Instrucción, Educación e Ideología de Género, según Joaquín María Nebreda Pérez

El Doctor Joaquín María Nebreda Pérez, ha escrito para el ABC (España) un artículo cuyo título alude a tres conceptos que como educadores hemos construido mentalmente y que ordinariamente usamos como resultado de nuestro proceso de haber particularizado sus características con exactitud. Tres conceptos que quisiéramos invitar a reflexionar desde la propuesta del Doctor Nebreda. Queda como premisa clara que la Web del Maestro CMF, como foro para incentivar y consolidar la formación permanente, deja a la reflexión crítica de los educadores el tomar, descartar o enriquecer el contenido que compartimos.

Un profesor de Filosofía decía frecuentemente: en clases:  “definamos los conceptos y luego dialoguemos”. Y no le faltaba razón, (según nuestro entender) pues ésta es una tarea necesaria y fundamental para los que estamos en el mundo de la educación. ¡Cuánta tinta y tiempo se pierde por no tener las ideas claras sobre los conceptos de los cuales se debate! Basta echar un vistazo a las redes, y comprobaremos que cualquiera opina de todo, no solo con desconocimiento de lo publicado, sino también para decir “absurdos” y despropósitos. El diálogo que practica y enseña el educador (consideramos) debe comenzar por el saber escuchar, antes de opinar. Y el ejemplo es la mejor pizarra o pantalla.
Lectura sugerida: IGNACIO SÁNCHEZ CÁMARA LOS MALOS EJEMPLOS EDUCATIVOS
También es bueno recordar que la capacidad crítica y positiva para leer e interpretar un artículo se aprende, tanto en la escuela como en el hogar. Cuando no se tiene esta habilidad, se corre el riesgo de convertir un diálogo en una “batalla” por imponer el propio pensamiento. . Y desde estas perspectivas compartimos este artículo. Les sugerimos un artículo anterior con la opinión del Profesor Daniel Cassany: 10 CLAVES PARA APRENDER A INTERPRETAR LOS TEXTOS.

El Doctor Nebreda afirma, en su publicación, que en la enseñanza es importante distinguir dos conceptos: instrucción y educación: “la instrucción hace referencia a los conocimientos, científicamente contrastados, que el menor ha de adquirir durante la enseñanza primaria y secundaria y cuya definición y control, corresponde al Estado, sea en centros públicos o privados”; y “la educación hace referencia a la transmisión de valores morales, cuya elección corresponde a los padres”. Es bueno estar de acuerdo que en la mayoría de países, es el Estado quien ofrece (ordinariamente) la instrucción pública y que debe mantener “a neutralidad en criterios morales, porque quienes se integran a las escuelas públicas “lo hacen para acceder a la instrucción, ya que el Estado no tiene competencia educativa. El Estado-Administración o es neutral en el ámbito moral o es tiránico.”
Artículo relacionado: PADRES RECUERDEN QUE LA BUENA EDUCACIÓN Y LA FORMACIÓN EN VALORES VIENEN DE CASA.
El Estado puede, pero no debe adoctrinar en las escuelas públicas, -opina Nebreda- quehacer que sí pueden hacerlo los padres de familia, porque ellos -por ley natural y reconocida en no pocas Cartas Magnas- “tienen el derecho-deber y la libertad de educar según sus convicciones”. Sin embargo, si los padres de familia escogen un centro educativo particular o privado, para la instrucción y educación de sus hijos, están delegando su obligación, y  puede ser controlado tanto en la selección del centro como en los contenidos curriculares académicos que en ellos se ofrecen,. “lo que no es posible en los centros públicos”. “Los límites son evidentes: el de la instrucción, es la verdad científica y el de la educación, es la frontera de los valores de nuestra civilización (Constitución). Estamos hablando de la primera y la segunda enseñanza.”

A estos dos conceptos, en algunos países se va introduciendo (o ya se introdujo) un nuevo concepto: la ideología de género (ID). El Doctor Nebreda lo define (textualmente) como “un conjunto dogmático, de pretensión constructivista (alteración imperativa de la antropología universalmente reconocida), que no se ha dejado someter a verificación científica y que se difunde en forma imperativa”.  Y que PROEDUCA define como “una concepción sociopolítica y sistémica del desarrollo que se refiere a los diferentes papeles que la sociedad asigna a los individuos”. GÉNERO Y EDUCACIÓN.
Artículo relacionado: MARGRÉT PALÁ EXISTEN DIFERENCIAS EN LA FORMA EN QUE APRENDEN LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS EN LA ACTUALIDAD

Como lo indicamos al inicio, dejamos para su lectura y reflexión personal, y comunitaria la explicación del Doctor Joaquín María Nebreda, sobre estos tres términos, que ha sido publicada el 21/02/2020 en ABC (España) y compartida por el portal de información jurídica IUSTEL, y que podrá Usted leer en este enlace: INSTRUCCIÓN, EDUCACIÓN E IDEOLOGÍA DE GÉNERO; POR JOAQUÍN MARÍA NEBREDA PÉREZ, DOCTOR EN DERECHO
¿Tiene importancia hoy, el estar de acuerdo en la definición de los términos instrucción, educación e ideología de género, entre otros? ¿Coincide Usted con las definiciones del Doctor Nebreda? ¿Qué tan importante es estar de acuerdo en los conceptos y definiciones al elaborar un documento escolar?
Hay pocas cosas más trágicas que aquellos educadores que han perdido su curiosidad y sentido de la aventura, y que ya no se preocupan por aprender y enseñar a aprender (cf Gordon B. Hinckley).
REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF

INTERÉSJulio Cortázar: A esas personas que aspiran ser profesoresWeb del Maestro CMF26 febrero, 2020

La entrada Instrucción, Educación e Ideología de Género, según Joaquín María Nebreda Pérez se publicó primero en Web del Maestro CMF.

