchos de ellos se pueden lograr gracias a la tenacidad, al trabajo duro y el esfuerzo. La cinta da cabida para orientar una reflexión en los jóvenes sobre los sentimientos de los compradores de humo al saberse defraudados, sobre las razones del engaño mismo y a razonar sobre la honestidad.

10. En tus brazos
¿Qué pasa cuando la vida nos impacta con una discapacidad? Podemos suponer que un inagotable cúmulo de emociones debe invadirnos, muchas de ellas orientadas hacia la desesperanza, la tristeza, ira y otros sentimientos que pueden desembocar en una enfermedad conocida como depresión. Este cortometraje nos muestra a Jorge, que experimenta una dura realidad: después de ser bailarín, está confinado a una silla de ruedas. El corto nos ayuda a propiciar la reflexión sobre estas emociones hasta alcanzar la empatía. Destacamos, sin duda, la actitud de Elba, su esposa: el amor y comprensión inagotables hacia su pareja.

11. Hi Score (Alto puntaje)
¿Cuántas veces hemos querido desconectar a nuestros niños de sus teléfonos, tabletas o juegos de video? Incontables, estamos seguros. Este corto podrá ayudarnos a que los chicos –y no tan chicos– se den cuenta del mundo a su alrededor.
La protagonista vive una aventura parecida a su juego de video favorito. Al llenarse de una sensación de logro y de satisfacción por sus logros, ya no tiene la necesidad de invertir su tiempo en el juego de video. Así aprende a apreciar lo que le rodea. Este breve corto puede utilizarse como instrumento de reflexión acerca de lo emocionante y enriquecedor que resulta atreverse a probar algo nuevo y sobre las emociones positivas que genera una actividad nueva.

12. Lili
Esta cinta es una alegoría sobre la pérdida que supone el crecimiento, el dejar de ser niños y convertirnos en adolescentes. Lili es una chica que está viviendo esta transición, que tiene dificultades con aceptar esta etapa. Nos da una oportunidad para considerar los sentimientos de temor o recelo que se experimentan cuando atravesamos la pubertad. Lili debe tomar una decisión sobre las emociones que está experimentando y afrontar sus temores. Habrá que poner especial énfasis en el aprendizaje que resulta de dicha experiencia: Lili resulta fortalecida, valorando su niñez y dejando de lado la añoranza.

13. Lily and the Snowman (Lily y el mono de nieve)
Mientras nuestra recomendación anterior (Lili) habla del temor que pudiera suscitar el crecimiento, Lily y el mono de nieve nos recuerda lo valioso que resulta no olvidar las alegrías de la niñez. La cinta nos muestra cómo valorar la capacidad de asombro y entusiasmo que se siente en la niñez al darle espacio a la fantasía. Lily ha crecido, y ahora es su turno para mostrar la calidez de estos sentimientos a su hija y conectar con ella en una forma divertida y única.

14. Little Icarus (Pequeño Ícaro)
Cuando las cosas no nos resultan como deseamos, es sencillo experimentar enojo y pesimismo. Este corto nos muestra a un pequeño que desea que sus avioncitos despeguen y tengan la capacidad de volar. Lo vemos perder la paciencia y exasperarse, sentir frustración. Ícaro nunca pierde su meta ni aparta sus esfuerzos del objetivo. El pequeño Ícaro es un ejemplo que podemos utilizar con los niños más pequeños para ilustrar el autocontrol que supone un sentimiento negativo: cómo tranquilizarse y continuar el trabajo con ahínco y concentración.

15. Man’s Best Friend (El mejor amigo del hombre)
El cabello postizo de nuestra estrella actúa como una mascota y, además, es extraordinariamente fiel a su amo. Resulta sumamente sencillo sentir empatía por el animalito, que hace lo necesario para rescatar a su amigo de una situación embarazosa.
Visto desde otro ángulo, el filme nos ayuda a visualizar al protagonista como una persona insegura, con falta de aceptación hacia sí mismo y su imagen. Estas emociones nos ayudan a iniciar una conversación con los niños sobre lo importante que es valorarse a sí mismo, con los defectos y virtudes que podamos tener, y no tratar de buscar la aprobación de otros basados en nuestro aspecto físico.

16. Overcomer (La vencedora)
Este es un poderoso cortometraje animado con un enorme potencial de análisis. Overcomer narra de manera visual los sentimientos de desesperanza, soledad y tristeza que experimenta una joven al asumir las etiquetas que la sociedad le ha impuesto durante su niñez y pubertad. La chica ha sido sometida a negativismo y mensajes despectivos. Valdrá la pena invitar a nuestros jóvenes a meditar sobre las actitudes y posturas que pudieran mostrar en sus redes sociales hacia los demás y hacerlos reflexionar sobre lo dañino que puede resultar una burla o un comentario negativo o las repercusiones que pueden desencadenar en los sentimientos de otras personas. Rescatamos cómo nuestra protagonista se rescata a sí misma con una dosis de amor propio hasta cambiar su autoconcepto por uno más saludable y de auto-afirmación.

