INGER ENKVIST: NO HAY EJEMPLOS DE QUE LOS SISTEMAS QUE DAN MUCHA ‘AUTONOMÍA’ A LOS ALUMNOS SEAN EXITOSOS NI INTELECTUAL NI SOCIALMENTE

Licenciada en filología francesa, empezó a trabajar en la enseñanza primaria, secundaria y media de Suecia como profesora de francés y luego también de inglés. Posteriormente hizo su tesis sobre literatura española, doctorándose en Letras por la Universidad de Gotemburgo. Tradujo varios autores y publicó estudios sobre Miguel de Unamuno, José Ortega y Gasset, María Zambrano, Fernando Savater, Eugenio Trías, Mario Vargas Llosa y Juan Goytisolo. Ha traducido la obra de Mario Vargas Llosa y de Juan Goytisolo y ha organizado el Simposio internacional sobre la obra de Tzvetan Todorov (Lund 2004) y el Simposio Internacional Aprender a Pensar (Universidad de Lund, 2005).

Aparte de artículos, ha publicado ensayos sobre los males de la educación y la enseñanza en la Europa contemporánea. Expresa su desacuerdo con la nueva pedagogía que pone más peso en la iniciativa y autonomía del alumno al considerar que infantiliza y degrada su formación al desestructurar y fragmentar su conocimiento sobre el mundo e impedirle desarrollar hábitos sistemáticos de trabajo. Es lo que llama «espontaneísmo pedagógico» o «angelismo escolar», que incluye ideas como que «todos los niños son buenos, todos los alumnos quieren aprender, si se les deja en paz aprenden solos, los adultos más bien molestan». Para Enkvist, la mayoría de los sistemas educativos actuales carecen de objetivos claros que no se encuentren dispersos y no ofrece modelos ni pone retos a superar, impidiendo la creación de un horizonte al alumno como individuo y a la sociedad de que es miembro:

Lo curioso de los famosos pedagogos del siglo XX es que la mayoría son románticos y no son amigos de la escuela, de la lectura o de los profesores. Tampoco tienen mucho que decir sobre por qué se debe aprender algo. En lugar de esto, hablan de qué método se debe usar para aprender.

A continuación compartimos con fines educativos la publicación del portal informativo Infobae en donde Maximiliano Fernandez entrevista a la experta sueca en pedagogía Inger Enkvist. Esperamos que la siguiente publicación sirva para reflexionar sobre el tema Autonomía. Si desea leer la entrevista completa, podrá hacerlo en el siguiente enlace: Se necesitan maestros con más autoridad que no acepten perder el tiempo en tonterías en el aula.
“Se necesitan maestros con más autoridad que no acepten perder el tiempo en tonterías en el aula”
Son épocas en las que se habla y pondera la innovación en el aula. Se habla de la tecnología aplicada para mejorar los aprendizajes, de trayectos personalizados, de que los alumnos no deben aprender lo mismo. Se repite que ya no tiene sentido memorizar, que para qué aprender de memoria las capitales o las tablas de multiplicar si para eso está Google. Se habla también de que el alumno necesita autonomía.
En ese contexto, Inger Enkvist, una de las más prestigiosas pedagogas, escritoras, investigadoras, catedráticas suecas sostiene volver a las bases de una pedagogía más tradicional, una corriente que empieza a tomar fuerza nuevamente entre los académicos.

En diálogo con Infobae, fue contundente: “No hay ejemplos de que los sistemas que dan mucha ‘autonomía’ a los alumnos sean exitosos ni intelectual ni socialmente – y menos a largo plazo. Los alumnos no logran motivarse a sí mismos más que por un tiempo muy breve y los primeros en cansarse son los que menos apoyo reciben en sus casas”.
¿No comparte la idea de innovación en el aula, muy boga en estos momentos?
La palabra innovación es tramposa. Lo que queremos es un buen aprendizaje. Si el aprendizaje es novedoso es lo de menos. Con el cuento de la innovación la plata de la educación ha ido a parar a los bolsillos de los “innovadores” y no a la mejora del aprendizaje. ¿De qué innovación estamos hablando si se invirtió tanta plata en la innovación y los resultados están empeorando?
¿Está de acuerdo con que se debe poner al estudiante en el centro de la enseñanza o es una idea peligrosa?
Es otro término tramposo, porque por un lado dice algo que es obvio y es que todo en educación es para que el estudiante aprenda. En ese sentido, el alumno está y ha estado siempre en el centro de la educación. La idea de “poner al alumno en el centro de la enseñanza” parece anodina, pero así empieza una fragmentación de la organización de la escuela y de los presupuestos, y empieza a bajar el resultado. Ese es uno de los muchos lemas que circulan en educación no comprobados científicamente.