[ERNESTO GONZÁLEZ] MI HIJO, ¿A UNA ESCUELA PÚBLICA O PRIVADA? (II PARTE y FINAL)

La semana anterior, abordamos la problemática – apoyándonos en algunos elementos a nivel básico y preuniversitario o bachillerato -, entre la enseñanza pública y privada, que podían incidir en la calidad del graduado, no siendo categórico, ya que muchos jóvenes son excelentes en logros, por ejemplo concursos nacionales e internacionales, independientemente de la naturaleza de la institución.

Y que la decisión de dónde estudiar la definen los padres o tutores, teniendo como limitante el factor económico. ¿Difiere en este comportamiento las instituciones universitarias?

Enseñanza universitaria (de 4 a 7 años de estudio)

Factores
Públicas
Privadas

Ingreso
Se realizan pruebas de ingreso lo cual excluye a los estudiantes al menos en las carreras que solicitan
Suelen realizarse preferentemente en el campo de los idiomas

Burocracia
Alta
Menos, pero no escapa

Matrícula
Elevada (proceden de todo el país)
Limitada por la infraestructura

Número de estudiantes por salón de clase con mayor énfasis en 1er año
Sobresaturados (50-60)
 
Adecuados (entre 15-30)
 

La cantidad suele reducirse de forma gradual en la medida que ascienden a años superiores

Estructura de las instalaciones
Adecuada, cuentan con recursos – locales especializados – en función de las carreras que se imparten
Suelen invertir de forma “cautelosa”, unas se arriesgan más que otras en función de la oferta académica y la competencia

Tecnología
Herramientas tecnológicas limitadas al menos en cuanto a laboratorios de computación y número de computadoras; no todos los estudiantes cuentan con celulares y computadoras portátiles
Herramientas tecnológicas (cada estudiante cuenta al menos con alguna tableta, celular, computadora personal)

Profesorado
Calificado
Calificado

Remuneración
Definido por el estado, con la presencia de escalafones según el grado académico y años de trabajo
Difiere en cuanto al grado académico, no se establece escalafón, ni existe variación en cuanto a los años de trabajo

Planta docente
Alta en número dada matrícula, personal contratado a tiempo completo o medio tiempo
Reducida, siendo proporcional en función de la matrícula (personal contratado preferentemente bajo la modalidad de  servicios profesionales) Los docentes pueden impartir varia asignaturas correspondientes a una misma disciplina

Capacitación
La existencia de un escalafón promueve que el docente vea como una necesidad su superación, y lo que implica
Suelen brindar capacitaciones internas (posgrados, maestrías) dándoles facilidades de pago al docente. La participación se ve limitada, por el personal, al laborar en otras instituciones educativas o centro de trabajos según la naturaleza de la carrera

Divulgación de la oferta académica (marketing)

Mucho mayor

Estos factores – y otros, que hemos excluido por problemas de espacio – donde una vez más el poder adquisitivo de la familia determinarán a dónde va el estudiante, si es que aspira a cursar una carrera universitaria, ¿y, en cuanto a la calidad del graduado? Lo determinará el propio estudiante con su esfuerzo extraordinario, con sus notas y menciones honoríficas: CUM LAUDE – SUMMAN CUM LAUDE; ¿y, en el caso del centro? dependerá como “oscile”, tomando las mejores experiencias de los diferentes rubros antes mencionados, para bien de la propia institución.

Sostener la calidad institucional es compleja, pero no puede perderse de vista a pesar de los problemas sociales, económicos y otros que puedan existir, y que pudieran permear como tal los aportes de los y las jóvenes graduados a la sociedad.
¿Está de acuerdo usted, con lo aquí expresado?
Si desea puede leer la primera parte: MI HIJO, ¿A UNA ESCUELA PÚBLICA O PRIVADA? (I PARTE)

Autor: Ernesto Gonzalez , ciudadano nicaragüense, nacido en Cuba.
Experiencia laboral: Lic. en Ciencias Pedagógicas con mención en química. 40 años de experiencia como docente en los niveles de educación media y superior; cursos de posgrado propios de la especialidad y en pedagogía; autor de libros de texto para la enseñanza media tanto en ciencias naturales, como sociales. Articulista para los periódicos La Prensa, El Nuevo Diario (nicaragüenses 2000-2008), actualmente para el periódico El Siglo 21 guatemalteco.
Correo electrónico: eglezvaldes@gmail.com
Cuenta de twitter: @gonzlez_ernesto

.
La entrada [ERNESTO GONZÁLEZ] MI HIJO, ¿A UNA ESCUELA PÚBLICA O PRIVADA? (II PARTE y FINAL) se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.