17. Partly Cloudy (Parcialmente nublado)
Esta cinta nos atrapa con su animación y música, nos envuelve en una serie de emociones y sentimientos que son dignos de análisis con los niños más pequeños. Reconocer nuestras emociones y saber nombrarlas inicia el camino de la madurez emocional. Inmediatamente podemos destacar la empatía que nos hace sentir la pequeña cigüeña y la monumental tarea que le ha sido asignada: repartir animales que, sin querer, le producen algunas heridas o malestares. Su perseverancia es admirable. El sentido del deber y de completar el objetivo son temas que se pueden trabajar a profundidad en el aula o en casa.

18. Petals (Pétalos)
Este cortometraje nos presenta el ánimo de una conejita para proteger una flor y el desenfado con el que su rival, una gatita, pretende utilizar la flor para fines más triviales. La cinta nos ofrece la oportunidad de trabajar con los más pequeños el respeto al medio ambiente y generar empatía por la naturaleza. Entenderán que el egocentrismo con el que manejamos el uso de los recursos naturales los pone en peligro.

19. Piper
En este filme, Piper nos muestra su miedo al mar. Podemos identificarnos con él al verlo correr para evitar ser sumergido. Esta película nos da la oportunidad ideal para trabajar el tema del miedo y brindar consuelo u opciones para superarlo. Pipernos ayuda con esta tarea. El pajarito aprende que, cuando dominas tus temores, te esperan grandes beneficios. Asimismo, este corto es estupendo para reflexionar sobre la tenacidad y la importancia de desarrollar independencia.

20. Sanjay’s Super Team (El súper equipo de Sanjay)
Sanjay es un niño al que le gustan mucho los superhéroes y su atención dificilmente se aparta del tema. Su padre desea inculcarle la religión y ciertas tradiciones, con el consecuente rechazo del chico. A través de su imaginación y de unir dos mundos, Sanjay aprende a valorar las enseñanzas de su padre y a conectar con él, ampliando su comunicación y relación familiar. Este corto puede ser utilizado para abrir temas que estén conectados con la religión o las creencias divinas. Estupendo canal para comentar sobre el respeto y apreciación a otros estilos de vida y pensamiento.

21. Take me home (Llévame a casa)
Esta animación nos ayuda a representar los celos y la competencia que pueden causar para llamar la atención de una niña al querer adoptar una mascota. El pequeño héroe de nuestra cinta, un perrito adorable, realiza cualquier cantidad de tretas para llamar la atención de la pequeña, y así nos muestra su deseo de ser adoptado y tener el cariño de su ama. La chica nos muestra cuán sencillo puede ser dejarnos llevar por las primeras impresiones y que es necesario ver más allá de la belleza física y sentir apreciación por las virtudes y bondades de los demás.

22. Tamara
Educar sobre la inclusión y la equidad es algo necesario en nuestra sociedad. Tamara abre una ventana al mundo de la discapacidad auditiva y nos permite sentir admiración por esta pequeñita con grandes sueños. Aunque no puede escuchar las melodías, eso no le impide imaginar los ritmos y bailar ballet. Tamara nos otorga una magnífica oportunidad para sensibilizar a chicos y grandes sobre la empatía y enfatizar la idea de que no hay limitaciones para nuestros sueños y anhelos, porque la esperanza es de los sentimientos más positivos que puede experimentar el ser humano.

23. The easy life (La vida fácil)
Muchos de nosotros deseábamos, cuando éramos más jóvenes, que nuestras tareas y deberes escolares desaparecieran, o bien, que mágicamente aparecieran completadas a la perfección. Pues bien, a nuestra protagonista, este sueño se le convierte en una realidad, que acepta gustosa. La vida fácil es una forma divertida de invitar a nuestros hijos o alumnos a reflexionar sobre esta fantasía y analizar las posibles consecuencias de las decisiones que tomamos. Uno de los elementos de la inteligencia emocional es la autorregulación; situación de la que claramente carece la niña de nuestra historia. Este corto brinda una estupenda oportunidad para mostrar las consecuencias de la impulsividad y pereza.

Cortos no animados
24. The butterfly circus (El circo de la mariposa)
Este corto nos cuenta la historia de Will, un discapacitado que ha perdido la esperanza y la alegría de vivir, y su camino hacia la autoaceptación. El circo de la mariposa puede ser analizado en clases o en casa, fijando la atención en distintos personajes, ya que cada uno cuenta con características únicas que ilustran de una u otra manera la emotividad humana. Tenemos a Will, que va superando los sentimientos de repudio hacia sí mismo y los transforma en aceptación y deseos de superación. Por otro lado, nos presentan al Sr. Méndez, quien muestra gran apertura y paciencia hacia el prójimo, y quien está dispuesto a brindar segundas oportunidades a varias personas. También podemos podemos estudiar a Otto bajo el ángulo del cariño y lealtad que muestra a los integrantes del circo.

25. El sandwich de Mariana
Este cortometraje nos muestra una cadena de violencia y la forma como va generando dolor, tristeza e inseguridad a su alrededor. Mariana experimenta en carne propia el acoso escolar de parte de una compañera más grande. Vamos descubriendo que la victimaria es, a su vez, víctima de el abuso de alguien más, y que los eslabones pueden ser interminables. Esta cinta puede ser un recurso invaluable para mostrar esta realidad de nuestra sociedad y despertar la conciencia de los adolescentes hacia adoptar conductas y actitudes más tolerantes y empáticas que detengan la continuidad de las agresiones.