“EL ÉXITO DEL SISTEMA EDUCATIVO EN FINLANDIA ES EL RESPETO AL PROFESOR“

¿Qué consecuencias tuvo esa idea?
Introdujo una serie de nociones no tan positivas como la de decir que cada alumno debe tener su propio currícula, que tiene derecho a adaptaciones y que debe tener derecho a elegir sus tareas y su ritmo de trabajo. En otras palabras, el término se utiliza para quitarle importancia a que el alumno estudie lo que está en el currículo del año. Tendrá un plan de estudio “personalizado”. La idea está también asociada a que el profesor debe motivar al alumno. No se dice que es la tarea del alumno estudiar el contenido del año. Uno puede pensar en los países del sureste asiático que lograron resultados magníficos en un tiempo récord. Y no fue tratando a cada alumno de manera diferente.
Algunos académicos piensan que el modelo finlandés es poco menos que una farsa, que cuando cambiaron empezaron a caer en las pruebas internacionales. ¿Está de acuerdo?
No es correcto. El modelo existe y es bueno, pero el gobierno finlandés tomó hace unos años decisiones en educación que son desacertadas. Se nota el factor de la “sociedad de bienestar” que hace que los jóvenes estudien algo menos, pero de ninguna manera es una farsa.
¿Hasta qué punto es bueno darle autonomía a un estudiante y hasta qué punto es contraproducente?
La autonomía es un concepto muy vago y no es raro que se traduzca como abandono porque se le deja “libre”, sin una idea clara de lo que debe hacer. Los más flojos y los menos interesados en aprender desperdician el tiempo. La autonomía más importante es la que tiene el alumno para aprender en su casa. Tiene total libertad para organizar sus estudios en casa y algunos lo hacen bien y otros no tanto.
¿Cómo se trabaja con alumnos hiperestimulados por la tecnología?
Hay que crear en la escuela zonas sin tecnología donde reinen el silencio, la concentración y el enfoque en el aprendizaje intelectual. Crear entusiasmo por el aprendizaje colectivo del grupo y a veces el aprendizaje individual con buenos profesores que abran el mundo del conocimiento. Es enormemente estimulante entender cosas nuevas.
Hoy se dice que con Google no vale la pena aprender de memoria, pero usted no coincide. ¿Dónde ve el valor de memorizar?
Porque no hay otro aprendizaje que el del cerebro, es decir de la memoria. La memoria es lo que posibilita nuestro desarrollo intelectual. Sin la memoria seríamos más como los animales. La memoria es nuestra faceta de seres racionales. El concepto mismo de escuela se basa en la idea de lo racional que, a su vez, necesita basarse en los conocimientos adquiridos, guardados en la memoria.

Los exámenes también empezaron a estar mal vistos. ¿Cómo se debería evaluar a los estudiantes?
La evaluación es una parte de cómo se enseña, cómo se practica, cómo se organizan las clases. Sí, es útil tener exámenes. Da a todos la misma posibilidad de prepararse. Si hay evaluación continua, supuestamente hay menos estrés, pero también se podría hablar de un estrés continuo. La evaluación continua da más importancia al criterio del profesor, mientras que un examen normalmente es más objetivo. Algo que no se dice lo suficiente es que el valor de un examen depende también de cómo se integra en el resto del trabajo y de la inteligencia con la que se preparan las preguntas.
Este contenido ha sido publicado originalmente por Infobae en la siguiente dirección: infobae.com