26. Life (Vida)
Esta cortometraje nos ayuda a darnos cuenta de la naturaleza egoísta que algunas personas muestran en su actuar cotidiano. Sirve para ilustrar el desinterés que exhiben los adultos y que no ayuda en la solución de problemas, por muy simples que parezcan. Un chico da una magnífica lección de solidaridad y altruismo al dar una solución a la situación que se le presenta y que, además, puede ayudar a otros a superar.

27. Límites
Acompañamos a nuestra protagonista en su camino de enfrentar la insatisfacción que le produce la carga de expectativas que se tienen sobre ella y sus logros. Es un signo de madurez emocional la habilidad de entenderse a uno mismo, conocer nuestras capacidades y detectar cuando estamos cerca de rebasar nuestra tolerancia y de, quizá, emprender conductas que nos perjudiquen. En este cortometraje vemos cómo, de manera asertiva, se busca ayuda y se establece un diálogo que da la solución al conflicto.

28. No entiendo. ¿Por qué?
El acoso escolar es una lamentable realidad en nuestro país y no es muy común encontrar el punto de vista del lado del agresor, quien necesita ayuda para cesar sus acciones. Este cortometraje nos muestra esta cara, la historia de Cristina quien años más adelante y ante la violencia que sufre su hijo, se disculpa con la que fue su víctima tiempo atrás. Es una historia dura y que puede provocar impotencia en los espectadores. Como educadores, recomendamos rescatar esta emoción para sacudir la conciencia de los jóvenes y motivarlos al deseo de adoptar conductas de tolerancia y empatía.

29. Ojalá nunca
Un corazón roto puede marcar la vida de una persona por largo tiempo. Ojalá nunca nos plantea los deseos de una chica después de que ha terminado una relación sentimental con su pareja. Nos deja ver los sentimientos de desesperanza, de desamor, soledad y desconsuelo, todos ellos dignos de análisis para el tema de la inteligencia emocional: reconocerlos, validarlos y guiar el actuar para la toma de decisiones sensatas para nosotros mismos. Evitar la impulsividad y ganar autocontrol ante una situación similar. Este corto toca un tema central en la vida de nuestros adolescentes: las relaciones de pareja. Vale la pena explorar junto con ellos el abanico de sentimientos que el noviazgo conlleva para orientarlos.

30. Perfection (Perfección)
La búsqueda de la perfección en sí misma es algo que deseamos despertar en nuestros hijos y alumnos. Sin embargo, ¿hasta dónde es saludable? Una vez que esta actitud se vuelve una compulsión, comienza a lastimar a la persona y aquellos a su alrededor. Esta cinta nos muestra una pequeña a la que desde temprana edad se le inculca el deseo de ganar, de vencer al tiempo y sus rivales en una necesidad de mostrar su superioridad. Perfección nos brinda la oportunidad de entablar un diálogo constructivo con los jóvenes a este respecto: conjuntar dos elementos de la inteligencia emocional: la motivación y la autorregulación, a fin de evitar caer en excesos.

31. The most beautiful thing (Lo más hermoso)
Divertida cinta que nos deja ver la historia de amor entre dos adolescentes. La chica es sordomuda y el chico, un tanto distraído, se deja llevar por las apariencias. Esta historia es ideal para conducir a nuestros jóvenes hacia la reflexión sobre cómo Brandon se vería beneficiado si desarrollara habilidades sociales, tales como hacer preguntas, expresar sus sentimientos y no caer en conclusiones rápidas. Aunque nuestro héroe carece de lo anterior, cumple con mostrar empatía e interés por aprender el lenguaje de señas, y así mejorar su comunicación con Emily.

32. The soup (La sopa)
Cinta de corte cómico que resulta ligera y atractiva para chicos y grandes. La sopanos deja una moraleja sobre la conveniencia de hacer lo correcto, de despojarnos de la individualidad y de tomar en cuenta las necesidades y situaciones que viven otras personas. Despierta las ganas de ser compasivo y de ayudar al prójimo. Todas estas actitudes son necesarias para la empatía como elemento de la inteligencia emocional.

33. Validation (Aceptación)
¿No sería genial que pudiéramos caminar por las calles dando elogios y cumplidos a completos extraños? ¡Imagínate el efecto positivo que esta acción tendría en el autoestima de las personas! Hugh, nuestro héroe, hace justo eso. Va por la vida dando comentarios positivos, de aceptación, a todos aquellos con los que se topa. Es una delicia ver esta cinta que de un inicio nos llena de positivismo y nos arranca una sonrisa. Esta situación irrisoria nos ayuda en la reflexión sobre la apertura de mente y la alegría que se contagia entre los seres humanos. También podemos estudiar cómo Hugh se enfrenta a una experiencia que lo llena de tristeza y, pasado un tiempo, retoma su caracter alegre y disposición amable.