EN ESTONIA LA MAYOR FORTALEZA DE SU EDUCACIÓN ES LA IGUALDAD ENTRE LOS ESTUDIANTES

Estonia, un país de Europa del Norte, limita con el mar Báltico y el golfo de Finlandia. Su capital es Tallin. Fue parte de la Unión Soviética y la introducción de Perestroika en 1987 hizo posible un proceso de restauración de la independencia. En 1994 las autoridades soviéticas reconocieron su independencia. Su población estimada es de 1.316 millones. Y deseamos compartir con Ustedes, las declaraciones de la Ministra de Educación sobre su lectura del porqué han llegado a un nivel de buenos resultados.

El sistema educativo estonio tiene establecido cuatro niveles: preescolar, básico, secundario y superior; y sus instituciones son estatales, municipales, públicas y privadas; que ofrecen acceso igualitario a varios servicios de apoyo, según las necesidades, como comidas gratuitas en la escuela, suministro de materiales didácticos, servicios de asesoramiento, además de subsidios en transporte y, a partir de la enseñanza secundaria, alojamiento. Antes de 30 años de independencia, “se ha convertido en uno de los países que la OCDE suele utilizar como ejemplo positivo a propósito de los exámenes PISA, tanto por su excelencia como por su equidad. Incluso superó a Finlandia en las pruebas de 2012, que cayó desde el puesto dos al número doce, mientras que Estonia se quedó en el once, mejorando sus marcas previas” (Héctor Barnés). “Eso significa que la pequeña república bañada por el mar Báltico tiene la mejor educación de Europa o, incluso, la mejor de Occidente”. Además, alrededor del 89% de los adultos estonios de 25 a 64 años de edad han obtenido el equivalente a un título de escuela secundaria, una de las tasas más altas en el mundo industrializado. (cf WIKIPEDIA).
Compartimos, por razones únicamente educativas, partes de la publicación de BBC News Brasil, Milán de Edison Veiga, en la cual la Ministra de Educación e Investigación de Estonia, Mailis Reps, afirma que “Los estonios realmente creen que la educación abre una amplia gama de posibilidades”, cuya población siempre ha tenido y tiene un gran aprecio por las letras y la cultura. “Un ejemplo de ello son los registros históricos de hace 150 años que muestran que ya en esa época el índice de alfabetización de la población alcanzaba el 94%.
LOS TRES PILARES DE LOS LOGROS EDUCATIVOS DE ESTONIA
El éxito obtenido –según la Ministra Reps- está en el acuerdo con la sociedad, la cual valora y es consciente de la necesidad de la educación para el desarrollo de su país, y que “los buenos resultados se ven no solo en el lugar obtenido en el ranking Pisa, sino también analizando los índices de alumnos en el nivel más bajo de aprendizaje”; priorizando el objetivo propio de “la educación y no la puntuación en pruebas”. Y estos son los tres puntales del éxito, hasta ahora obtenido:
1. LA EDUCACIÓN ES VALORADA POR LA SOCIEDAD.
La educación es un área en el que se invierte un porcentaje muy importante de su presupuesto. Porque están convencidos “que cada persona debe tener la oportunidad de desarrollar y usar su mayor potencial“. Y la valorización de la tarea docente es primordial, desde su formación inicial de cinco años hasta la capacitación permanente. “Todos los profesores deben tener maestrías en sus áreas de actuación”. Además “los candidatos a directores de escuelas son entrevistados por un consejo formado por padres, profesores y representantes del gobierno municipal. A la hora de contratar a un profesor, la responsabilidad le corresponde al director de la escuela”. “Hoy el salario base de los docentes es de 1.150 euros (US$1330). “El año que viene el piso de la categoría será de 1.250 euros, y el promedio será de 1.500 euros”.
Después de su independencia el Estado decidió invertir el 6% de su Producto Interno Bruto (PIB) en la enseñanza. En la práctica, significa que invierte unos US$7.400 por alumno al año en la enseñanza básica”. (“La media de la Unión Europea (UE) —bloque que incluye a Estonia desde 2004—, es de unos US$10.800 por alumno al año”).
2. EL ACCESO ES UNIVERSAL Y GRATUITO
Para ofrecer una educación gratuita a todos los niños y jóvenes el gobierno decidió priorizar las inversiones en educación. “Si bien es una cifra alta comparada, por ejemplo, con lo que invierten los países latinoamericanos, contrastada con los otros países europeos no impresiona. La media de la Unión Europea (UE) —bloque que incluye a Estonia desde 2004—, es de unos US$10.800 por alumno al año. “La educación básica es obligatoria de los 7 a los 17 años sin cambio de centro y la separación de itinerarios comienza a los 15” (AULAPLANETA). A todos los niños se les enseña lo básico en programación y desarrollo, desde los 7 hasta los 16 años.
El punto más fuerte del sistema educativo estonio es, ante todo, la igualdad entre los estudiantes, pocos de ellos tienen el más alto nivel comparado con otros países europeos de gran rendimiento. Es uno de los países donde menos influye el entorno socioeconómico de los estudiantes en su rendimiento. MEJOR QUE FINLANDIA: EL INCREÍBLE MILAGRO EDUCATIVO DE ESTONIA.
Como una de las características relevantes, creemos que es importante saber que “el sistema educativo del pequeño país báltico cuenta con dos aplicaciones web para escuelas: e-School y Studium. Entre estas dos plataformas los padres tienen acceso a las notas de sus hijos, las tareas que les mandaron y cuántas faltas tienen en el año.
Los chicos, por su parte, cuentan con actividades extras para practicar, bibliografía y los datos de cómo viene su cursada. Por último, los docentes aprovechan la plataforma para tener un ida y vuelta con los padres, cargar las notas y mandar la tarea a los chicos”. Todos los actores educativos participan y aprovechan en igualdad de condiciones. EL SISTEMA EDUCATIVO, LA CLAVE DE ESTONIA PARA TRANSFORMARSE EN UNA NACIÓN DIGITAL.