Cortos de inteligencia Emocional (CIEC)
1. Tamara
Así se llama la protagonista de este cortometraje, una niña que pese a su discapacidad (es sorda) quiere convertirse en bailarina. A pesar de que no puede escuchar la música, Tamara la siente sin que ello suponga un impedimento para luchar por su sueño y alcanzarlo. Este ejemplo de superación personal ayuda a trabajar la empatía, y también a mostrar que pese a la diversidad la igual de oportunidades también existen.

2. Ciudad colorida

No todas las personas tienen la capacidad de sentir y expresar sus sentimientos de igual manera. Esta pieza nos lo demuestra contando la historia de un joven feliz que gracias a su actitud y gestos logra colorear el sentimiento gris y de tristeza que encuentra a su alrededor. Un día conocerá a una joven y nuestro protagonista sentirá sensaciones que nunca antes había tenido.
3. Octapodi
¿Cuántas veces no hemos oído la expresión ‘qué serías capaz de hacer por amor’? Octapodi responde a esta pregunta con un cortometraje de tintes humorísticos y una música muy pegadiza que hará esbozar alguna que otra sonrisa. Es la historia de dos pulpos enamorados que son separados cuando la hembra es adquirida para un restaurante de mariscos. El pulpo macho para lo imposible para recuperar a su amada.

4. Colour your world with Kindness
Promover la generosidad, la bondad o la empatía es el propósito de este cortometraje que quiere hacer del mundo un lugar mejor, porque las pequeñas acciones muchas veces marcan la diferencia.

5. Un beso antes de desayunar
En formato videocuento, esta propuesta muestra como las caricias, los abrazos y, por supuesto los besos, son necesario para el desarrollo de una buena base emocional. Lo podéis completar con una experiencia como la que nos propone la docente Elena en su blog Diario de una maestra: aula de Elena.

6. La Flor Más Grande del Mundo
Este cuento escrito y narrado por José Saramago trata sobre un niño que crece en un mundo quebrado por el individualismo, la desesperanza y la falta de ideas, donde prevalece el egoísmo, la falta de solidaridad o de amor a la vida. El niño realiza un viaje a su interior en busca de los valores esenciales que le ayudarán a darle sentido a su vida y su infancia se convertirá en el lugar para reencontrarse con lo mejor de sí mismo.

7. Cuando estoy enfadado
Beatriz Montero narra este cuento de Trace Moroney, de la editorial SM, que explica a los niños que el enfado es un sentimiento normal, siempre y cuando no se haga daño a nadie. El mejor momento para escucharlo es cuando los niños se enfadan ya que aprenderán a controlarlo y a tener una autoestima sana. Este vídeo fue emitido en el programa infantil ‘La merienda’, Tenerife, en 2013.

8. Paula y su cabello multicolor
Trata de enseñar a los niños a identificar las emociones básicas como son la alegría, la tristeza, el enfado o el miedo para que después las acepten y puedan expresarlas y canalizarlas de manera positiva y saludable. El cuento, de Carmen Parets, está escrito en un lenguaje sencillo, recomendado para niños a partir de 3 años. Además, cuenta con una amplia recopilación de recursos y actividades gratuitas complementarias que se pueden encontrar en su página de Facebook.

9. El monstruo de los Colores
Anna Llenas cuenta la historia del Monstruo de los Colores, quien se hace un lío con las emociones y le toca resolver el enredo. Es un gran apoyo para explicarle a los más pequeños las emociones, ya que después de escucharlo se pueden desarrollar un montón de actividades donde ellos mismos pueden expresar sus sentimientos.

10. Cerebro dividido (Brain divided)
Este cortometraje de animación muestra cómo funcionan los dos hemisferios del cerebro masculino cuando se enfrenta a una cita romántica con una mujer. Por un lado, está el correcto y coherente y, por otro, el sensible y sexual. Se trata de un film humorístico realizado por Josiah Haworth, Joon Shik Song y Joon Soo Song que muestra esa batalla entre la cabeza y el corazón.

11. El pez arcoiris
En el océano existe un hermoso pez que se llama Arcoiris por sus precisos escamas de colores y al que todos admiran por su gran belleza. Pero en realidad este hermoso pez está solo, su egoísmo hace que ninguno de sus compañeros quiera jugar con él. Un cuento de Marcus Pfister que enseña lo importante que es compartir.

12. Monsterbox
Es una emotiva, divertida y tierna animación sobre la amistad. Sus autores, Ludovic Gavillet, Lucas Hudson, Colin Jean-Saunier y Dérya Kocaurlu, son cuatro estudiantes de una reconocida escuela de Arte y Diseño de Lyon (Francia) que han sabido llegar al corazón de pequeños y mayores. Los protagonistas son dos amigos totalmente diferentes que valoran la amistad por encima de todo, sabiendo reconocer los errores y aprendiendo de ellos.

13. Miedo
El cuento de Graciela Beatriz Cabal cuenta cómo un niño vive diferentes situaciones de miedo: a la oscuridad, al ruido, a las personas bajitas, a las altas, etcétera, hasta que adopta un perros y se come todos sus miedos. Un historia de fortaleza para superar una difícil situación.

14. El puente
Este corto enseña a trabajar en equipo. Un ciervo, un conejo, un oso y un mapache transmiten el mensaje de que en este mundo hay espacio para todos si colaboramos y ponemos de nuestra parte. Todo ocurre a la hora de cruzar un estrecho puente; el oso y el ciervo se enfrentan mientras que el conejo y el mapache se ayudan para salvar los obstáculos… Y lo consiguen.

15. Mi lado de la bufanda
Carmen Parets es la autora de este cuento sobre la amistad de dos amigos, Héctor y Violeta. Enseña a los más pequeños el valor de la amistad verdadera a través de una bufanda que les une, a veces parece que les separa, otras les llena de amor y en ocasiones es como si les ahogara. Una metáfora sobre el valor de la amistad verdadera.

16. For the birds
Cortometraje de animación de los estudios Pixar que se estrenó en 2000. La trama se desarrolla en un cable telefónico, donde 15 pájaros pequeños comienzan a burlarse de un pájaro de mayor tamaño.

17. Chicken or The Egg
Esta propuesta, con tintes románticos y un toque de humor, cuenta la historia de un cerdito al que le apasiona comer huevos. Pero un día se enamora de una gallina y tendrá que elegir, ¿el huevo o la gallina?

18. Empathise
Apenas tiene una duración de dos minutos, pero resulta de especial interés para trabajar la empatía con los más pequeños y también concienciarles sobre el cuidado de los animales.

19. El poder de la empatía
Es un cortometraje de la Doctora en Trabajo Social Brené Brown, que ha dedicado parte de su trayectoria profesional a estudiar el coraje, la vulnerabilidad o la vergüenza como algunas de las dificultades que impiden que las personas conecten y se comuniquen entre sí.

20. Los ojos de Lena
La protagonista de esta historia es Lena, una niña de corta edad que un día visita el zoo en compañía de su madre. Pero el zoo no es el lugar que ella había pensado que sería porque los animales no reciben el trato que deberían. Lena se siente mal y decide que tiene que cambiar las cosas.

Reflexiones
Sin duda, el camino de educar a niños y adolescentes en las emociones repercute en ayudar a crear sociedades más tolerantes, más justas, que sean capaces de sortear los problemas con una dosis de compasión y entendimiento de las necesidades humanas.
Saber reconocer y modular nuestras emociones y acciones, nos puede abrir las puertas de la felicidad y de vivir una vida más plena.
Existen un sinfín de cortometrajes que pueden ser analizados bajo la lupa de la inteligencia emocional. Te invitamos a que nos compartas algún título que te haya ayudado en esta tarea.
También te sugerimos leer nuestra selección de largometrajes que sirven para este mismo propósito. ¡Que lo disfrutes!
Este contenido ha sido visto en las páginas de canva.com y de ciec.edu.co
La entrada 53 HERMOSOS NUEVOS CORTOS PARA TRABAJAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN CLASES Y EN CASA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

NO PUEDE HABER EDUCACIÓN DE CALIDAD CON MAESTROS MAL PAGADOS

Si no hay profesores y alumnos no hay escuela, aunque estén ahí los directores y computadoras. Al igual que se reconoce la necesidad de tener profesores se considera la obligación de asignarles sueldos adecuados a sus funciones y que permitan una vida digna con la cual educar al capital mas importante que tiene una sociedad: los niños y jóvenes.

El sueldo de un profesor permite sobrevivir dignamente, pero finalmente sobrevivir, difícilmente un profesor promedio puede movilizarse socialmente hacia la siguiente clase social una vez que ascendió después de haber ingresado a las filas del magisterio, lo que se puede explicar sin justificar con que a nivel internacional ningún profesor se puede considerar que desarrolle actividades productivas, por lo que no puede obtener mayores ganancias ya que solamente se dedica a actividades de reproducción de conocimiento y no produce como si estuviera en una empresa y no va a obtener dividendos o participaciones de su productividad.
Mientras la urgencia de ejecutar cambios en la educación a nivel mundial se instala sin contrapeso como el tema más relevante para la mayoría de los ciudadanos, la baja remuneración de los docentes sigue siendo el gran motor olvidado del debate. En el siguiente artículo que compartimos con fines educativos – pastorales, la Profesora de Historia especializada en Nuevas Tecnologías Daniela Leiva Seisdedos comparte una opinión en el portal educativo INED21. Esperamos que sea de reflexión para todas las autoridades y gobiernos de turno.
Salario docente, motivador de calidad e inclusión
DESARROLLO
Según el Premio Nobel en Economía, James Heckman, la educación, la perseverancia y lamotivación son factores esenciales para el crecimiento como sociedad y país. La educación que se imparte a los niños, determina en gran medida los resultados de su vida como adultos y, por ello, es tan importante que el ambiente en el que se desarrollan sea el mejor.
No hay duda del importante lugar que ocupa la educación en el desarrollo de un país y en la libertad de la humanidad.
No hay educación de calidad con maestros mal pagados
La noción de trabajo digno, justo y decente se presenta como democrática e igualitaria en todas las leyes que existen tanto en los organismos internacionales como la OIT (Organización Internacional de Trabajo) como nuestras leyes, etc. Pero… ¿realmente es así?
PUERTA DE ENTRADA
En el mundo, el interés de la sociedad civil por este tema y su actual lugar en el debate político, demuestran con nitidez el acuerdo respecto a su relevancia. Pero,  ¿es el trabajo de los docentes menos importante para la sociedad que el de presidentes, políticos, ingenieros, médicos o psicólogos? La labor de los profesores es  tanto o más importante pues impacta la vida de todos los niños y niñas de un país.