3. HAY AMPLIA AUTONOMÍA (DE PROFESORES Y ESCUELAS).
El gobierno decidió dar libertad a las escuelas, exigiendo de ellas, la responsabilidad en cuanto a las directrices de la enseñanza que están en el currículo nacional.” Pero cómo aplicarlas queda, en gran parte, a criterio de cada escuela”. “El currículo determina los resultados generales. La manera de alcanzarlos es elegida por los profesores“. Por ello “las escuelas y los profesores disfrutan de un alto grado de autonomía en la toma de decisiones en todos los aspectos del aprendizaje y la enseñanza”. Y “en general, las materias se enseñan de forma integrada, es decir, sin la división clásica entre las disciplinas. Las competencias más valoradas son “aprender a aprender”, ética, emprendimiento y educación digital” (Ibidem EL CONFIDENCIAL).
Sus mejores profesores se dedican a los alumnos más débiles para asegurarse de que todo el mundo tiene un nivel básico, porque están convencidos     que “ningún sistema de educación puede ser mejor que la calidad de sus profesores” (Andreas Schleicher).
“Más allá del desarrollo del currículo nacional, “la formación de los profesores se ha reorientado centrándose en prácticas más innovadoras y con un enfoque más centrado en el estudiante”, poniendo “especial hincapié en mejorar el VET (“vocational education and training”), es decir, la educación que tiene como objetivo formar profesionales, y que abarca carreras como contabilidad, medicina, enfermería, arquitectura o abogacía. Pero, sobre todo, las diferentes ingenierías”.
En cuanto al currículo y la planificación, “durante el período escolar los alumnos deben aprender idiomas y literatura estonios, primera y segunda lengua extranjera, matemáticas, biología, geografía, física, química, humanidades, historia, civismo, música, arte, artesanía, tecnología y educación física. Pero también son comunes las clases de historia de las religiones, diseño y economía.
En el contraturno (1) —período del día en que los alumnos no tienen clases— todas las escuelas ofrecen clases de deporte, música, artes y talleres de tecnologías”.

La jornada educativa se prolonga en contra turno y se desarrolla a través de la modalidad de Talleres y Deportes opcionales. Esta modalidad se sustenta en la participación activa, el constante intercambio, la construcción conjunta del conocimiento en un marco de respeto, de interacción y de cooperación. ÁREAS EDUCATIVAS.