La educación es la puerta de entrada a todas las profesiones

Según la OCDE en este año 2016 en América Latina sueldo inicial de un profesor en México es de US$ 15.081 ($8.450.789), en Argentina de US$ 16.567 ($9.283.484) en la enseñanza básica, mientras que en esa área educativa el sueldo máximo de un profesor en Chile es de US$ 25062 ($14.043.742) y de uno mexicano es de US$ 32.136 ($18.007.728). Al ejercer en la enseñanza secundaria, en tanto, el sueldo de un profesor parte en US$ 13.500 ($7.564.860) y alcanza un máximo de US$ 21643 ($12.127.871). En Europa Luxemburgo es reconocido como el país con el mayor Producto Interno Bruto (PIB) per cápita del mundo, según el Banco Mundial, mientras que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) este índice económico lo deja en segundo lugar. El caso es que es el país donde los profesores reciben el sueldo más alto.

DEBE SER JUSTO
El problema del salario docente no es que se paga mal; es que muchos gobiernos pagan a nuestro trabajo como fácil. El concepto de salario en términos de la economía debe llevar implícito un rostro humano, no numérico, no debe tomarse como variable de ajuste. Si se toman estos parámetros tendremos que asociar este concepto con el refrán “pueblo bruto, pueblo dominado”.
El salario es para las personas, no para las piedras. Asistimos a un replanteamiento del ejercicio docente, de las nuevas tareas de la enseñanza y de las implicaciones que tales revisiones tienen en el campo de la formación permanente. El salario no es todo pero debe ser justo:

Parte de que el trabajo sea digno es recibir una remuneración digna

Un buen salario, condiciones laborales apropiadas y la pertenencia a una comunidad académica sólida, son aspectos esenciales para que un profesional ejerza su tarea, investigue y aporte al desarrollo y crecimiento de un país.
ORGULLOSOS
El salario justo para nosotros los trabajadores es que la base debería ser aquella que reconociese nuestro esfuerzo, nuestra valía y dedicación, que lo gratificase adecuadamente de tal manera que esto aportase desde la base valor añadido a la actividad que estamos desarrollando, que seamos trabajadoresorgullosos de lo que hacemos.
En un mundo ideal el servicio que prestamos a la sociedad tiene un carácter de ser generoso y entregado. Son décadas que nos pagan mal. Eso no se arregla de la noche a la mañana.
El compromiso público de la educación pública, los derechos de los trabajadores docentes y la promesa de oportunidades para todos se ha visto seriamente afectado en los últimos años. Actualmente, en el mundo sucede que quienes nos tienen que defender, los sindicalistas, van presos no por defender nuestros derechos, como, por ejemplo, Agustín Tosco; o, por ejemplo, Felipe Vallese, que fue el primer desaparecido en Argentina en la Revolución de 1955.

Son décadas que nos pagan mal

¿SINDICALISTAS?
Los sindicalistas de estos tiempos van presos o son condenados porque se enriquecen a costa y nombre nuestros. ¿Quiénes son sindicalistas que viven como el común de los trabajadores?; pocos ¿no?
Hay incontables ejemplos de políticos, sindicalistas que abusan de su situación para sacar tajada o riquezas que no les pertenece. Con leer y ver televisión a diario nos sobran ejemplos.
AUMENTO
El aumento y consideración salarial depende totalmente del juicio de los que deciden nuestro sueldo incluido los sindicalistas. Nuestra tarea docente tiene identidad en la sociedad no es invisible.
Los buenos salarios, justo hacen que se valore más los trabajos y eso pretendemos en toda la sociedad.
Es hora de que los gobiernos nacionales entiendan que la educación no debe ser un macro proyecto en la agenda, sino la columna vertebral del desarrollo del país. La educación siempre es una inversión no un gasto.
Debemos reivindicar la profesión docente pues los maestros y profesores son quienes tienen la responsabilidad de Transformar la realidad del mundo a través de la educación.
Este contenido ha sido publicado originalmente por INED21 en la siguiente dirección: ined21.com
La entrada NO PUEDE HABER EDUCACIÓN DE CALIDAD CON MAESTROS MAL PAGADOS se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

SER DOCENTE Y EL PORQUÉ DEBE TENER BUENA ORTOGRAFÍA

Unas 200.000 personas en España compitieron en junio para lograr una de las 20.698 plazas de profesor de secundaria (la mayor oferta pública) y, para sorpresa general, el 9,6% de los puestos quedaron vacantes. El debate sobre el grado de exigencia de estas pruebas persiste y se sabe que las faltas de ortografía y errores gramaticales, aunque nunca sea algo generalizado, lastraron la calificación de un número no despreciable de opositores. La mala ortografía lastra las oposiciones a profesor.
Por otro lado en la Argentina los jóvenes que buscan ser docentes en la Provincia de Buenos Aires presentan conocimientos muy por debajo de los deseados: la gran mayoría escribe mal, con faltas de ortografía e incluso no logra comprender las ideas principales de un texto. Son algunas de las conclusiones que se derivan de una evaluación que llevó adelante la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) bonaerense, a la que Infobae accedió en exclusiva. Los jóvenes que quieren ser docentes tienen errores de ortografía y no saben el significado de palabras sencillas.
A todo esto, surge la siguiente pregunta ¿Por qué tenemos mala ortografía? y encontramos un posible respuesta en el blog personal de Raúl Febles Conde:
Un escaso hábito lector o una deficiente formación ortográfica resaltan entre las primeras causas. Otras personas culpan a las redes sociales. Otros aluden a causas tan disímiles como la falta de atención, o la dislexia… Sin embargo, ninguna de esas razones explican que el fenómeno exista precisamente en los docentes.

Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mente.
L. Wittgenstein

Se podría afirmar que el problema radica en que los profesores no reciben suficiente formación (inicial) en gramática, ni en ortografía. O que en realidad no tienen una cultura lectora que mejore la forma en que nos enseñan el idioma materno. Lo cierto es que enseñar ortografía es fundamentalmente el dominio de ciertas reglas ortográficas, que al ser comunicadas fuera de contextos comunicativos (como afirma el Enfoque Comunicativo Textual) se aprenden superficialmente.
Para profundizar un poco más en el tema, compartimos con fines educativos y pastorales la publicación del portal informativo La Vanguardia en donde Miguel Ángel Belmonte Director del Departamento de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universitat Abat Oliba CEU nos otorga la siguiente reflexión.
El dominio razonable de la ortografía para el maestro
Dominar el arte de escribir y saber resolver dudas lingüísticas con rapidez y eficacia son aptitudes con las que un educador transmitirá su amor por el trabajo bien hecho.
Un dominio razonable de la ortografía es como una buena presencia personal o unos buenos modales en la mesa: nos proporciona credibilidad, confianza y capacidad comunicativa. Asimismo, la falta de soltura en el manejo de las haches, las comas o las tildes nos resta poder no solo para transmitir nuestros propios mensajes sino para calibrar el alcance y las implicaciones ocultas de los que recibimos.
Estos factores se multiplican positiva o negativamente en el quehacer propio de cualquier educador y, muy especialmente, en el de un maestro. Un maestro que domina el arte de escribir, que sabe el modo de resolver con rapidez y eficacia las dudas lingüísticas con que se encuentra, que se siente consolidado en un edificio que construye diariamente con sus palabras habladas y escritas… ese es un maestro que transmitirá amor por el trabajo bien hecho, respeto por el esfuerzo humilde en pos de un perfeccionamiento sensato, aprecio hacia la comunidad lingüística en que se encuadra el discurso personal.

Sin embargo, un maestro que escribe mal sin saberlo es como el que enseña a disparar con una escopeta de feria pensando que tiene en sus manos un Kalashnikov. El primer afectado es el alumno, pero el segundo es el centro escolar: pocas cosas hay tan decepcionantes y desalentadoras para unos padres que descubrir faltas de ortografía en los comunicados dirigidos a ellos por el tutor de sus hijos. Con razón afirmaba un especialista en comercio digital que los errores ortográficos en su página web pueden costarle a una empresa unas pérdidas abrumadoras.
En el caso de los maestros, las pérdidas son en primer lugar para sus alumnos y, a largo plazo, para toda la sociedad, que sufre un deterioro irreparable en términos de confianza social, capacidad comunicativa y credibilidad.
Es cierto que hay quien llega a presidente del gobierno escribiendo cuatro puntos suspensivos como también hay quien vende póstumamente cuadros millonarios mientras en vida se dedicaba a cortarse la oreja. También hay rectores que escriben “vamos haver qué pasa con el 3+2”: aliquando dormitat Homerus.
No se trata de rasgarse las vestiduras hipócritamente. No todo el contenido de cualquier mensaje queda invalidado por contener una falta ortográfica. Más aún, bien utilizada puede ser una estrategia de promoción de marca. Del mismo modo, un buen maestro es capaz de romper a sabiendas una norma lingüística precisamente con una función pedagógica. Por ejemplo, para llamar la atención sobre lo ridículo de ciertas lagunas no solo ortográficas sino también gramaticales o léxicas. Es una buena oportunidad para enseñar deleitando.
Herramientas informáticas tan frecuentes como los correctores electrónicos, traductores automáticos o funciones del tipo ‘autocompletar’ han de utilizarse como lo que son: herramientas. Del mismo modo que, tras atropellar a un peatón, no parece que debamos echarle la culpa al GPS, tampoco deberíamos escudarnos en el consabido mantra “el word no me lo corrigió”, tan estimado por los analfabetos funcionales.
De ahí la importancia del maestro como modelo no sólo en el conocimiento y aplicación de las reglas ortográficas sino como guía -en un mundo complejo y cambiante- en el uso de aquellas herramientas a las que se supone a nuestro servicio, no a la inversa. Es maestro en general el que tiene maestría, el que domina una determinada arte. Y por eso mismo es capaz de transmitirla. El que domina no se deja arrastrar por las realidades instrumentales como si estuvieran ahí fuera para subyugarle sino que, al contrario, las controla y las somete para que se pongan a su servicio. El maestro que domina razonablemente la ortografía será mucho más capaz de transmitir con naturalidad a sus alumnos dicho dominio y, de ese modo, capacitarlos para la tarea -nunca acabada pero siempre gratificante- de aumentar las capacidades expresivas y comunicativas.
Desde el pasado curso, para acceder a los estudios de Educación Infantil y Educación Primaria en las universidades públicas y privadas del sistema universitario catalán se debe superar la Prueba de Aptitud Personal. Dicha prueba valora los conocimientos, habilidades y competencias que se consideran imprescindibles para poder acceder con éxito a los grados en Educación. La Universitat Abat Oliba CEU pone a disposición de los estudiantes de segundo de bachillerato y de ciclos formativos los recursos necesarios para ayudarles a superar esta prueba mediante el Curso intensivo de preparación para el acceso a los Grados de Educación.
Este contenido ha sido publicado originalmente por La Vanguardia en la siguiente dirección: lavanguardia.com
La entrada SER DOCENTE Y EL PORQUÉ DEBE TENER BUENA ORTOGRAFÍA se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.