¿QUÉ PODEMOS APRENDER DE LA EXPERIENCIA DE ESTONIA?
La Ministra Reps nos responde: “Cada país es diferente y no existe una receta o un modelo secreto que pueda ser usado solo copiando todo”. “El modelo de Estonia fue formulado considerando a un país pequeño”, con “una determina cantidad la población, problemas históricos aún no resueltos o incluso diferencias culturales”. Sin embargo, reconoce que ha sido y es muy importante su experiencia de formar alianzas entre naciones. “Finlandia es nuestro principal socio cuando tratamos de mejorar nuestras prácticas educativas, siempre hay algo que aprender de los vecinos”, remarcó.
“El futuro seguramente seguirá trayendo nuevos desafíos, principalmente con el desarrollo de nuevas tecnologías. Creemos que necesitamos aprender unos con otros y enfrentar los desafíos juntos“, concluyó.
Este sistema innovador y efectivo, según la opinión de AULAPLANETA, se debe a siete características (que resume en un interesante cuadro):

el sistema,
reformas y eficiencia,
gestión autónoma,
acceso gratuito y equidad,
profesorado formado y con libertad para innovar,
un estado comprometido con la tecnología y
una escuela comprometida con la tecnología.

Les sugerimos leer la información más amplia y ver el cuadro que está en su publicación en el siguiente enlace: LAS CLAVES DE LA EDUCACIÓN EN ESTONIA
Aunque hay una cantidad bastante importante de artículos sobre el porqué de este “milagro estonio”, y siendo su realidad histórica, social, política, cultural y educativa, en otros factores, muy diferentes de nuestras realidades; consideramos que la frase del filósofo francés Voltaire, nos viene como una razón de compartir esta experiencia educativa: “Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás”. El recorrido educativo de Estonia nos puede motivar a conocer y aprender aquellas experiencias que nos ayuden a mejorar nuestra propia realidad educativa.
Santiago Do Rego en TN (TODO NOTICIAS) de Argentina, sostiene que “la revolución educativa en Estonia tiene como objetivo implementar la tecnología de manera más eficiente y efectiva en el aprendizaje y la enseñanza, para mejorar las habilidades digitales de toda la nación. [… y] Katrin Vaga, Gerente de Comunicación y Marketing de Mektory, [Universidad Tecnológica de Tallin], afirma: “Teníamos que mirar hacia el futuro y necesitábamos trabajar en nuestra educación para alcanzar las metas y para estar unidos como nación”, pues “todos los grandes proyectos que colocaron a Estonia en el mapa fueron iniciativas de nuestros estudiantes e investigadores“. EL SISTEMA EDUCATIVO, LA CLAVE DE ESTONIA PARA TRANSFORMARSE EN UNA NACIÓN DIGITAL.
La Ministra Reps coincide con algunos especialistas, que en educación la última palabra todavía no está dicha, y que aprender de la experiencia no se debe olvidar, al afirmar que “la formulación de políticas públicas en el campo de la educación estamos siempre abiertos a cambios y la innovación, pero al mismo tiempo valoramos y preservamos enfoques tradicionales que han funcionado bien”.
Este artículo podrá ser enriquecido con una próxima publicación con las declaraciones de Priit Reiska, vicerrector, investigador y docente de la Universidad de Tallin. Permítanos sugerirles conocer todas las declaraciones de la Ministra de Educación e Investigación de Estonia, Mailis Reps, y tener mayor información en nuestra Fuente:  LAS LECCIONES DE ESTONIA, EL PAÍS QUE REVOLUCIONÓ LA ESCUELA PÚBLICA Y SE CONVIRTIÓ EN EL LÍDER DE OCCIDENTE EN EL RANKING DE EDUCACIÓN.
REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF
La entrada EN ESTONIA LA MAYOR FORTALEZA DE SU EDUCACIÓN ES LA IGUALDAD ENTRE LOS ESTUDIANTES se publicó primero en WEB DEL MAESTRO CMF.