TIPOS DE TDAH (CARACTERÍSTICAS, CAUSAS Y SÍNTOMAS)

Hoy en día todo el mundo conoce el Trastorno por Déficit de Atención con/sin Hiperactividad. Su incidencia oscila entre un 5 y un 20% de la población infantil, aunque es cierto que muchos casos no se llegan a diagnosticar.
Debido a su aumento en los últimos años, es uno de los trastornos mentales más preocupantes en la actualidad. Sin embargo, continúa siendo una de las enfermedades más incomprendidas e incorrectamente abordadas. Todavía se cometen muchos fallos en su diagnóstico, pues la simple evaluación de los síntomas no siempre es suficiente para acertar.

A continuación compartimos con fines educativos – pastorales la publicación del portal Understood en donde nos explica los tres tipos de TDH.
Los 3 tipos de TDAH
El TDAH no se manifiesta de la misma manera en todos los chicos. De hecho, un niño podría “presentar” su TDAH de tres maneras diferentes. Algunas personas piensan que se trata de subcategorías o tipos de TDAH.
El tipo de TDAH con el que un niño sea diagnosticado depende de los síntomas que presente. Los síntomas del TDAH se clasifican en dos categorías. Una es la falta de atención y la otra es la hiperactividad-impulsividad. No obstante, los síntomas pueden cambiar a medida que los niños crecen, y por lo tanto también puede cambiar el tipo de TDAH que presenten.
Conozca más acerca de los tres tipos de TDAH.

1. TDAH, presentación predominante hiperactiva-impulsiva
Los chicos que tienen este tipo de TDAH presentan síntomas de hiperactividad y sienten la necesidad de moverse constantemente. También tienen dificultad para controlar los impulsos. Por lo general no tienen mayor problema con la falta de atención. Esta presentación se ve más a menudo en niños muy pequeños.
Suele ser más sencillo identificar las señales de este tipo de TDAH. Los chicos que lo tienen podrían tener dificultad para permanecer sentados en clase y para controlar su comportamiento.
2. TDAH, presentación predominante con falta de atención
Los chicos que tienen este tipo de TDAH tienen dificultad para poner atención. Se distraen con facilidad pero no tienen mayor problema con la impulsividad o la hiperactividad. A veces se denomina de manera no oficial como trastorno por déficit de atención (o TDA).
Los chicos con este tipo de TDAH pueden “pasar inadvertidos” porque no molestan en clase. De hecho, es posible que parezcan tímidos o que “sueñan despiertos”. Aunque puede que no tengan problemas de conducta importantes, su inatención pueden provocarles muchas otras dificultades.
3. TDAH, presentación combinada
Los chicos que tienen este tipo de TDAH muestran problemas significativos, tanto de hiperactividad/impulsividad como de falta de atención. Sin embargo, puede que al irse acercando a la adolescencia disminuyan gradualmente sus problemas de hiperactividad/impulsividad.
Este contenido ha sido publicado originalmente por Understood en la siguiente dirección: understood.org
Notas relacionadas con TDAH:

Cómo se comporta un niño con TDAH: familia, amigos y colegio, dando click aquí.
5 formas para enseñar las tablas de multiplicar a los niños con TDAH, dando click acá.
Neuropsicologas infantiles crean una app para niños conTDAH, dando click de este lado.

MATERIAL DE DESCARGA:
¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.
DESCARGA: GUÍA BREVE DE TDAH PARA PADRES Y PROFESORES
La entrada TIPOS DE TDAH (CARACTERÍSTICAS, CAUSAS Y SÍNTOMAS) se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.